Las dificultades de ser árbitro en el Perú

Redaccionlr
19 Dic 2018 | 21:00 h

Mientras el VAR llegaría al torneo 2019 para ser probado antes del Mundial Sub 17 del que somos anfitriones, los réferis desnudan las carencias: no tienen un contrato con la FPF, cobran con recibo por honorarios, no poseen seguro médico ni beneficios sociales. Varios tienen otra profesión.

Por: Jesús Yupanqui

El vía crucis de los árbitros peruanos va más allá de los insultos que puedan recibir en las tribunas o el maltrato psicológico que intentan plasmar algunos jugadores, que a veces llegan a ser agresiones físicas. Los hombres de negro sufren el látigo de la indiferencia de una sociedad que no los reconoce como un elemento importante del fútbol, aunque su función sea impartir justicia.

A diferencia de países como Argentina o Brasil, en el Perú el arbitraje no es una profesión. Los jueces nacionales no perciben una remuneración mensual por dirigir los partidos del torneo local, ellos deben dedicarse a otras labores para poder subsistir. Vivir exclusivamente del sueldo de un réferi es una utopía. Hay publicistas, empleados del estado, doctores y varias otras profesiones para sustentar sus gastos.

PUEDES VER: ¿Y la FPF? ADFP lanzó propuesta para asumir Torneo Descentralizado 2019

Por ejemplo, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) contrató a los árbitros que participan en la primera y segunda división. Ellos cobran un sueldo mensual de S/ 5.679,85 (rango FIFA) y S/ 4 369,12 (los no internacionales).A eso debemos sumar el ‘bono’ de S/ 1.747,65 que cobran los colegiados por dirigir un partido en la Super Liga Argentina, este dinero es asumido por el club local. En Chile pueden ganar 8.500 soles mensuales, e incluso duplicar ese ingreso si dirigen Copa Libertadores. En México los árbitros perciben un sueldo mensual de US$ 1.600 al mes y un bono de US$ 2.000 cada vez que les toque dirigir un partido de la Liga Mexicana.

Esta figura no se repite en el arbitraje peruano. Los réferis nacionales son trabajadores por honorarios, ellos cobran por partido dirigido y no cuentan con un seguro médico, ni seguro de vida, ni un bono de alimentos, es decir, no cuentan con ningún beneficio laboral. “Nosotros no tenemos sueldos, no tenemos contrato, no tenemos beneficios, no contamos con seguro médico”, expresó Miguel Santiváñez, presidente de la Asociación Profesional de Árbitros de Fútbol.

El presupuesto que asigna la Asociación Deportiva del Fútbol Profesional (ADFP) para el arbitraje es muy limitado. Según se puede apreciar en las bases del Descentralizado 2018, los clubes son los responsables en asumir los gastos de la terna arbitral (honorarios, viáticos y alimentación), además de asumir los pasajes aéreos.

“El problema es que ese presupuesto no sale de la CONAR, ese presupuesto sale de la ADFP, de los clubes. Hay un conjunto de variantes que influyen para destinar un determinado presupuesto”, indicó Francisco Gaviria, vocero de la Comisión Nacional de Árbitros (CONAR).

Un árbitro percibe entre S/ 1.800 y S/ 2.000 soles por dirigir un partido de primera división, pero este monto va descendiendo cuando tienen que dirigir un encuentro de segunda división o Copa Perú.

En la etapa distrital de la Copa Perú, el colegiado cobra el monto de S/ 70.00 (los asistentes) y S/ 100.00 (el juez principal) por partido arbitrado. En la etapa nacional del ‘Fútbol Macho’ esta cifra aumenta a 350 soles el asistente y 550 el árbitro principal, aparte de los 250 soles, por día, que corresponde a los viáticos que les asigna la Federación Peruana de Fútbol a través del presidente de las departamentales o el comité de la Copa Perú.

