El joven narrador Jehofred Sulca dialogó con La República sobre su carrera y metas en la locución deportiva.

Jehofred Sulca: “Soy un narrador millennial y me enorgullece serlo” [ENTREVISTA]

La República conversó en exclusiva con Jehofred Sulca, el narrador que sorprendió por su particular estilo durante las transmisiones de la Copa América. Habló de sus frases y las repercusiones en las redes, además de sus inicios y metas en cuanto a la locución deportiva.

La República
23 Jul 2019 | 23:21 h

Por: Walter López

Durante la pasada Copa América Brasil 2019, en donde nuestra selección consiguió el subcampeonato, una de las novedades fue el debut en la narración televisiva de un joven cusqueño, que para la gran mayoría de peruanos era un personaje desconocido, pero que se hizo notar debido a su particular estilo, que llamó la atención de todos.

Se trata de Jehofred Sulca Warton, quien, a sus 26 años, ya tiene amplia experiencia en la narración de partidos a nivel radial, pero que asumió durante el evento continental, el gran reto de llevar su voz a todos los rincones del país. Y desde su debut televisivo, en el Argentina vs. Colombia, generó diversos comentarios en las redes sociales.

PUEDES VER Mujer se acercó a Paolo Guerrero y él tuvo emotivo gesto frente a todos [VIDEO]

La República tuvo la oportunidad de conversar con él y hablar de todo. Desde sus inicios, los familiares que más lo motivaron, las frases que se volvieron populares, las reacciones (positivas y negativas) en las redes, las personas quienes lo ayudaron a llegar a televisión y sus metas en la locución deportiva.

¿Cómo nació el gusto por la narración deportiva?

En el año 2005 en las clases de educación física del colegio, jugábamos fútbol. Cuando a mi equipo le tocaba esperar turno para jugar, yo me ponía a narrar en broma, imitando a Mariano Closs: “Y la tiene Boca, la va pasando por derecha, la recupera quinto J”. Hasta hoy mis compañeros me recuerdan eso.

Tiempo atrás Cienciano ganó la Copa Sudamericana y la Recopa, por lo que Fox se estaba posicionando en el mercado peruano y Mariano Closs era la voz de esa señal, y desde entonces es un referente para mí. También hacía la voz del ‘Pollo’ Vignolo, de Christian Martinoli, tenía esa facilidad. Luego narraba los partidos que jugaba en el Play Station.

¿Contabas con el apoyo de tu familia?

Sí felizmente, en especial de mi abuela, mi madre mi tía, quienes desde chico veían que quería ser periodista deportivo (aún no entendía la diferencia con ser narrador). En las vacaciones del 2007 mi tía me dijo que si pasaba bien los cursos me inscribiría a un curso de locución, y así fue. No duró mucho, fue solo un mes, pero me enseñaron a hablar frente a un micrófono y a como conducir un programa radial.

Es allí que, por mi tono de voz, que los señores Jorge Chávez y William Cruz me dicen “necesitamos a alguien para que lea notas internaciones”. Fue muy emocionante, pues yo tenía 14 ó 15 años, y fui a una radio AM no muy conocida en Cusco, Súper Star. Esa se podría decir que fue mi primera experiencia en un medio.

En diciembre de 2013 mi abuela falleció de cáncer, y eso para mí fue un golpe muy duro. En su tumba, mi compromiso con ella fue acabar mi carrera, conseguir todos mis sueños y tratar de avanzar todo lo que se pueda, no solo a nivel nacional, como gracias a Dios lo he podido hacer, sino tal vez en un momento llegar a una cadena internacional.

PUEDES VER Selección peruana mejorará en el ránking FIFA tras la Copa América 2019, según Misterchip

¿Cuándo se produce tu debut narrando fútbol de manera profesional?

Comienzo a narrar fútbol profesionalmente en el año 2012, con un Melgar vs. Cienciano para radio Melodía de Arequipa. Luego me tocó para una emisora cusqueña la final de ida entre Sporting Cristal y Real Garcilaso, aquella que se define con una gran jugada de Yoshimar Yotún y el gol de Junior Ross.

Ese partido me dio la oportunidad de que los colegas de Cusco me den más oportunidad para narrar partidos el próximo año, por lo que pasé por todas las radios de la ciudad narrando fútbol durante dos años consecutivos, hasta que yo sentí que llegué a un tope y que podía aprender ni crecer más allí.

