Ayrton Senna: el ícono brasileño que dejó un gran vacío en la Fórmula 1

Jhoselyn Valdez
1 May. 2019 | 17:05h

A 25 años de la muerte de Ayrton Senna, el legado del piloto se mantiene vigente. Su destreza al conducir y su carisma fuera de las pistas convirtieron al 'hijo de Sao Paulo' en una leyenda.

Hace 25 años, la Fórmula 1 vivió el momento más negro de su historia. El Gran Premio de San Marino de 1994 en Italia fue testigo de la muerte de dos pilotos, uno de ellos el inolvidable Ayrton Senna, que a sus 34 años y con una gran carrera por delante dejó de existir al sufrir un accidente en su monoplaza. 

La mañana del 1 de mayo de 1994 venía con aires de muerte. Un día antes, el piloto austriaco Roland Ratzenberg falleció al estrellar su vehículo contra una barrera de hormigón. Senna vio el accidente de cerca y decidió rendirle homenaje a su compañero de carreras.

PUEDES VER: Ayrton Senna: así manejaba el ícono brasileño de la Fórmula 1

Ayrton Senna, que en ese entonces pertenecía al equipo Williams-Renault, guardó una bandera de Austria dentro de su monoplaza 'FW16'. Como siempre corría para ganar, estaba seguro que al final de la carrera, la haría flamear en lo más alto del podio. Sin embargo, eso no sucedió.

En el Autódromo Enzo y Dino Ferrari, donde se disputaba el GP de San Marino, 'O Rey' corría su séptima vuelta, pero al llegar a la curva de 'Tamburello' perdió el dominio del vehículo y se estrelló contra un muro de concreto al costado de la pista.

Ayrton Senna

Ayrton Senna fue campeón de la F1 en los años 1988, 1990 y 1991. Foto: AFP

La rueda delantera derecha del bólido se desprendió y un perdigón atravesó su casco y visera, ocasionándole fracturas en el cráneo y pérdida de masa encefálica. Los médicos trataron de auxiliarlo y le realizaron una traqueotomía en el lugar, pero Senna yacía inconsciente.

Ayrton Senna

Ayrton Senna sorprendía al mundo con su destreza para manejar vehículos monoplaza. Foto: AFP

El tricampeón de la Fórmula 1 fue inducido a coma en el hospital Maggiore de Bolonia, pero horas más tarde el cuerpo médico confirmó su muerte cerebral. Su partida fue inevitable.

Como si se tratara de una premonición, minutos antes de competir, Ayrton Senna abrió su Biblia y leyó un pasaje del evangelio de Juan: "Recibirás el don más grande de todos, que es el propio Dios". Y eso sucedió. 

PUEDES VER: Valtteri Bottas vuelve a liderar la Fórmula 1 en GP de Azerbaiyán

Más allá de su destreza al conducir, Ayrton Senna destacó por su carisma, solidaridad y gran fe en Dios. No solo era muy querido en la Fórmula 1, sino en todo Brasil, un país que vivía fútbol, pero que veía en Senna al más grande de sus ídolos.

Cuando 'O Rey' desapareció físicamente, se decretó tres días de duelo en Brasil. El ataúd de Ayrton Senna paseó por las calles de su natal Sao Paulo en un vehículo de los bomberos durante una despedida masiva y con honores, a la que acudieron más de un millón de personas.

Ayrton Senna

El funeral de Ayrton Senna en Brasil fue masivo. El Gobierno declaró luto de tres días. Foto: AFP

A su funeral asistieron grandes pilotos, entre ellos Jackie Stewart, Emerson Fittipaldi y Ron Dennis. Su eterno rival Alain Prost, también estuvo presente e indicó que las carreras sin Senna no volverían a ser lo mismo.

"Cuando murió, una parte de mí también había muerto", reconoció el cuatro veces campeón mundial Alain Prost, al referirse sobre su rivalidad con el brasileño.

Ayrton Senna

El francés Alain Prost y Ayrton Senna protagonizaban grandes carreras en los circuitos de Fórmula 1. Foto: AFP

El Cementerio de Morumbí guarda los restos de Ayrton Senna, el 'hijo de Sao Paulo'. En una austera placa se puede leer un mensaje que guió toda la vida del piloto: "Nada puede separarme del amor de Dios".

Ayrton Senna

Los restos de Ayrton Senna fueron enterrados en el Cementerio de Morumbí en Sao Paulo. Foto: AFP

A 25 años de su muerte, la Fórmula 1 y el mundo aún recuerdan a Ayrton Senna, el tres veces campeón del mundo en 1988, 1990 y 1991 que quiso romper el récord de Juan Manuel Fangio (cinco títulos) y de seguir vivo, seguro lo hubiese sobrepasado.

Pero el legado de 'Senninha' va más allá de lo deportivo. Con 41 victorias, 19 récords de vuelta, 80 podios y 65 pole positions, las estadísticas colocan al 'hijo de Sao Paulo' como uno de los pilotos con más triunfos y, aunque estos números ya han sido superados, hay otros factores que lo han convertido en leyenda.

PUEDES VER: Fórmula 1: Temporada 2019 trae cambios en el reglamento

Dueño de un gran corazón, el piloto siempre buscó una forma de ayudar a los más necesitados, por lo que asumió un gran compromiso: sacar adelante a su país a través de la educación. Antes de morir, le pidió a su hermana Viviane que lo ayude a formar una fundación y así se hizo.

El Instituto Ayrton Senna se fundó en noviembre de 1994 con el objetivo de implantar programas educativos para niños y jóvenes brasileños. A la fecha, la organización colabora con el 85% de escuelas públicas de Brasil y beneficia a más de un millón de estudiantes al año.

Instituto Ayrton Senna

El Instituto Ayrton Senna recauda fondos mediante la venta de productos en homenaje al piloto. Foto: AFP

A modo de homenaje, se han realizado tres documentales: 'Una estrella llamada Ayrton Senna' en 1998, 'Ayrton Senna: el derecho a ganar' en 2004 y 'Senna' en 2010. La vida del piloto también se convirtió en fuente de inspiración de libros publicados entre 1987 y 1993.

Al momento de su partida, la leyenda de Ayrton Senna ya había dejado huella en el mundo, sobre todo en niños como Lewis Hamilton o Fernando Alonso, que buscaban seguir sus pasos en el deporte motor.

Lewis Hamilton

La figura de Ayrton Senna es inspiración del piloto de F1 Lewis Hamilton. Foto: AFP

Al igual que ellos, muchos niños, hoy adultos fanáticos de la Fórmula 1 que crecieron con la imagen de 'Senninha', se encargarán de hacer que el legado de Ayrton Senna pase de generación en generación. Senna sigue presente. 

Ayrton Senna

Miles de fans en Brasil firmaron un mural en homenaje a Ayrton Senna a 25 años de su muerte. Foto: AFP