VRAEM - Reportan muerte de 2 miembros de las FF. AA. en enfrentamiento contra terroristas
Deportes

FPF habría planteado a Conmebol albergar la final de la Copa Libertadores 2019

La final de la Copa Libertadores 2019 entre River Plate y Flamengo podría jugarse en Lima tras la crisis política y social que atraviesa Chile.

FPF habría planteado a Conmebol albergar la final de la Copa Libertadores 2019
FPF habría planteado a Conmebol albergar la final de la Copa Libertadores 2019
Deportes LR

La situación en Chile, con varios muertos y protestas diarias, ha propiciado una ola de rumores sobre la celebración de la final única de la Copa Libertadores 2019, el 23 de noviembre en el Estadio Nacional de Santiago de Chile entre el argentino River Plate y el brasileño Flamengo. La interrogante que se plantean ambos clubes que pelearán el título sudamericano es que si el país sureño está apto para otorgarles su seguridad en la fiesta deportiva.

Incluso, varios medios argentinos informaron que la Conmebol estaría evaluando la posibilidad de retomar el sistema que se disputaba el año pasado de partidos de ida y vuelta, tal como sucedió en la histórica final entre River Plate y Boca Juniors, jugadas en Buenos Aires y Madrid, respectivamente.

En ese sentido, la Federación Peruana de Fútbol (FPF) se habría reunido con el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez para plantear la opción de traer la final de la Copa y disputarla en el Estadio Monumental de Ate, sede del Club Universitario de Deportes, según el periodista Kevin Pacheco de RPP.

FPF habría planteado a Conmebol albergar la final de la Copa Libertadores 2019

Sin embargo, el presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, y el presidente de Chile, Sebastián Piñera, tienen previsto mantener una reunión en Santiago en el marco de la final de la Copa Libertadores 2019.

La audiencia de Domínguez con "el presidente de la República de Chile y autoridades dependerá de la agenda de Piñera, y que podría darse a comienzos de la próxima semana.

El comunicado se produce cinco días después de que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) reafirmara su decisión de mantener la final de la Copa Libertadores 2019 en Chile, a pesar de los disturbios sociales en el país.