¿Y entonces fue cuando decides venir a Lima?

Sí, era el año 2014 y habían pasado 7 meses del fallecimiento de mi abuela. La promesa que le hice me motivó y decido venir, aun mintiéndole a mi madre, a la que le dije que tenía trabajo en la capital, lo cual era falso, de otra forma no me iba a dejar viajar.

También tomé la decisión de dejar la universidad en sexto ciclo y sabía que llegar a Lima era un riesgo, pero que si todo iba bien podría tener un futuro más prometedor en todo aspecto, pero al llegar aquí me costó mucho tener una oportunidad de poder ingresar a un medio.

Quien me dio la primera oportunidad fue Alan Diez, en RBC. Y no fue fácil convencerlo, pero cuando por fin pude hablar con él le dije: “soy reportero, soy conductor de tv, sé manejar cámaras, mándame a la guerra con un tenedor y te la gano”. Esa frase la recuerda mucho y significa mucho de lo que fue mi vida, luchar, aunque no tenga muchas armas, pero intentarlo, y eso va para todo en la vida. Hay que arriesgarse, aunque uno podría perder.

Luego de unos partidos desde octubre del 2014, me dieron la oportunidad de narrar la final del 2014, entre Sporting Cristal y Juan Aurich. Pero luego, me vi forzado a hacer una pausa por mis estudios y retomé la radio en Ovación, en el programa Pitazo Final, donde fui panelista. También fui reportero a musical en radio Panamericana, pero no llegué a acostumbrarme.

PUEDES VER Lionel Messi recibe benevolente sanción por su expulsión en la Copa América 2019 [VIDEO]

Esos fueron momentos difíciles para ti, pues querías volver al tema futbolístico

Sin duda, y se me cruzaron por la cabeza muchas cosas. Pero en el 2016 me llama de nuevo Alan Diez para hacer la Copa América Centenario en radio Capital, tras un año y medio sin narrar fútbol, lo cual me costó bastante, pero me ayudó muchísimo a volver a tomar el ritmo.

Hice otra pausa y luego pasé a radio Unión con Freddy Cora, otra persona que me ayudó mucho, y narraba los partidos de las clasificatorias al mundial. Luego vino una para total en la que me dediqué a hacer eventos porque tenía que seguir estudiado y trabajar para conseguir dinero para ello.

Tras la Copa América 2016, llegó tu primer mundial

Rusia 2018 fue una experiencia fabulosa. En mayo de 2018 me llaman de RPP diciendo que buscaban una voz para narrar el mundial. Mandé un demo y a Pierre Manrique le gustó y se dio la oportunidad que ese fuera mi primer mundial. Fue otro momento feliz en mi vida.

Ya había vuelto a agarrar ritmo y estaba más maduro, me preparé al máximo. Fue un mundial muy curioso, porque tenía pactado hacer 12 partidos, pero ocurrieron unos incidentes tecnológicos que hicieron que narre 25 juegos de la Copa del Mundo. Eso me dio una gran satisfacción y creo que en conjunto hicimos un gran mundial.

¿Fue en la radio que tuviste la oportunidad de conocer a Daniel Peredo?

En realidad, la primera vez que lo vi fue durante aquella final del 2012, mientras hacía un enlace en la Plaza de Armas de Cusco. Él estaba con los chicos de CMD, me le acerqué y le pedí una foto, era alguien que admiraba. Después cuando entré a Capital, él estaba ahí en 2016, y al escucharme dijo que le gustaba como narraba, mi color y tono de voz.

Después me lo presentaron formalmente, y él sabía que yo había asistido a una reunión días atrás, por lo que me dijo “Jehofred cuide la voz, agua nomás, usted va a ser la voz del futuro de Capital”. No volví a saber de él hasta lo que todos sabemos que pasó, pero que me haya dicho eso me inspiró. Es una persona a la que solo puedo agradecerle, la buena vibra de Daniel Peredo es una energía ilimitada que nunca va a acabar.

¿Cómo se produce tu llegada a la televisión para la Copa América?

Luego del mundial eso se da la continuidad de narrar el fútbol peruano hasta llegar a la Copa América, que era un sueño llegar a la televisión. Yo quería hacer muchas cosas este año y me había esforzado porque quería ir a Brasil y narrar un partido de la selección.

Antes tuve una propuesta para narrar en televisión en un medio de cable importante, pero no cerró porque no quería dejar la radio. Lo de América TV cayó a pelo, porque cumplí mi sueño de narrar en la televisión y viajar a Brasil, que era lo que yo quería.

