La lucha de Inés

Milagros Crisanto

mcrisantoc

02 May 2020 | 4:31 h
“El IPD sigue apoyándonos, si bien nos hace el depósito con un mes y medio de retraso, lo hacen y es importante  porque eso es  como sueldo para nosotros”. | Foto: AFP
“El IPD sigue apoyándonos, si bien nos hace el depósito con un mes y medio de retraso, lo hacen y es importante porque eso es como sueldo para nosotros”. | Foto: AFP

Afectada. La fondista nacional le contó a La República cómo vive la cuarentena teniendo a su esposo en la primera línea de batalla y confirmó que aplazó su retiro de la competencia de alto nivel tras la suspensión de Tokio 2020.

El virus que hoy vive entre nosotros ha demostrado que no discrimina a nadie, eso bien lo sabe Inés Melchor, quien acata la cuarentena en Huancayo junto a su familia, pero con el temor de ver a su esposo Raúl Guzmán, teniente de la Policía Nacional del Perú, en la primera línea de batalla contra el coronavirus. La fondista le contó a La República cómo afronta el estado de emergencia y cómo cambiaron sus planes tras el aplazamiento de Tokio 2020.

¿Cómo has adaptado tus días de entrenamiento?

No podemos entrenar a un 100%, nos estamos limitando bastante. Tratamos de entrenar para mantener lo físico porque mejorar es casi imposible, es un poco sacrificado. Estamos tratando de adaptarnos a esta nueva rutina, no solo yo sino varios deportistas que entrenábamos aquí en Huancayo.

PUEDES VER Inés Melchor y Mary Luz Andía se mostraron de acuerdo con el aplazamiento de los Juegos Olímpicos

Se suspende Tokio 2020 justo cuando estabas buscando la marca para clasificar.

Ha sido una situación complicada porque nosotros armamos nuestro plan un año antes. En noviembre yo ya tenía programado en qué competencias participar, en cuáles buscar la marca clasificatoria. En primera instancia iba a correr el 4 de abril en Corea, pero en febrero la cancelaron por el tema del coronavirus, nos quedamos en el aire. Apuntamos a la de Hamburgo programada para el 19 de abril y se suspendió. Ya estaba replanteando nuevamente mi entrenamiento para competir en mayo, pero se suspendió Tokio.

¿La suspensión de Tokio 2020 fue lo mejor?

Fue una tranquilidad para muchos, porque la mayoría de deportistas a nivel mundial busca la marca para ir a los Juegos Olímpicos desde enero y casi todas las competencias se han ido cancelando. Para mí ha sido algo bueno, ha sido una buena decisión del COI, teniendo en cuenta que es poco probable que esto se solucione para julio o agosto.

PUEDES VER Chances de Inés Melchor de clasificar a Tokio 2020 se complican por el coronavirus

Pese a la cuarentena y la cancelación de competencias, ¿estás recibiendo el apoyo del IPD?

El IPD sigue apoyándonos, si bien nos hace el depósito con un mes y medio de retraso, lo hacen y es importante porque eso es como sueldo para nosotros. No todos los deportistas lo tienen, pero gracias a Dios sí los de alto rendimiento gozamos de eso. Hay muchos deportistas que tienen familia y al no competir no ven un ingreso económico por carrera ganada. Sé de muchos deportistas que la están pasando mal en este momento.

¿Cuál es el plan para lograr la clasificación a los Juegos?

El COI mencionó que recién desde el 1 de diciembre van a validar las marcas para los que no hemos hecho clasificado, así que recién a partir de ahí podemos buscar las marcas mínimas. Yo voy a apuntar a una carrera de marzo o abril, quizás decida ir a la de Corea en abril como lo tenía planeado este año.

PUEDES VER Anuncian documental sobre los juegos Panamericanos y Parapanamericanos [VIDEO]

Se dijo que la suspensión de Tokio afectaría a algunos deportistas por la edad, ¿qué opinas?

En pruebas de fondo se llega a competir hasta los 40 años, así que con el tema de la edad no hay ningún problema.

Una carrera más

¿La suspensión de Tokio aplaza tu retiro de la alta competencia?

Yo había mencionado que después de Tokio no iba a dejar el deporte porque son más de 20 años y no lo voy a dejar de lleno, pero sí iba a dejar la competencia de alto nivel porque requiere disciplina, esfuerzo y responsabilidad. Quiero abrirme puertas en mi profesión, dejé la abogacía por mucho tiempo pero es algo que también me gusta. Este año me dedico a entrenar, competir, buscar la marca, ir a Tokio en el 2021 y luego me dedicaré a mi profesión y mi vida familiar.

PUEDES VER Proponen que Tokio 2020 no tenga ceremonia de clausura

Te casaste el año pasado con un teniente de la Policía, ¿cómo afrontas que esté en la primera línea de batalla contra el COVID-19?

Sí, él es comisario en Junín y es bastante complicado, uno no sabe en qué momento se pueda contagiar y llegar a enfermar. Cuando hablo por teléfono con mi esposo me repite que está preparado, que eligió esa carrera sabiendo lo que le podía pasar en algún momento, ellos piensan eso, pero la familia no. Por eso le pido a la población que no solo piense en ellos sino también en la familia de policías y doctores porque nosotros también tenemos sentimientos. Hoy lo estoy viviendo en carne propia.

¿Con quiénes cumples en casa la cuarentena?

Yo estoy con mi mamá, papá, hermanos y sobrina. Mi esposo está en su trabajo, no puede venir por su trabajo y para no ponernos en riesgo. Cuando nos casamos conocíamos nuestra rutina, pero hay un temor de que algo les pueda pasar porque nadie está libre de este virus. No está respetando edad o si eres una persona sana. Yo vivo con temor pensando que basta que uno salga positivo en esa comisaría para que él también esté contagiado.

Un proyecto encaminado

Inés confirmó que no se ve como entrenadora tras su retiro, pero siempre estará ligada al deporte. “Me gustaría apoyar a los nuevos talentos con ayuda de la empresa privada. A los niños que recién comienzan en el atletismo, pero de lugares lejanos en Huancavelica, Cajamarca, Huancayo, donde muchas veces los padres no tienen los recursos para ayudar a sus hijos”, señaló.