Deportes

Rusos inhalaron amoníaco para mejorar rendimiento contra España y Croacia

La Republica
Luiggi Diaz

Médico de la selección anfitriona confirmó las versiones, pero niega que se trate de un caso de dopaje.

La selección de Rusia se ha visto vuelto en un serio cuestionamiento a pesar de ya estar eliminada de la Copa del Mundo. Los integrantes del equipo inhalaron amoniaco durante los partidos que sostuvieron contra España y Croacia.

El diario alemán Süddeutsche Zeitung deslizó la posibilidad días antes que uno de los suplentes del cuadro que dirige Stanislav Chechesov estuvo respirando una bola de algodón con lo que sería amoníaco, sustancia utilizada para reanimar a las personas. El día de ayer el diario indicó que la misma federación de fútbol ruso les confirmó que algunos de sus seleccionados lo habrían hecho.

PUEDES VER Vladimir Putin felicita a la selección de Rusia pese a eliminación del Mundial

Al mismo tiempo, el medio también alemán Bild publicó unas capturas de televisión donde se observa a los rusos sobándose la nariz en el pasadizo donde se ubican los equipos antes de salir al campo.

Rusia amoniaco

Ante las especulaciones y con la confirmación del propio ente futbolístico del país, el médico de la selección rusa, Eduard Bezuglov, también ratificó la versión del uso de amoníaco, pero negó que se trate de un caso de dopaje.

"Se trata de un simple amoníaco con el que se impregnan trozos de algodón y después se inhala. Esto lo hacen miles de deportistas para animarse. Se utiliza desde hace décadas.", explica el galeno, cita el portal as.com

“No sólo se usa en el deporte, sino en la vida cotidiana de la gente cuando alguien pierde el conocimiento o se siente débil".  "Simplemente por el fuerte olor que desprende. Se puede ir a cualquier farmacia, comprar algodón y amoníaco. Esto no tiene ninguna relación con el dopaje", agregó Bezuglov.

Si bien aún no se conoce un pronunciamiento de la FIFA o de la organización al respecto, cabe recordar que en 2016 la organización dirigida por Gianni Infantino abrió una investigación contra el fútbol ruso por supuestos casos de dopaje.  Los implicados fueron Rubín Kazán y Ruslan Kambólov. Según el abogado del segundo el caso se archivó por falta de pruebas.