Angélica Espinoza tiene la mirada puesta en Tokio

15 Sep 2019 | 6:00 h
Ganadora. La paradeportista encontró su lugar en el parataekwondo (categoría K44 -49kg) hace poco tiempo y, tras subir a lo más alto del podio en los Juegos Parapanamericanos Lima 2019, inició su preparación para los Juegos Paralímpicos Tokio 2020.
Ganadora. La paradeportista encontró su lugar en el parataekwondo (categoría K44 -49kg) hace poco tiempo y, tras subir a lo más alto del podio en los Juegos Parapanamericanos Lima 2019, inició su preparación para los Juegos Paralímpicos Tokio 2020.

Concentrada. La medallista de oro en los Juegos Parapanamericanos Lima 2019 confesó que se dedicará por completo al parataekwondo con el objetivo de subir al podio en los Juegos Paralímpicos 2020.

Por: Julio Estrada

Lo que vivió Angélica Espinoza el último mes, sumado a lo que tuvo que pasar a lo largo de su vida, da para una historia cinematográfica.

A los 21 años, a Angélica le tocó asumir un papel que en mayo del 2017, cuando se inició en el parataekwondo, no podía ni siquiera imaginar; ser una de las líderes del movimiento paralímpico de cara a Lima 2019. “En estos últimos seis meses trabajé bastante fuerte, siempre con el objetivo de ganar”, sostiene la paraatleta que no tiene una gran parte del brazo izquierdo desde nacimiento.

PUEDES VER Juegos Parapanamericanos: A Rosbil Guillén le late un corazón de oro

Desde el inicio hasta el final de los Juegos Parapanamericanos, el periplo de Espinoza puede resumirse en varios momentos, en los que mostró diferentes facetas. Pasó de ser una joven soñadora que se dedicaba a la paranatación a convertirse en una fiera en el tatami, para luego culminar en el podio como toda una triunfadora.

“Mi entrenadora (Yvonne de la Cruz) me invitó a que formara parte del parataekwondo. Fui, lo intenté y me quedé. Me gustó su forma de entrenar y también el deporte en sí; no me gusta que me golpeen, pero me quedé especialmente por el compañerismo que había”, comenta la abanderada de la delegación peruana. “Fue un gran paso llegar a los Parapanamericanos. La medalla es el resultado del esfuerzo de estos años, pero la clasificación directa a Tokio 2020 cambia definitivamente el rumbo de mi vida. De hecho, entraré a un terreno que no esperaba, pero confío en tener el mismo resultado que en Lima 2019”, contó tras confesar sus planes a futuro rumbo al nuevo desafío, los Paralímpicos.

PUEDES VER Juegos Parapanamericanos: Merecido homenaje para medallistas

“El entrenamiento será el mismo, pero con más intensidad porque será un nivel mucho más alto y eso conllevará más sacrificios. Pensaba estudiar una carrera después de los Juegos, pero con el pase a Tokio se complica; igual, espero ingresar a la universidad para separar el cupo. No es fácil estudiar y seguir con el deporte de alto rendimiento”.

Nosotros nos quedamos con el regocijo de tener una paradeportista de talla mundial.

Metas cumplidas

- Angélica Espinoza llegó a los Juegos Parapanamericanos tras participar en dos mundiales, ganar una medalla de oro en el Open de Costa Rica 2017 y otra de bronce en el Campeonato Panamericano de Estados Unidos 2019. Luego de estos logros, la peruana ascendió hasta el top ten del ranking mundial en muy poco tiempo.

Video Recomendado

Lazy loaded component