Los protagonistas. Adrián San Miguel y Salah celebran.
Los protagonistas. Adrián San Miguel y Salah celebran.

Liverpool, reyes de Europa

Imparables. Liverpool se consagró campeón de la Supercopa tras superar por penales (5-4) al Chelsea en Estambul.

La República
15 Ago 2019 | 6:11 h

Por: Jesús Yupanqui

El amor propio los llevó a pelear hasta el último segundo, impulsados por sus hinchas, quienes alentaban sin cesar. Los minutos pasaban y Chelsea se crecía, sometía en su propio terreno a Liverpool. Los fanáticos azules se ilusionaban con la Supercopa de Europa, creían que la hazaña era posible, que con coraje ganarían al vigente campeón de la Champions League. Sin embargo, los ‘Reds’ se sobrepusieron a la adversidad y lograron llevar al encuentro a una definición por penales, para quedarse con el trofeo.

El Vodafone Park de Estambul de Turquía vibró al ritmo del fútbol inglés, pues Chelsea sorprendió con su juego. Frank Lampard, estratega de los ‘Blues’, decidió apostar por el 4-3-3, para presionar a los volantes del Liverpool y no dejar que los atacantes rojos puedan encontrar espacios para crear jugadas de gol. La fórmula estaba dando resultado, en los primeros 45 minutos, el equipo londinense era más y estaba ganando 1-0 gracias al tanto de Olivier Giroud (36’).

PUEDES VER Cristiano Ronaldo explicó cuáles son sus diferencias con Lionel Messi [VIDEO]

Pero en la segunda mitad, Liverpool demostró por qué es el monarca de Europa. Sadio Mané (47’) anotó el tanto del empate, tras recibir un pase de Firmino. Con el marcador igualado, Chelsea fue en búsqueda del tanto de la victoria, pero no fue el único protagonista. Y es que la jueza francesa Stéphanie Frappart se robó las cámaras al ser la primera mujer en dirigir una final europea de equipos masculinos y tuvo un buen desempeño.

El encuentro terminó empatado 1-1 y era necesario ir al tiempo complementario. Sadio Mané anotó el segundo de su cuenta personal y del Liverpool, pero la jueza Frappart cobró penal a favor de Chelsea y Jorge Luiz lo transformó en gol. El encuentro terminó igualado y era necesario ir a penales. En esta instancia, Adrián San Miguel atajó el disparo de Abram y Liverpool quedó con el trofeo, tras ganar 5-4 al Chelsea.

Video Recomendado