El 50x50 de Víctor Rivera: DT revela cuál es su cábala infalible y la influencia de Tabárez

José Miguel Vértiz

josemvertiz

09 May 2020 | 15:28 h
Víctor Rivera ha dirigido a cinco clubes de la Primera División del Fútbol Peruano. (Foto: GLR).
Víctor Rivera ha dirigido a cinco clubes de la Primera División del Fútbol Peruano. (Foto: GLR).

El actual técnico de Deportivo Municipal, Víctor ‘Chino’ Rivera, cuenta al detalle a La República su dilatada carrera, sus sueños y también las cuentas pendientes.

Víctor Rivera lleva más de 30 años dirigiendo, toda una vida ligada a un balón que no deja de rodar. Empezó entrenando en la liga distrital de San Borja hasta llegar a dirigir en primera división a Deportivo Municipal, club del cual es hincha y socio vitalicio. Todas las carreras pueden parecer una montaña rusa, tienen momentos en la cúspide y otros bajos pero lo importante es no detenerse.

Fue asistente técnico en selecciones juveniles del Perú con Titín Drago: en 1991 trabajó para la sub-17, en 1992 estuvo en la sub-20 y en 1997 repitió su cargo en la sub-17. También fue asistente técnico del español Bernabé Herraez cuando Alianza Lima logró el título nacional en 2001 –año de su centenario-.

PUEDES VER Julio César Uribe, ídolo de Sporting Cristal y la selección peruana, está de cumpleaños

En 2004 dirigió a Deportivo Municipal en Segunda División cuando perdió la final con Sport Ancash y luego fue jefe de unidad técnica de la Universidad San Martín hasta lograr su primer bicampeonato nacional con el club (2007-2008).

Su campaña a nivel de clubes se completa en Sporting Cristal, César Vallejo, Juan Aurich y Deportivo Municipal, con clasificaciones a Copa Libertadores y Sudamericana. Además de un paso por la selección peruana sub-20 en el Sudamericano 2015 y Juegos Panamericanos de Toronto. Muchos buenos momentos y otros no tanto, pero siempre con la ilusión de que el balón no deje de rodar.

Las 50x50 del Víctor Rivera

1.- ¿Cómo se hizo hincha de Deportivo Municipal?

Desde muy niño soy hincha, socio vitalicio y todo de Deportivo Municipal. Yo nací en La Victoria y todos en mi barrio eran de diferentes equipos, la máxima influencia era Alianza que estaba a unas cuadras de mi casa. A los 7 años cuando los vi saliendo a la cancha, la camiseta del equipo se asemejaba mucho a la de Perú y eso me enamoró. Vi a unos señores con una campana alentando, fue un gran día como jugaron y sentí una conexión. Mi papá es de Municipal, mis tíos. Municipal es una tradición que se transmite de los abuelos, a los padres y de los padres a los hijos.

2.- ¿Era de ir seguido al estadio a ver a Municipal?

A Municipal lo hemos acompañado a todos sitios desde que tengo uso de razón y recuerdo en 1977 cuando salvó la baja en Chincha, pero antes había jugado en Matute y mi papá que trabajaba en un negocio que teníamos, llevó a los obreros disfrazados con el atuendo de Municipal, compramos 20 camisetas, una campana y nos pusimos a alentar detrás del arco. Es un sueño de niño ser el técnico del equipo del cual soy hincha.

3.- ¿En qué se diferencia el hincha de Municipal del resto?

Es un hincha más equilibrado, hay mucha gente grande en las tribunas, con hinchas de 60-70 años que van al estadio, que se reúnen y dan la vida por Municipal. Si el equipo va ganando, empatando o perdiendo, no dejan de alentar, es una hinchada noble.

La hinchada de Municipal en un partido contra Alianza Lima en Matute. (Foto: Deportivo Municipal).

4.- Una muestra de fanatismo que te haya impactado...

Tengo muchas escenas en mi cabeza, pero la última que jugamos en el Nacional contra la ‘U’ que era un partido límite porque ‘Muni’ se jugaba la vida, recuerdo que cuando hicimos uno de los goles vi a un señor que estaba con una imagen de San Judas Tadeo en la tribuna y eso me conmovió mucho. También cuando fui asistente de Titín Drago en Municipal, viajamos a Huancayo y en la lluvia un señor de avanzada edad estaba con la bandera de ‘Muni’, empapado del frío y de la lluvia gritando hasta el último minuto.

