Para Marcela Castillo, el apoyo económico es fundamental para que el Perú cuente con más representantes. (Foto: Rodolfo Contreras)
Para Marcela Castillo, el apoyo económico es fundamental para que el Perú cuente con más representantes. (Foto: Rodolfo Contreras)

Marcela Castillo: Alcanzando objetivos

Concentrada. La taekwondista Marcela Castillo, quien consiguió la medalla de plata en la modalidad de poomsae en Lima 2019, ahora apunta al Mundial de Dinamarca.

La República
05 Oct 2019 | 5:31 h

Por: Roger Silva

Cuando tenía solo cinco años y los niños de su misma edad se enfocaban en tener más juguetes, Marcela Castillo solo le pedía a sus padres practicar taekwondo. Hacer lo mismo que su hermano mayor era uno de sus principales motivos, pero la medallista de plata de Lima 2019 no tardó mucho tiempo en darse cuenta de que podía dedicarse de manera profesional al deporte de las artes marciales.

“Empecé a los cinco años y la verdad es que hoy en día es mi pasión. Toda mi vida se la he dedicado al deporte. Me encanta entrenar, competir y poder demostrar una parte de mi vida que es el taekwondo a todos. Quiero que la gente conozca y sepa de qué se trata la disciplina del poomsae”, así inició Castillo una extensa charla con La República.

PUEDES VER Parapanamericanos Lima 2019: peruano Rosbil Guillén es nominado a Mejor Atleta

Sus primeros pasos en el tatami le indicaron que era ese el camino a seguir, pero realmente la marcó y supo que el taekwondo era lo suyo durante su primer Mundial. “En el 2006 se inicia la primera selección de poomsae. Ya venía compitiendo en campeonatos nacionales e ingresé, pero por un tema de edad tuve que esperar al Mundial del siguiente año para competir. Se realizó en Corea del Sur y el haber estado en el país en donde nació el taekwondo y competir contra todo el mundo me hizo regresar motivadísima. Allí supe lo que quería hacer, me encantó toda esa adrenalina y me puse como objetivo seguir representado al Perú”, cuenta como si fuera ayer lo sucedido y con el mismo entusiasmo de aquellos días.

Aquella vez, Marcela obtuvo la medalla de plata en el 10th. WTF Mundial de Taekwondo Poomsae Championships en la categoría senior femenino, lo cual le valió para recibir los Laureles Deportivos del Perú en el grado de “Gran Oficial”. Eso no fue suficiente para ella, pues un año después logró ganar la medalla de oro en los Juegos Bolivarianos de Santa Marta 2017.

PUEDES VER Daniella Rosas: La reina de los mares

El gran desafío

Representar al Perú en casa en los Juegos Panamericanos eran un gran reto en su carrera deportiva, pero Marcela le sumó algo más. Y es que el conseguir una medalla era vital para seguir fomentando el poomsae.

“La presión estaba. Yo sé que las personas esperaban una medalla, pero siempre lo tomé con calma. Sabía que presionarme de más iba a ser un peso extra que de nada me iba a servir. Yo seguí esforzándome pensando en mi objetivo. Muchos solo ven lo que es pelea, pero que hayan visto esta otra cara del taekwondo, en verdad es superemocionante. Además, antes éramos siete y ahora hay como 30 practicando. Incluso, me preguntan dónde se puede practicar taekwondo y eso es bueno”.

PUEDES VER ‘Piccolo’ Clemente: “Los Panamericanos han dejado un legado inmenso”

Dicho reconocimiento no fue fácil, pues Castillo entrenó ocho horas diarias y en dos turnos: en la mañana y en la tarde-noche. Por esa razón tuvo que dejar de trabajar para dedicarse al cien por ciento a su preparación.

“Eran entrenamientos superexigentes. Empezábamos desde las 7 de la mañana hasta el mediodía y de ahí íbamos en las tardes de 5 a 9 de la noche. Era imposible trabajar, porque el poco tiempo que me quedaba libre en las tardes lo hacía para ir a terapia, pero no me arrepiento de la decisión que tomé”, recuerda Castillo.

PUEDES VER Deportistas peruanos ya piensan en Tokio 2020

Además, tuvo como entrenador a Jinsu Kim, quien reconoce fue una persona vital en su camino hacia la medalla de plata en poomsae. Pero Marcela no se detiene y aunque estuvo cerca de quedarse con la de oro (perdió ante la actual campeona del mundo) tiene un nuevo desafío.

“El Mundial ahora se desarrolla cada dos años. Para el 2020 tenemos el Mundial en Dinamarca y ese es nuestro siguiente gran objetivo”, declara Marcela sin titubear y con la esperanza de volver a dejar el nombre del Perú en alto.

PUEDES VER Lima 2019: atleta peruano Brian Paredes dio positivo en control antidopaje

Apoyo a futuras generaciones

Para Marcela Castillo, el apoyo económico es fundamental para que el Perú cuente con más representantes. “Desde lo que he podido ver, me parece que falta mayor inversión para ayudar a crecer a las futuras generaciones. Me he topado con chicos con mucho talento, pero por falta de ayuda económica tuvieron que dejarlo”, dijo.

Video Recomendado