Lamento de Joazhiño Arroé “Fui tonto por regresarme de Siena de Italia”

Deportes LR

Arroe se refirió a la oportunidad que perdió cuando tenía 17 años.
Arroe se refirió a la oportunidad que perdió cuando tenía 17 años.

Joazhiño Arroé recordó una de los momentos más frustrantes para él en su carrera como futbolista: no mantenerse en su entonces club, Siena de Italia.

La inmadurez y ansiedad son componentes que podrían traer un efecto tardío y de eso puede dar fe Joazhiño Arroé, quien después de casi 10 años confiesa el lamento que tiene por desaprovechar la oportunidad de jugar en el fútbol italiano.

El jugador de Alianza Lima reveló que cuando apenas tenía 17 años y pertenecía a las filas de Cristal recibió la propuesta del Siena de Italia; sin embargo, sus prioridades no le permitieron mantenerse en lo que parecía el inicio del despegue de su carrera.

PUEDES VER Alianza Lima planea remodelar ‘Matute’ para 60.000 hinchas como el Arena do Gremio de Brasil

"Yo estaba en las menores de Sporting Cristal y un empresario de Rosario vino a verme, fui a unas pruebas en Europa y nosotros pedíamos como condición que nos den casa para mi familia, porque yo era menor de edad. Siena aceptó eso”, sostuvo Joazhiño Arroé a Movistar Deportes.

Arroe se refirió a la oportunidad que perdió cuando tenía 17 años.

Poco más de 10 años después de aquella experiencia, el volante de Alianza Lima se lamenta por la impaciencia que lo invadió y lo orilló a regresar al campeonato local, ya que -en ese entonces- no consideraba la idea de alinear un equipo de segunda división.

PUEDES VER Hans Tarrillo, la joya que tenía Alianza Lima y que hoy busca una nueva oportunidad

“Yo, con 27 años, miro atrás y digo que fui tonto por regresarme y no darme otra oportunidad de seguir allá, preferí irme a un club grande acá, que irme a la Serie B. Yo creía que a los 17 años iba a estar jugando en la Serie A y siendo estrella. Ahora me arrepiento”, enfatizó.

Sin embargo, Joazhiño Arroé reconoce las habilidades que poseía. “Estuve necio, me subieron a primera desde corta edad. Cada vez que jugaba en la reserva contra los de primera, me iba súper bien, yo hacía goles. La experiencia no se transfiere, a veces tiene que sucederte para que tomes conciencia”, sentenció.