Objetivo. Nuestra compatriota entrena todos los días en la Videna de San Luis, con la mira puesta en llegar lo más lejos posible en la competencia.
Objetivo. Nuestra compatriota entrena todos los días en la Videna de San Luis, con la mira puesta en llegar lo más lejos posible en la competencia.

Lima 2019: La valla más alta de Cardoza

Por el oro. Conoce la historia de Kimberly, quien dejó el vóley para volver a la pista de atletismo y hoy confía en subir al podio en los 400 metros con valla en los Juegos Panamericanos Lima 2019.

La República
20 Jul 2019 | 7:28 h

Por: José Miguel Vértiz

Los diversos viajes que realizaba su familia por el trabajo de su padre (militar) la obligaron a dejar el atletismo y recaer en el vóley. Kimberly Cardoza defendió los colores de Sporting Cristal por tres años, pero por cosas del destino volvió al camino que su abuelo le había aconsejado.

“Perdí muchos años de entrenamiento, aunque si me quedaba, de repente lo dejaba porque me hubiera cansado”, comenta ‘Kim’, como le conocen, tratando de recordar todo lo que vivió. Un día le dijeron que vaya a la Videna para hacer solturas porque hacía mucho trabajo con pesa. Y nunca más volvió al vóley.

PUEDES VER Juegos Panamericanos 2019: deportistas con medalla que den positivo en dopaje no recibirán vivienda

“Pisé la pista, vi el estadio y dije: “¡volví después de tantos años, no lo puedo creer!”. En ese momento recordé todo lo que me decía mi abuelo en la infancia... de que yo debía ser atleta”, sonríe la atleta peruana, quien participa de la campaña “Mujer peruana, mujer insuperable” de una cadena de supermercados.

Y es que tras un entrenamiento normal junto al resto de sus compañeras de vóley, le pidieron que vaya a la Videna para a hacer soltura, pues hacía mucho trabajo con pesas. “Pisé la pista, vi el estadio y dije: ‘¡Volví, no lo puedo creer!’. En ese momento recordé todo lo que me decía mi abuelo en la infancia, él me dijo que debía ser atleta”, señaló feliz una de nuestras principales cartas para estar en el podio en 400 metros con vallas (individual) y 4 x 400 metros en postas (grupal) en Lima 2019. “Durante la competencia me convierto en un león. Aquí el único rival eres tú. Tú mismo te exiges”.

Kimberly rompió el récord nacional en cuatro oportunidades en heptatlón: menores, juveniles, Sub 23 y mayores. En el 2017 decidió cambiar de rubro y representar al país en vallas. El técnico uruguayo Andrés Barrios, el mejor en su especialidad, le recomendó que debía dedicarse de lleno a ello.

PUEDES VER Kevin Martínez: “El frontón debe ser un deporte bandera”

Pese a que no contaba con los implementos necesarios para entrenar, superó las adversidades y alcanzó el record nacional. “Tengo un tiempo de 58.36 segundos”. La felicidad embargaba a ‘Kim’, y llena de optimismo afrontó su primer torneo internacional: los Juegos Odesur 2018 de Cochabamba, Bolivia, pero no todo salió como lo planeó.

“Era la primera vez que corría internacionalmente, la pasé mal porque en la quinta valla abandoné la carrera. Lloré y me frustré mucho”, comenta nuestra compatriota que trataba de evitar narrar ese amargo episodio. Eso sí, supo reponerse del mal momento, ya que inmediatamente después tuvo que competir en postas. Ganó la medalla de plata. “Esa medalla la tengo en una caja, es muy especial para mí, por todo lo que pasé”.

Sabías que...

- Concentrada. La competencia en vallas en Lima 2019 se realizará en 56 segundos. “Llevo un año y medio en esta prueba y ya he bajado dos segundos el record anterior. Si lo alcanzo, estoy en la final. Sé que lo lograré”.

Video Recomendado