Los clásicos se ganan

Efectivos. La selección peruana hizo un gran partido y goleó 3-0 a Chile en Miami, cortando una racha de 5 años sin poder ganarles. Un autogol de Roco y un doblete de Pedro Aquino sellaron el triunfo del equipo de Ricardo Gareca.

Efectivos. La selección peruana hizo un gran partido y goleó 3-0 a Chile en Miami, cortando una racha de 5 años sin poder ganarles. Un autogol de Roco y un doblete de Pedro Aquino sellaron el triunfo del equipo de Ricardo Gareca.

Esta selección está acostumbrada a cambiar la historia, a no creer en estadísticas, a lograr lo impensado. Ante Chile tenía una cuenta pendiente que llevaba cinco años, pero todas se pagan. Un triunfo que era esquivo, un partido que se sentía como guerra y cuyas pulsaciones a veces nos perjudicaban. Hasta que el equipo de Ricardo Gareca cortó la racha y todo el Hard Rock Stadium de Miami grita el triunfo anhelado.

La mejor hinchada del mundo (como nos considera la FIFA) no paraba de festejar porque siempre será un clásico y en este tipo de partidos está prohibido perder. En una de las ciudades donde hay más peruanos en Estados Unidos, se sentía por momentos como si fuera el estadio Nacional.

Ante una selección en pleno recambio generacional, Perú partía con ventaja con un proceso consolidado, que tiene una idea de juego definida y que ha ido mejorando. A pesar de la mala suerte en el mundial, en los amistosos ante Holanda y Alemania se vio una versión mejorada y con más confianza. Ya no importa el ránking FIFA, el invicto que teníamos sino la imagen que teníamos.

Pasamos de una difusa a una en 3D donde da gusto ver a la selección. Cambiamos los lamentos por las alegrías y nos estamos acostumbrando a pelear con los mejores. El fútbol se gana con goles, con la eficacia frente al arco rival. De los errores se aprende y aunque tenemos bajas importantes en el ataque –Paolo Guerrero está suspendido hasta el 2019 y Jefferson Farfán está lesionado–, los goles llegaron en los momentos menos esperados.

En el segundo tiempo, cuando Chile peleaba más de lo que jugaba, que adelantó a Arturo Vidal para presionar, llega un desborde del enigmático André Carrillo (63’) para darle un efecto extraño que confunde a la zaga chilena y que Enzo Roco intenta despejar, pero termina metiendo el balón en su propio arco.

El grito de desahogo, de alegría. El abrazo en el que nos confundimos todos. Al frente seguía confundido un Chile que aún no encuentra el camino ante la inminente partida de su generación dorada que conquistó la Copa América 2015 y la del año siguiente, donde solo quedan como referentes Vidal y Medel.

PUEDES VER Perú vs Chile: narrador de ESPN enloquece con goles de Pedro Aquino [AUDIO]

Reinaldo Rueda aún no encuentra los intérpretes adecuados y tampoco parecen estar a la altura Nicolás Castillo, Sagal y compañía. No son Alexis Sánchez –quedó fuera por un problema con la visa–, tampoco Eduardo Vargas. Mientras que en Perú, cada vez que se ponen la camiseta de la selección se transforman. Los llena de orgullo, se creen héroes. Lo que antes parecía un castigo, ahora es el sueño máximo.

En el primer tiempo, el dominio era territorial, pero nos faltaba anotar. Ese era el lamento después de dos mano a mano que falló Raúl Ruidíaz. Uno ante el portero De Paul y el otro que salva un defensa en la línea del arco. Tampoco podía desnivelar Luis Advíncula, siempre pensando en ataque, que hizo una gran jugada personal y casi acaba en un golazo. De Paul volaba para salvar el cabezazo de Santamaría. El gol estaba tan lejos y tan cerca a la vez.

Hasta que llegó la corrida de Carrillo y el autogol de Roco. Entonces Chile entró en depresión y Perú infló el pecho para empezar a dominar con la posesión y transiciones rápidas. Edison Flores hizo que todos paren las ‘Orejas’ cuando desbordó y encontró al recién ingresado Pedro Aquino (75’), quien definió con convicción para aumentar la ventaja.

La tribuna se contagió de la euforia, empezaron los ‘oles’ que desbordaban optimismo y aunque faltaban diez minutos, el duelo no estaba cerrado. Hasta que otra buena jugada colectiva termina con Aquino (86’) en el corazón del área para definir como ‘9’.

Chile rendido, sin respuesta ante un Perú superlativo. Todos con notas altas, desde la defensa que nunca dejó que los chilenos hagan daño, la volante que puso su ritmo. Renato Tapia y Yoshimar Yotún fueron vitales para tener la posesión y empezar a atacar por las bandas. La cuenta pendiente de Ruidíaz sigue, en la que parecía su gran oportunidad ante las ausencias del resto, pero la efectividad fue la consecuencia de la superioridad peruana.

Pasaron cinco años para volver a ganar, pero en ese tiempo Perú ha renacido. Un mundial, un estilo ganado y la convicción de que a cualquiera le podemos ganar.

En cifras

- 2003. Fue la última vez que Perú venció 3-0 a Chile. Fue el 2 de abril en el Estadio Nacional en un amistoso.

- 5 goles ha anotado Perú en los amistosos post-Mundial. Uno a Alemania y Holanda, tres a Chile.

- 18 es el puesto que Perú ocupa en el ranking FIFA tras este triunfo.

Ricardo Gareca: “Le hemos ganado a un gran rival como Chile”

- El técnico de la selección peruana, Ricardo Gareca, opinó del triunfo de la ‘Bicolor’ sobre Chile en Estados Unidos. “Lo bueno de esta victoria es que hemos podido sostener la ventaja, aspecto que no lo pudimos hacer ante Holanda y Alemania. Le hemos ganado a un gran rival, porque Chile no solo tiene grandes jugadores, sino también actitud”, dijo Gareca.

El ‘Tigre’ destacó la buena actuación de Pedro Aquino, quien anotó dos goles: “Su buen momento lo viene demostrando hace varios partidos y eso nos pone felices. Me deja tranquilo que cualquiera puede reemplazar a cualquiera. Todo es muy parejo en la selección”.

Por último, el DT bicolor habló de la actuación del delantero de Raúl Ruidíaz, quien no pudo marcar un tanto. “Él tuvo ocasiones y eso nos deja tranquilos. Es la ley del delantero que a veces anote o no. Ruidíaz es un jugador muy seguro y de carácter fuerte”.

“Cometimos errores y Perú los supo aprovechar. Hay que felicitarlos porque hicieron un buen partido. Nos hizo ver mal en los últimos minutos del partido”.

Reinaldo Rueda, técnico de Chile

“¿Por qué es doloroso? No hay que dramatizar tanto, no nos estábamos jugando la vida, no es un campeonato, es un amistoso. Somos campeones”.

Arturo Vidal, volante de Chile

El semáforo

Castillo. El delantero chileno pasó desapercibido ante la férrea marca peruana.

Cueva. El volante peruano tuvo chispazos de buen fútbol, pero le falta completar un partido redondo.

Aquino. El volante peruano ingresó en el complemento y marcó un doblete. Estuvo fino ante el arco rival.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO