Diego Elías escala en el ranking mundial de squash

Diego Elías inició el 2020 ubicándose en el puesto 6 de la PSA. El peruano es el más joven del Top Ten del mundo.

Diego Elías escala en el ranking mundial de squash
Diego Elías escala en el ranking mundial de squash
La República

Uno de los deportistas más destacados del año que se fue es, sin lugar a dudas, Diego Elías. Con solo 23 años de edad, el jugador de squash se ha abierto paso en el mundo del deporte peruano a base de preparación, triunfos y de romper las barreras clásicas que trae practicar una disciplina que no goza del conocimiento de muchos compatriotas.

El esfuerzo de Elías sumó una nueva recompensa. Como si de un regalo por año nuevo se tratara, la última actualización del ranking mundial de la PSA (Asociación Profesional de Squash) trajo una buena nueva, el jugador peruano subió al puesto 6, la ubicación más alta de su carrera, y ya se encuentra a una casilla de meterse entre los mejores 5 del planeta.

PUEDES VER La promesa de Diego Elías tras obtener la medalla de oro en Lima 2019

Pero este logro está lejos de ser un obsequio. Elías se lo ganó a pulso, sumando puntos alrededor de 12 competencias, incluyendo una espectacular actuación en el Mundial de Qatar, en el que se quedó en cuartos de final y unos Juegos Panamericanos en los que no solo obtuvo una medalla de oro en singles y una de bronce en parejas, sino que además puso en el mapa al squash dentro del imaginario deportivo nacional.

Todo esto le valió para escalar en el ranking y desplazar al alemán Simon Rösner, quien se vio perjudicado porque sus puntos obtenidos en el 2018 expiraron en los últimos días de diciembre. La consigna para este 2020 es seguir avanzando en la tabla para llegar al quinto lugar, tarea complicada ya que el neozelandés Paul Coll, quinto con 12 005 puntos, excede los 7 533 puntos del peruano. De conseguirlo, Elías se vería superado solo por un poker de jugadores de Egipto, país líder absoluto en la práctica de este deporte. Diego es el más joven del Top Ten, el futuro aún es brillante y la meta no es imposible.