5.- Usted fue presentado a fines de 2017 como técnico de Municipal, cumpliendo el sueño de dirigir al club de sus amores en Primera. ¿Qué se le pasó por la mente?

Mucha emoción, desde que empecé en el fútbol yo soñaba con dirigir a Municipal en Primera y creo que más allá de ser hincha, soy un técnico que tiene un recorrido con seis clasificaciones internacionales a Libertadores y Sudamericana, bicampeón nacional. Todo eso me dio una emoción de llegar a mi club con experiencia e ilusionado de aportarle. Es lo más bonito de mi carrera y hasta el momento lo estoy disfrutando al máximo.

6.- ¿Qué porcentaje de influencia tiene el DT en un equipo?

Es difícil, a mí no me gusta poner porcentajes pero veo que si hay una influencia por el manejo, en la llegada, en la correspondencia, en lo que un jugador colectivamente responde y eso habla de una duración de un técnico. En mi caso, voy 14 temporadas dirigiendo completamente, hay otros casos de técnicos que dirigieron cuatro partidos, dos meses, yo voy por mi tercera temporada en Muni, estuve tres enteras en San Martín, tres en Vallejo, toda la temporada en Cristal, en Aurich igual. Tengo convicción de convencer al plantel por el buen manejo, experiencia y trabajo.

Víctor Rivera conversando con sus jugadores en un entrenamiento con Deportivo Municipal. (Foto: Deportivo Municipal).

7.- ¿Cuál es el “abc” del técnico para usted?

Vocación, formación académica y la experiencia.

8.- ¿Qué técnico te marcó en tus comienzos?

Óscar Washington Tabárez. Su comportamiento, su manejo en Boca Juniors, en el Cagliari. Un entrenador bien ubicado.

9.- ¿Cuál es el perfil del jugador que busca para Municipal?

Siempre busco como persona y lo vengo diciendo hace 20 años, pero como soy peruano no me toman en serio. Un jugador que se conduce bien va a ser solidario dentro de una cancha, tolerante, buen compañero, sumado a su talento, a su manera inteligente de jugar, de comprender el juego y adaptarse rápidamente a lo que es Municipal. Municipal es un equipo históricamente que juega a ras del piso, que se conecta siempre a través de triangulaciones, de un juego que tiene como base jugar de mitad de cancha hacia arriba de manera ofensiva y después viene todo lo demás, como defender y la dinámica del grupo.

10.- ¿Los clubes deberían apostar por un proyecto a largo plazo que involucre también a los menores?

Si, definitivamente. Es una política deportiva que todas las instituciones deben tener, de generar jugadores formados en sus canteras y que sean de exportación, pero para eso necesitas darle una correcta metodología y una buena formación de base, desde el fútbol base, el formativo, el competitivo hasta llegar al alto rendimiento y tener a los formadores adecuados y para eso hay que invertir en una concentración, casa hogar, campos de entrenamiento, la ropa.

En otros países, un jugador de Flamengo, River, Independiente del Valle, tienen giras a Europa, torneos sudamericanos y llega a la selección juvenil con 15-20 partidos internacionales. He tenido la oportunidad de ir al Barcelona, Real Madrid, Valencia y todas las categorías tienen la ropa del primer equipo, el mismo suplemento, la misma hidratación, con los camerinos, el campo, los entrenadores de menores parecen del primer equipo. En Perú estamos lejos de esa realidad.

11.- En ese sentido, ¿los jóvenes deben jugar por obligación como la Bolsa de Minutos o por convicción?

Por convicción, no hay otra. Uno tiene que jugar porque estoy convencido así tenga 16 años, esa es la convivencia en un plantel de fútbol y sería lo más valorable, porque implica que el jugador se esfuerce por las condiciones que muestra y no estoy descubriendo la pólvora. Hay muchos jugadores en la historia del fútbol mundial y peruanos que han debutado a los 15-16 años sin necesidad de una regla.

12.- Fue asistente técnico de Titín Drago en las selecciones juveniles: en 1991 para la sub-17, en 1992 para la sub-20 y en 1997 para la sub-17, ¿cuánto aprendió durante ese proceso?

Yo he aprendido a mantenerme de pie en esta carrera y hay que tener mucho equilibrio emocional y mucha experiencia. Me permitió conocer a José Pekerman, Hugo Tocalli, Francisco Maturana, Hernán ‘Bolillo’ Gómez en el lobby del hotel, de conversar con la crema innata del fútbol sudamericano y hacerles todas las preguntas posibles. Me nutrió mucho.