Y llegó el día del debut: Argentina vs. Colombia

Yo planifiqué entrar al set de televisión media hora antes del partido. Pero ese día me indicaron que yo iba a presentar el Perú vs. Venezuela con Óscar del Portal, y que íbamos a dar pase a la transmisión principal. Yo no estaba preparado para eso, me puse muy nervioso porque me estaba viendo todo el país. Felizmente Óscar me ayudó mucho.

En el entretiempo del juego de Perú, cuando leí las estadísticas, me llené de confianza. Al empezar el Argentina vs Colombia podría decir que lo narré muy seguro. Tal vez me costó un poco el cambio de ritmo de radio a televisión y allí empecé a usar las frases como “la línea de Saturno”, “May day, emergencia aérea”, “el área de los deseos”, “denle una capa a ese héroe”, “jardín del gol”. Esas son frases mías desde hace mucho tiempo.

Es decir, ¿tú mismo creaste las frases que hoy son tu sello característico?

Sí, porque de esa forma yo descubrí que disfrutaba más mi trabajo. En el partido de Qatar contra Colombia, donde el primer tiempo iba 0-0 pese al dominio colombiano, yo dije “por ahora billetera mata galán”, en alusión a que Qatar es un país muy rico. O por ejemplo “estamos una velada donde la cena está servida, pero falta el cocinero, falta el gol”. Son frases que yo sentí en el momento.

También me autodenominé “Garganta de Gol” hace un año, porque decía ¿cómo me voy a llamar?, pues muchos colegas ´ponían su nombre seguido de “gol”. Yo pensé entonces que los gritos de gol no salen del esófago, ni tampoco el corazón. El hincha lo grita con la garganta. Por eso me puse ese sobrenombre y recién se ha hecho muy conocido.

PUEDES VER Gonzalo Núñez menosprecia a Paolo Guerrero pese al éxito en la Copa América [VIDEO]

La semifinal entre Brasil y Argentina es quizá el partido que más se recuerda

En las semifinales no estaba programado para narrar ninguno de los partidos, pero me dijeron que me darían el Brasil vs Argentina, un partidazo. Allí le puse “Spiderman” a Foyth y “cabello de ángel” a Di María, que fueron frases que inventé por cómo se dio el trámite. “Atángana” y “le dieron, pero no consejos” son frases ya conocidas de la lucha libre, pero como fue un partido de mucha gresca y violencia, comencé a decir las frases.

En cuanto a Foyth, era un jugador casi desconocido para la gente y muy resistido en su país, pero para mí hizo un partidazo, por eso empecé con el” denle una capa a ese héroe”, luego” denle una máscara”, y de allí surgió lo de “Spiderman”, porque en la última película de Marvel, es el joven en el que no confiaban, pero estaba allí.

Como el Brasil vs Argentina era muy intenso dije “esto es alto voltaje” y se me salió “electrocútame de fútbol”. La frase “dame dame fútbol, dame dame placer” la digo para darle intensidad algunos juegos que estaban lentos. En el Chile vs Uruguay dije que los chilenos empezaron a repartir “aguardiente” (faltas). Son frases que salieron del momento por cómo veía los juegos, las dije inconscientemente.

¿Qué te dice ahora tu familia?

Ellos están muy emocionados, felices y orgullosos. La primera persona que se enteró cuando hice el casting en América fue mi madre, me dijo que lo tome con calma, que si Dios quiere se dará. Cuando le dije que pasé, un viernes a las 5 de la mañana, previo al inicio de la Copa, explotó de felicidad y se lo comunicó a mis tíos.

También sé que en Cusco ha tenido mucha repercusión mi llegada a la televisión y eso se lo han hecho sentir a mi familia. Es bonito que le pregunten a mi mamá por mí y manden saludos. Pese a ello yo trato de mantenerme en un perfil bajo, pues en el mundo de la televisión estamos siempre en una ruleta, por eso debo hacer un buen trabajo siempre que haya una oportunidad.

¿Cómo tomas los comentarios en las redes sociales?, ya que, si bien hay muchos positivos, también están los negativos

Al inicio al ver una gran aceptación de la gente decidí dejarme llevar más por eso. También leí que algunas pensaban que era muy parcializado, pero yo vivo los partidos como los viviría un hincha peruano, como en el caso de juegos donde Perú necesitaba un resultado, por ejemplo, el Colombia vs Paraguay.

