Árbitro se niega a estrechar la mano de un futbolista en la Liga Surcoreana [VIDEO]

Corea del Sur fue uno de los primeros países en reanudar el fútbol local, pero pese a ello el referí toma precauciones dentro del campo.

El brasileño Jefferson Baiano protagonizó el hecho en el partido de Segunda División entre Chungnam Asan y Bucheon 1995. Foto: Captura K League 2
El brasileño Jefferson Baiano protagonizó el hecho en el partido de Segunda División entre Chungnam Asan y Bucheon 1995. Foto: Captura K League 2
Deportes LR

Algunos países del mundo han logrado frenar el avance del coronavirus y poco a poco van volviendo a la normalidad. Uno de esos casos es el de Corea del Sur, cuyos primeros casos se dieron en quincena de febrero, pero a la fecha solamente registraron 10.874 personas contagiadas; por dicha razón, actividades como el fútbol han regresado.

En la nación asiática han tomado todas las medidas y protocolos necesarios para que el balompié vuelva a la acción. Sin embargo, los protagonistas toman precauciones antes, durante y después de los partidos. Un ejemplo de ello se vivió este sábado 9 de mayo en la Liga de Segunda División.

PUEDES VER WWE Money in the Bank 2020: cartelera, horario y dónde ver hoy el evento

Chungnam Asan y Bucheon 1995 se enfrentaron en la primera jornada de la K League 2 de Surcorea, y a los seis minutos del primer tiempo sucedió un hecho insólito, que quizás pueda repetirse en distintas canchas de fútbol del planeta. ¿Qué pasó? El árbitro no quiso darle la mano a uno de los jugadores.

Lazy loaded component

Jefferson Baiano, del Asan cayó sobre el césped luego de que un deportista del cuadro rival le cometiera una falta. El juez se acercó y cobró el foul de inmediato, y el brasileño le estiró el brazo para que lo ayudara a ponerse de pie, pero el colegiado le hizo una señal de negación ante la sorpresa y risa del sudamericano.

PUEDES VER Fondo Blaquiazul propone el nombre de ‘Perico’ León en camarín principal de Alianza Lima

Al final, el Bucheon ganó por la mínima diferencia (1-0) y sumó sus primeros tres puntos en el campeonato local. El hecho entre el futbolista y el árbitro quedó en una simple anécdota dado que nadie reclamó nada y reconocieron que son acciones que deberán hacerse más seguidas por los tiempos de pandemia que se vive.