PUEDES VER: Ricardo Gareca dio rotunda respuesta tras especulaciones que lo vinculan con Boca [VIDEO]

En la segunda división estas cifras no sufren muchas variaciones. La ADFP de Segunda División se encarga de pagar a los árbitros el monto de S/ 1.200 –incluidos viáticos–. En los duelos que se desarrollen en la capital el pago puede disminuir hasta S/ 1.000 soles, porque no hay viáticos por viaje o alimentos.

“Cuando vamos a pedir aumento, los dirigentes nos dicen que no hay plata. Pero sí pueden contratar jugadores que valen 12 mil dólares. Porque el arbitraje no les interesa. Somos necesarios pero no importantes”, denunció Santiváñez, quien se desempeña como profesor de matemáticas.

En los torneos que son organizados por la Conmebol o la FIFA, los jueces mejoran sus ingresos. El expresidente de la CONAR Alberto Tejada explicó cuánto puede ganar un árbitro en estas contiendas. “Si se llega al mundo profesional como la Copa Libertadores, ya estamos hablando de un partido de tres mil dólares. Una final es por 6 mil dólares y una Copa del Mundo estamos hablando de más de 50 mil dólares”. Pero no todos llegan a esa categoría ni a ser FIFA. Perú solo tiene siete cupos para esta categoría top.

El camino para ser FIFA

El arbitraje en el Perú está dividido en 4 categorías (Tercera, Segunda, Primera y FIFA). En la tercera categoría, los jueces están habilitados para participar en los partidos departamentales, Copa de la Amistad, etc. En la segunda categoría, los colegiados pueden dirigir la etapa nacional de la Copa Perú y los encuentros de la segunda división. En el siguiente nivel, los árbitros pueden participar en los partidos del Descentralizado 2018. El máximo nivel es FIFA, en esta etapa los forman parte de los torneos organizados por la Conmebol o el máximo ente del fútbol mundial.

Para poder ascender de categoría los árbitros son evaluados por la Conar. Estos exámenes están alineadas bajo las exigencias FIFA. “El prototipo de FIFA demanda trabajar mucho la exigencia física para el árbitro. Buscar un árbitro que sea de contextura delgada, que tenga porte, que tenga personalidad, que maneje idiomas, hay muchas exigencias, pero nosotros también somos conscientes de que no se puede poner una valla tan alta, porque hay mucho por trabajar”, señaló Gaviria.

PUEDES VER: Juan Carlos Oblitas estaría a punto de renovar con la FPF

Cada partido es una evaluación, por ese motivo no hay margen de error. Los jueces deben rendir cuatro veces al año exámenes físicos, psicológicos, escritos y análisis de video. De esas cuatro evaluaciones sale un promedio, en el cual el que tiene la mayor nota va ascendiendo y el que obtenga la menor calificación desciende de categoría.

Para ascender a categoría FIFA, un juez necesita pertenecer, mínimo, dos años en una categoría inferior –que es la primera–, tener buenas calificaciones de los partidos que dirigió, también es importante analizar su desempeño en partidos trascendentales del campeonato –como clásicos, finales o duelos por el descenso–. “Deben tener más de 7,5 al año en tu promedio ponderado en tu evaluación escrita, física, psicológica, video test y evaluación de partidos. Se suman todas esas notas, se saca un ponderado sobre 10 y debes sacar más de 7,5 para que puedas subir y tiene que haber un FIFA que haya sacado menos de 7,5 para que pueda bajar”, explicó Santiváñez.

¿No hay apoyo?

El presidente de la APAF, Miguel Santiváñez,denunció que la Federación Peruana de Fútbol por un tema de presupuesto decidió que los árbitros no cuenten con un psicológico. “Había una preparación psicológica. Se cortó el año pasado por un tema presupuestal. Pero nosotros cuando vamos a los cursos,tenemos la suerte de tener esas charlas, pero no hay un psicólogo, no hay un coach”.