En el entretiempo del Brasil vs. Argentina vi comentarios divididos en las redes sociales, donde algunos me mataban. Ahí pensé que tal vez me excedí un poco y en el segundo tiempo bajé la intensidad de frases, pero lo que ya había dicho creo que será recordado, y ya son frases de fútbol.

En sí, los comentarios malos los tomo positivamente, porque primero es gente que se da un tiempo para hablar de mi trabajo y les agradezco. Y como dije siempre, yo estoy aquí para aprender, formar una carrera en la televisión, no me siento mejor que nadie, quiero superarme a mí mismo y mejorar mi estilo.

Las críticas siempre van a existir y eso me motiva a hacer una introspección a mi trabajo. Lo que siento es que debo adecuar más mis frases a las narraciones, de que esto se vuelva más marcado, y son cosas que se van a ganar con la experiencia.

¿Esos comentarios no te harán cambiar tu estilo?

No, porque yo creo que el fútbol no tiene que tener un enfoque tan tradicional, ya no estamos en los 60’s u 80’s. Yo no sabía lo que era millennial, hasta que me lo pusieron, averigüé, y sí creo que soy un narrador millennial. Me enorgullezco de ser un narrador millennial, porque es la generación que está presente. Hay conductores y reporteros millennial, hay gente que tiene ese estilo y es parte de nosotros.

Estoy orgulloso de ser millennial, pero también soy un narrador de fútbol, y tengo que consolidar mis ideas, que a algunos les parece muy locas, extremas, desenfocadas, modernas, pero englobarlas a que sean fuertes y precisas. Creo que mi estilo lo estoy desarrollando de a pocos, pero he encontrado el camino.

Me gustan los animes, soy fanático de Dragon Ball, la UFC, Marvel, todo lo que nos gusta a los de la generación de los 90´s, y sobre eso pondré más frases en narraciones futuras, pero que salgan espontáneamente. No estoy pensando “en la próxima Copa América meteré frases de Supercampeones” o cosas así.

PUEDES VER Selección peruana: Miguel Trauco despertó interés de varios clubes de Europa

Toño Vargas tiene una amplia trayectoria narrando en América, y ahora eres como su compañero. ¿Qué te dijo?

Es una gran persona, lo conocí en Brasil en la previa de la final, nos dimos un abrazo, me felicitó por mi trabajo y ese fue el mejor premio de la Copa. Es un profesional a carta cabal, muy responsable, se cuida mucho la voz, tengo muchas cosas que imitar de él. La sencillez que tiene también me indica que uno tiene que seguir por ese camino siempre.

Gracias a Dios yo tuve buenos maestros, desde Alan Diez, Daniel Peredo, Freddy Cora, Gino Bonatti, Jaime Guerrero, Peter Arévalo y ahora Toño Vargas. Personas excepcionales y yo soy el resultado de sus enseñanzas, es algo que valoro y me han perfilado en que tengo que ser una persona centrada en lo que quiere lograr.

¿Cómo fue la experiencia de narrar la final en el Maracaná?

Es la experiencia más excitante que un hombre podría tener si hablamos de fútbol, un sueño hecho realidad, y creo que, si ese día hubiera muerto, lo hubiera hecho feliz. Llegar a un estadio mitológico, con toda la historia que tiene, y narrar un gol de Perú, en una final, del que hoy es el mejor delantero peruano, es un premio para todos los peruanos que pudieron llegar al Maracaná.

Fue una sensación única que uno se la lleva de por vida, pero tengo sentimientos encontrados, contento por la satisfacción profesional, pero con la tristeza de no haber gritado “Perú campeón” después de 44 años. Me queda esa deuda pendiente y sé que voy a volver al Maracaná y a una final de Copa América, lo percibo, lo deseo, y sé que va pasar. Y algún día narraré un título de la blanquirroja.

¿Qué sueños te quedan cumplir en tu carrera?

Llegar a una cadena internacional, como Fox o ESPN, emular a Samy Sadovnik, a quien admiro mucho y ojalá algún día pueda conocer lo que hace en Miami. Mi meta final es llegar a España, narrar La Liga y acabar allí mi carrera. Quien sabe, ser panelista del ‘Chiringuito’. Sé que poco a poco voy a llegar, primero quiero narrar a la selección peruana más continuamente y vamos a prepararnos para eso.

Video Recomendado