Presidente de la Federación de Judo: El campeón detrás del escritorio

Laureado. Ganó una medalla de bronce en Río 2007 y hoy, desde diversos cargos dirigenciales, sigue luchando para que el deporte sea un servicio de fácil acceso a la población.

La República
17 Jul. 2019 | 21:25h

Por: Julio Estrada

Carlos Zegarra se veía a los 34 años aún compitiendo por el Perú, representando a nuestro país en escenarios importantes como los hizo en Beijing 2008 y ganando medallas como la que obtuvo en los Juegos Panamericanos de Río 2007. Un vuelco en su vida lo llevó a un retiro prematuro, sin embargo el judoka nacional no dejó de luchar por el deporte y ahora, en una faceta que nunca pensó asumir, dirige las riendas de la disciplina que ama en un país que poco a poco los ve crecer.

Zegarra es el actual presidente de la Federación Peruana de Judo, uno de varios importantes cargos que incluyen la presidencia de la Conad (Comisión Nacional Antidopaje), y su reto de este año llega cargado de responsabilidades y, en igual medida, de ilusiones.

PUEDES VER Juegos Panamericanos: Miembros de las Fuerzas Armadas competirán en Lima 2019

¿Cuáles son sus expectativas para estos Juegos Panamericanos?

En términos generales, en todos los deportes, yo espero que podamos sobrepasar las 40 medallas programadas para los Panamericanos y las 8 programadas para los Parapanamericanos. Lo que más me entusiasma no son solo los resultados deportivos que van a marcar lo que se ha venido trabajando hace mucho tiempo.

Los Juegos Panamericanos recién van a empezar para la sociedad, pero ese es un producto final, el producto previo se ha dado desde la formación de los deportistas, de como los dirigentes manejan el deporte, de como se han venido desarrollando cada una de las disciplinas.

Este para mí es un momento muy ansiado, desde mi trabajo como deportista y en el IPD he podido evidenciar como han venido evolucionando muchos de ellos, me causa mucha expectativa, mucha emoción.

¿Cómo fue la transición de deportista a tener cargos dirigenciales?

Como buen deportista lo único que tenía claro era competir, es parte de una realidad nacional. El deportista no piensa hasta cuando va a seguir solo se enfoca en competir. El retiro llega por asuntos coyunturales o lesiones. En mi caso fue por un tema con mi hijo, cuando lo diagnosticaron con trastorno del espectro autista tuve que dejar la competencia para generar ingresos, tenía que pagar terapias. Yo tenía programado seguir compitiendo hasta esta edad.

La gestión administrativa empezó cuando yo regresé a vivir al Perú en el año 2012 tras 6 años de estadía en España. En el 2014 intenté involucrarme con las municipalidades para incentivar la implementación de escuelas deportivas. Las municipalidades son clave porque la población espera que se les de un servicio, no solo que cobren los predios, que fiscalicen o que recojan la basura, y el deporte es un servicio que deben dar los gobiernos locales y se debe dar con calidad. En ese sentido debe haber un trabajo con los colegios.

PUEDES VER Conoce el posible once de la selección peruana Sub-23 para su debut en los Juegos Panamericanos

¿Cómo calificarías la organización de estos Juegos Panamericanos?

Yo estoy maravillado con las sedes deportivas, he participado en tres Panamericanos y siempre he visto la organización funcionando, no la etapa previa. El gran cambio que he podido ver es en la infraestructura deportiva, es lo que más ha llamado mi atención.

¿Cómo ves el desarrollo del judo en el Perú? ¿Está listo el equipo peruano para la competencia?

El equipo viene con un trabajo sostenido desde hace 4 años y yo lo veo homogéneo, ya no es uno que destaca, ahora es el equipo completo y los demás países saben que el Perú viene creciendo. Lo que más ilusión me hace es el esfuerzo que hay detrás de cada deportista.