13.- ¿Qué recuerda de su paso por Alianza Lima como asistente del español Bernabé Herráez donde lograron el título en el centenario del club en 2001?

Es una lección para mí porque fui como un integrante anónimo y tenía que analizar a los rivales, darle la información al profe, a Bernabé no se le dio el valor por lo que propuso en las menores de Alianza y tenía una línea interesante con los trabajos programados. La experiencia fue buena, convivir con el plantel de un equipo grande e histórico y con un título, fue enriquecedor.

14.- ¿Qué recuerdas de tu presentación como técnico de San Martín, en 2007?

El momento esperado, ya había hecho todo los pasos previos. Nunca me imaginé que ganarle 4-1 a Cienciano en 2006 iba a ser la llave para dirigir a San Martín durante más de 100 partidos, con dos Copas Libertadores, un bicampeonato y triunfos contra equipos como River y América.

15.- Cuando salió bicampeón con San Martín, ¿es porque respondió a esa evolución o siempre fuiste el mismo y recién en esas temporadas se dieron los resultados?

Era el momento, ni antes ni después, si hubiese sido cinco años antes, no lograba eso tan maduro, tan preparado y con 36 años. Yo dirigí y jugué futbol amateur hasta los 28 años, era delantero y para mí fue importante haber jugado para percibir lo que siente el jugador cuando se frustra, cuando no le sale una jugada o se pierde un gol o lo ponen de suplente, me parece fundamental vivir con eso.

Lazy loaded component

16.- ¿Cree que le faltó tiempo en Cristal?

Eso uno no lo elige y se da, son situaciones de la vida. Han pasado tantos años que no ha salido un técnico que haya logrado un bicampeonato. No es fácil y no me arrepiento, lo disfruté y fui con una ilusión, quería ser protagonista con Cristal, pero algunos partidos no salieron como queríamos. Hice 64 puntos y mira de ahí hacia adelante, con esa cantidad de puntos clasificas a una sudamericana. En esa campaña le ganamos a la ‘U’ en el Monumental, a Alianza. Ganamos en Iquitos y en Ayacucho con gol de Advíncula. El tema fue que perdimos con los equipos que se fueron al descenso, seis puntos con José Gálvez y seis con Total Chalaco, sino quedaba cuarto o quinto, pero así es. Para mí fue muy frustrante.

17.- En el sudamericano de Uruguay en 2015 que dirigió con la sub-20 donde quedaron terceros en el Grupo A y fueron eliminados en el hexagonal, ¿qué pasó durante ese tramo final?

El nivel de los equipos era fuerte y se notó la envergadura de algunos jugadores. Argentina nos gana 2-0, le íbamos ganando a Colombia y nos remontan 3-1, le ganamos a Paraguay. Nos faltó el tiro de gracia. En ese campeonato nos hizo falta Renato Tapia, el club no lo cedió. Eran los volantes centrales con Pedro Aquino, los dos ahora en la selección mayor.

18.- ¿Qué le faltan a las selecciones juveniles del Perú para clasificar a un Mundial? La última generación fue la de ‘Los Jotitas’ con la sub-17 en 2007.

Hay que encontrar un calendario que ayude a que el técnico. Pongo de ejemplo a la sub-20, (ojalá uno pudiera) contar más tiempo con los jugadores porque algunos juegan en el extranjero y los clubes no te los quieren prestar porque tienen minutos. Entonces, vas trabajando con una base en los partidos amistosos y te quedas con la expectativa de que hay otros que tienen más experiencia y que están jugando en primera, pero cuando los quieres adaptar, esa combinación en dos semanas queda corta.

19.- ¿Por qué cree que el futbolista peruano se demora en dar el salto al exterior y consolidarse?

La mayoría de casos se van en una etapa que no han madurado por completo o que recién han jugado un campeonato o campeonato y medio. Yo creo que el jugador necesita dos campeonatos bien jugados, destacando y siendo protagonista para que cuando vaya, esté preparado mentalmente y emocionalmente para adaptarse a una nueva vida, llegar al club y ser un jugador importante. Hay muchos que van a una liga, no son titulares y vuelven al fútbol peruano.

20.- Un Mundial, un subcampeonato y tercer puesto de Copa América. ¿Cuánto cambió la selección peruana con Ricardo Gareca?