En los estadios las condiciones de los camerinos destinados para los árbitros no son las adecuadas. Este panorama se repite en la Videna, donde los árbitros entrenan cuatro veces a la semana, de martes a viernes. Los jueces no tienen a su disposición un departamento médico, ni camerinos propios. Por ese motivo la Conar empezó a trabajar una serie de proyectos que permitirán a los colegiados peruanos mejorar su nivel y, en una visión a largo plazo, convertir a esta carrera en una profesión. El fin es que tengan un sueldo fijo, contrato con la FPF y todos los beneficios laborales.

“Vamos a implementar el departamento de nutrición y el departamento médico. Vamos a trabajar en los camerinos”, también dijo Gaviria. Por primera vez, la Conar elaboró un plan estratégico para el 2019. El máximo ente del arbitraje se encuentra trabajando en la actualización del reglamento de organización de funciones, en desarrollar la implementación de un plan de capacitación para integrar a los árbitros de las diversas categorías.

Otros de los grandes proyectos que está trabajando la Conar es en la selección de árbitros. “Como comisión, para un mediano plazo, queremos trabajar en tener nuestra selección de árbitros, lo que nos permitiría optimizar el presupuesto y recursos de forma eficiente. Es la misma línea de la selección peruana, es un proceso. Actualmente la demanda de partidos es muy reducida, la oferta de árbitros es muy amplia. Más de 500 a nivel nacional”, expresó Gaviria.

El VAR llega al Perú

Uno de los pilares de la Conar es minimizar los errores arbitrales, por ese motivo se ilusionan con la idea de implementar el VAR (árbitro asistente de vídeo) en el Descentralizado 2019, aunque Gaviria reconoció que lo primordial es mejorar la infraestructura de los estadios. “Se debe mejorar la calidad de internet, electricidad, servicios mínimos. Los árbitros del VAR no están en el mismo estadio, ellos se ubican en otro sitio. Es una comunicación en línea, todo tiene que salir perfecto”. El detalle de la fibra óptica es vital para la conexión de las imágenes.

PUEDES VER: ¿Jean Pierre Rhyner manda ultimátum a la FPF? [VIDEO]

La primera prueba del VAR sería en la final del Torneo de Verano, ya que se debe testear antes de utilizarlo en el Mundial Sub 17 que se jugará en Perú. Esto falta ser confirmado por la FPF. “La implementación del VAR no depende de la Conar. Yo puedo decirte en dos o tres meses, pero depende también del empuje de los diferentes grupos de interés (ADFP, FPF)”, señaló Gaviria.

Intentamos contactar a la FPF pero no hubo respuesta ya que aún se vienen definiendo todos los detalles del torneo del próximo año, que serían anunciados en los próximos días. Sin embargo, según fuentes cercanas a la Videna, el VAR sí sería tomado en cuenta. Incluso los árbitros FIFA ya están siendo capacitados, recibiendo charlas.

La seguridad de los réferis, otro tema pendiente

- El 1º de septiembre del presente año, el árbitro FIFA Michael Espinoza fue agredido por varios sujetos en el entretiempo del duelo entre Comerciantes Unidos y Ayacucho FC, que se desarrolló en el estadio Carlos A. Olivares de Guadalupe. Gracias a la intervención de la Asociación Profesional de Árbitros de Fútbol y de la Conar se pudo identificar al agresor.

- Pero este no es el único caso de violencia en contra de los árbitros que se desarrolló en nuestro país. Algunos pasan de los insultos habituales a las agresiones o también un acto delictivo. En un partido por Copa Perú, Joel Alarcón sufrió el hurto de sus pertenencias. Lo asaltaron en Piura. “Hemos realizado un trabajo en conjunto, en coordinación con la Comisión de Licencias y con la ADFP para que facilite toda la logística, no solamente durante el partido sino antes y después del partido. Velar por la integridad del árbitro es el eje de todo”, señala Francisco Gaviria.

Video Recomendado

Lazy loaded component