PUEDES VER CCL: Juegos Panamericanos estarán valorizados en 20 millones de soles

¿Qué has logrado compartir con el equipo peruano de judo?

Los ayudo mucho a motivarse, técnicamente no interfiero, ese es el rol de sus entrenadores. Mi función y la del equipo de Judo Perú, con el importante trabajo del vicepresidente Manuel Castillo, es darle todas las facilidades a ellos para que tengan las condiciones idóneas y se sientan seguros de sí mismos. Tienen las instalaciones, nutricionistas, fisioterapeutas, médicos, psicólogos, un comando técnico altamente preparado, es turno de ellos de ‘creérsela’.

Para mí es importante que tengan la cabeza fría y el corazón caliente, hay que pensar mucho, no ponerse nervioso, pero hay que ser muy apasionado. Esta es la competencia más grande para muchos de ellos, pero tienen que saber que acá no acaba su carrera, hay clasificaciones olímpicas y torneos mundiales. En ese sentido, es importante la comprensión de la población, que no solo les digan: "gana una medalla", que sepan toda la historia que tuvieron que pasar para llegar a donde están.

¿Cómo se forma una selección nacional de judo?

La selección se forma a través de los campeonatos nacionales, desde los 11 años ya se puede competir en un formato regular. Nosotros hemos incluido jóvenes incluso no siendo los primeros de estos torneos, porque nuestro comando técnico siempre está mirando quiénes tienen talento, competir y entrenar son dos cosas distintas. Nos ha tocado que hemos incorporado quintos puestos que han terminado siendo primeros a nivel nacional.

Hay una total meritocracia, en un deporte de combate es muy difícil que alguien entre por 'vara', el que gana, gana. El "yo quería viajar" es un término que he eliminado de mi selección, acá no viaja el que le toca viajar, el campeón nacional es el mejor del país, la selección es algo serio.

PUEDES VER Panamericanos Lima 2019: Un circuito hacia el podio

¿Qué legado le puede dejar estos Panamericanos al deporte peruano?

Existe el legado social, de infraestructura, socioeconómico, en turismo, urbano. Yo lo que espero es que quede un legado cultural-deportivo, que la sociedad demande de manera correcta la accesibilidad a la actividad física. Que veamos el deporte como algo cercano, que se entienda que el deporte es una herramienta de cambio social que transforma vidas para bien. Lo más importante no es la alta competencia, sino la accesibilidad al deporte, porque de ahí va a salir los héroes que hasta ahora son anónimos y que son opacados por noticias negativas, el deporte trae noticias positivas, que no es solo la obtención de medallas sino también el conocer su historia, que los niños vean a un luchador que es igual que ellos y se vean representados.

¿Cuál es el rol de la CONAD (Comisión Nacional Antidopaje) en estos Panamericanos?

La CONAD va a cumplir la importante función de la recolección de muestras. Son más de 100 voluntarios los que van a recolectar más de 3 mil muestras. Estamos poniendo énfasis en los controles preventivos, no queremos que nos pase lo del 2015 que nos quitaron medallas. No estamos acusando a los deportistas de doparse, lo que queremos es que se tome conciencia de dónde se alimentan y los riesgos de contaminación, no es una persecución. Esto garantiza que el juego sea limpio, si perdiste, esto asegura que no te han robado la medalla.

¿Qué mensaje le dejas a los deportistas que participarán en Lima 2019 y a la población que disfrutará de esta fiesta deportiva?

A los deportistas que confíen en su trabajo, que confíen en que pueden lograr el objetivo y tengan una mentalidad ganadora. A la gente le pido que apoye a los deportistas antes, durante y después, no solo a los que ganen, debemos seguir apostando en los que no logren medallas también. No puede haber una censura por parte de la sociedad a los deportistas, ellos son siempre los más vulnerables, el deportista de élite en el Perú es la minoría, hay que protegerlos, velar por una sociedad que los comprende, los alienta y les genera posibilidades.