Ricardo es un líder como persona, tengo el gusto de conocerlo, es un gran profesional que tiene sus conceptos muy claros y un trato muy cálido. Cuando vino a la selección, dijo dos cosas que las tengo muy grabadas: confía en el jugador peruano y que iba a elegir a los jugadores del campeonato peruano. Eso fue valioso porque él había dirigido antes a la ‘U’ y también ha enfrentado a Cubillas, Cueto, La Rosa, a todos de esa época. Gareca sabía que el jugador peruano tiene una habilidad, un estilo de jugar y que él lo ha sabido rescatar. Esas dos cosas me ilusionaron y motivaron a los jugadores del campeonato a entrenar bien. Es buenísimo su proceso.

21.- ¿Le quita el sueño, algún día, dirigir a la selección peruana?

Te soy sincero, no. Me gustaría hacer un mérito que sea destacado aquí o en el extranjero y que el tiempo sea el que diga “oye el ‘Chino’ merece estar en la selección”. Como el momento del bicampeonato con San Martín, por ejemplo. Ahí hubiese sido genial. Ahora estoy luchando con Municipal y no creo que sea el momento.

22.- A qué club le gustaría dirigir, ¿Alianza Lima, Universitario o una revancha con Cristal?

Las tres se me pasan por mi mente, yo estoy preparado para cualquiera de esas circunstancias, lo haría de la mejor manera posible. Soy hincha de Municipal pero soy súper profesional, muy exigente y más allá de que este en Muni, y en los clubes donde he estado y donde me toque estar, pasan por mi cabeza esas tres opciones.

23.- De los jugadores que dirigió, ¿quién fue el que no llegó a brillar y se quedó en el camino?

Te doy tres: Luis Laguna en San Martín y que pasó por el extranjero; Rafo Segura que lo tuve en reserva del Ciclista Lima y jugó en alguna selección juvenil de Perú y Julinhio Alarcón en Juan Aurich. Algunos siguen y otros se me perdieron en el camino.

24.- ¿Y del que sí brilló y lo apoyó en su camino?

Luis Advíncula. Lo llevé a Cristal y había jugado poco en Juan Aurich. Aposté por él, teniendo a varios jóvenes en Cristal, y porque era un jugador de Bolsa de Minutos.

25.- Christian Cueva lo considera como un segundo padre. ¿Cuánto significa para usted?

Demasiado. Fue una alegría ser parte de su debut y verlo consolidado como un jugador que ya jugó un Mundial. Considero que es una motivación para mis nuevas experiencias, volver a encontrar una nueva posibilidad. Es un estímulo, un caso especial que queda marcado en la historia.

26.- ¿Quién le puso ‘Chino’? y ¿Tiene otros apodos?

Daniel Peredo. En una entrevista, me relacionó con el Chino Rivera, que era un delantero histórico de Municipal. “Yo pensé que eras familiar del ‘Chino Rivera por los ojos medio rasgados”, me dijo y le respondí que no. Manuel Rivera y Tito Drago habían sido la dupla en ‘Muni’ y la selección peruana en 1959. Y como me vio con Titín Drago, pensó que era familiar porque trabajaba con Titín Drago. Así se dio la figura. En el colegio me decían Riverita y cuando estaba de ayudante técnico de Titín Drago, Victorio.

27.- ¿Qué significa para usted Titín Drago?

Ufff… (se queda pensando). Sería difícil de describir, le tengo gran gratitud porque él creyó en mí, me dio la posibilidad de trabajar, viajar, conocer, de compartir con su papá Tito Drago. Aprendí con él de fútbol y de la vida. Es como un mentor, le tengo un cariño familiar.

28.- ¿Tiene cábalas como entrenador?

Antes de salir a la cancha, hasta un minuto antes de empezar el partido, tengo una foto de mi familia y eso me da una motivación, una fuerza.

29.- La derrota que más sufriste como técnico...

Contra Nacional de Uruguay en la Copa Libertadores 2009, veníamos empatando en Montevideo y Nicolás Lodeiro nos marcó el 2-1 al último minuto. Ese punto era oro y lo sufrimos, me quedé muy golpeado.

30.- ¿Y la o las victorias que más gozaste?

Cuando le ganamos con San Martín 2-0 al River Plate de Diego Simeone y con Deportivo Municipal contra Sport Boys en 2019. Imagínate, estábamos con 10, perdiendo 0-2 y lo volteamos al último minuto. Fue un partidazo emocionante que lo vuelvo a ver y se me pone la piel de gallina.

31.- El mejor gol que vio como entrenador...

