La campeona fondista de Huarocondo

“El pasado domingo, la atleta huarocondina corrió como el viento de la cordillera, con todo el empuje de su corazón”.

Rumi Cevallos
15 Feb 2020 | 3:35 h

Aydeé Loayza Huamán es bajita, de contextura delgada, pero sus sueños de gloria son muy altos. Logró, el domingo 9 de febrero, el primer lugar en uno de los certámenes más importantes para una fondista, los 42 kilómetros de la prestigiosa Maratón de Miami.

Su niñez la pasó en el campo, entre el pastoreo del ganado y las labores agrícolas, junto a sus padres y hermanos, en la comunidad campesina Huayllaccocha, del distrito de Huarocondo, provincia de Anta, en el Cusco.

Por traviesa, de niña, alguna vez el zorro le arrebató algunos corderos. Corrió detrás del felino para recuperarlos, entre el cascajo y el frío de los andes. Esa vez lloró de impotencia por no poder alcanzarlo, ahora llora de alegría porque aunque empezó tarde formalmente en el atletismo, es una gran revelación, y sus triunfos hablan por ella. En el 2018 logró la presea de oro en el Sudamericano de Uruguay, y un meritorio 9° lugar en el Mundial de Montaña 2019, una maratón de 42 kilómetros en Villa La Angostura, Portugal.

El pasado domingo, la atleta huarocondina corrió como el viento de la cordillera, con todo el empuje de su corazón. Logró el primer lugar con dos horas, 46 minutos y 42 segundos. Obtuvo esa victoria con cinco minutos por delante de sus más cercanas competidoras. Pero pese a terminar primera, la joven de 25 años no alcanzó el cupo para representar al país en las Olimpiadas de Tokio 2020. Para ello debía registrar 2 horas, 29 minutos y 30 segundos.

Esa chica de campo, sencilla, de linda sonrisa, y cuya familia aún cocina con leña y en fogón, no se amilana. Entrena para darle más triunfos al país y entonar en el podio, a todo pulmón, el himno patrio. Pero para ello requiere ayuda, del Estado y de la empresa privada. ¡Que así sea!

Video Recomendado

Lazy loaded component