“A mis padres les chocó bastante”, la triste confesión de Paulo Gallardo tras dejar el fútbol

Paulo Gallardo, ex Sporting Cristal, dejó el fútbol por la religión.

La República
13 M08 2019 | 17:05h

Paulo Gallardo sorprendió a todos este lunes al llegar a un acuerdo de rescisión con Sporting Cristal, club donde se formó en las divisiones menores y llegó a cumplir el sueño de debutar este año en la Liga 1 2019. El futbolista de 18 años dejó el fútbol por la religión por los próximos dos años y explicó las razones por las cuales decidió continuar este camino.

En una entrevista con RPP, el exatacante cervecero quien fue sparring de la selección peruana de Ricardo Gareca, comentó que nunca estuvo en sus planes abandonar el fútbol. Pero, la decisión fue tomada porque porque no se encontraba en su mejor momento emocional.

PUEDES VER Alfredo Honores arremetió contra la FPF e Ibáñez: “Me pusieron en una bolsa de basura y me botaron”

"Desde el momento que yo elegí la fe cristiana aprendí que el día domingo es un día de reposo, se descansa de las labores para recordar a Cristo sobre su resurrección. Mientras más iba aprendiendo sentía que los domingos, cuando iba a jugar, no me sentía bien, sentía que me faltaba algo. Es una tema muy espiritual que para uno entenderlo hay que probarlo", dijo Gallardo.

Paulo Gallardo, quien fue uno de los seis delanteros disponibles para Claudio Vivas tras la dura lesión de Emanuel Herrera, contó que conversó con el entrenador rimense sobre este tema y respetó su decisión pero no la compartió. Además, confesó que esta decisión les chocó a sus padres.

PUEDES VER ¿Se arrepiente de haberlo contratado? Presidente del Santos se refirió al futuro de Christian Cueva

"Ellos son católicos pero no son de la misma fe. Mis padres habían visto en mi un gran cambio, pero a raíz de esta decisión, reconozco que les chocó bastante”, agregó. Sin embargo, Paulo Gallardo piensa regresar al fútbol. “Yo confió en el señor, por el momento me estoy entrenando por mi cuenta. el fútbol no es lo primero que está en mi corazón, pero de ninguna manera quiero abandonarlo”, concluyó.