El de Mario Leguizamón al Memo Ochoa del América de México, un golazo en el Monumental que hasta ahora lo tengo en mi cabeza: un quiebre por izquierda y la clavó en una esquina. Golazo, ganamos 1-0.

Lazy loaded component

32.- El mejor partido que dirigió...

Una goleada que le metimos a Alianza Lima por 5-0 con San Martín en Matute, nos salió todo ese día y otra con Cristal que le ganamos a Universitario 2-1 con gol de Yotún en el Monumental.

33.- ¿Quién era tu ídolo de niño?

Franco Navarro.

34.- Salir campeón con Municipal como técnico o lograr una clasificación con la selección peruana a un Mundial

Uff... me complicas. Lograr una clasificación al Mundial.

35.- El top de los 5 mejores futbolistas del fútbol peruano

César Cueto, Gerónimo Barbadillo, Paolo Guerrero, Teófilo Cubillas y Hugo ‘Cholo’ Sotil.

36.- ¿Quién es el mejor entrenador de la actualidad?

Pep Guardiola.

37.- ¿Y el de la historia?

El holandés Rinus Michels, campeón con Ajax y de la Eurocopa con Holanda. Creo que marcó todo el camino del modelo de juego de Louis Van Gaal, Yohan Cruyff, Pep Guardiola y de todos los que siguen el modelo de la presión alta.

38.- ¿El DT tiene que saber más de fútbol o de grupos?

Es una pregunta compleja. Si sabes mucho de fútbol y poco de grupos, estas ‘frito’ y si sabes mucho de grupos y nada de fútbol, también. Las dos van de la mano, se complementan.

39.- La mejor charla técnica que diste...

Me quedo con una de San Martín contra Alianza Atlético en Sullana y ganamos 2-1, no tuve que decir muchas cosas, pero fue precisa.

40.- ¿Alguna vez lloraste por el fútbol?

Muchas veces, como entrenador y jugador de liga, pero la que me marcó fue la del ascenso con Municipal en 2004, perdimos con Sport Áncash y me quedé varios días triste. Me arrancó muchas lágrimas.

41.- ¿Cuál es el máximo orgullo de tu carrera?

Ser reconocido y respetado por muchos jugadores, eso me alegra mucho.

42.- ¿Y lo peor de tu profesión?

La incomprensión, todo el rato es ‘hay que ganar, no sabe, le falta, qué está haciendo’.

43.- ¿Cuál es la liga que le gustaría dirigir?

La española, soñar no cuesta nada.

44.- Un sueño que aún le falta cumplir...

Dirigir en el extranjero, no importa cuál sea la liga, es lo que anhelo mucho.

45.- ¿Alguna vez recibió alguna oferta para dirigir en el exterior?

Sí, de Polonia cuando campeoné la primera vez con San Martín, luego de clubes importantes de Bolivia y Colombia. Todo lo que a mí se me ha presentado ha sido en coyunturas donde he estado en Cristal, había firmado por César Vallejo. Aún no se ha dado esa suerte de dirigir en el exterior, es un pendiente.

46.- Un jugador de la historia que le hubiese gustado dirigir y otro del fútbol peruano...

Diego Armando Maradona y Hugo ‘Cholo’ Sotil.

47.- Algún jugador de la historia que no haya sido valorado y que para usted fue un crack...

Buena pregunta. Nelinho, lateral brasileño que le anotó un golazo a Polonia en el Mundial de Argentina 1978. Creo que en la historia no está como la dimensión que yo pienso que merecía.

Lazy loaded component

48.- Si pudieras retroceder el tiempo, ¿qué cosas de tu carrera cambiarías?

Yo soy agradecido con todo lo que he hecho porque empecé dirigiendo en la liga amateur y sigo dirigiendo en la primera división y al equipo del cual soy hincha. Todo lo que he sufrido, disfrutado, llorado… no retrocedería nada.

49.- Arme un once de los jugadores que le hubiese gustado dirigir.

Ubaldo Fillol; Nelinho, Franz Beckenbauer, Héctor Chumpitaz, Bixente Lizarazu; Paul Pogba, Ronaldinho; Pelé, Maradona, Ronaldo y Mario Kempes. En un esquema 4-4-2.

50.- Arme su mejor once de los jugadores que dirigió.

Leao Butrón; Luis Advíncula, Christian Ramos, Orlando Contreras, Yoshimar Yotún; John Hinostroza, Egidio Arévalo Ríos; Christian Cueva, José ‘Pepe’ Díaz, Luis Tejada y Pedro García. En un esquema 4-4-2.