MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
QATAR 2022 - ¿Cuáles son los partidos de octavos de final y cuándo se juegan?
SEGUNDA VUELTA ELECCIONES REGIONALES - Revisa los horarios, locales de votación y más incidencias de la jornada
Datos lr

Combi en Perú: ¿cómo pasó de trasladar mercancía a ser un problema en el transporte público?

Fue diseñada para transportar carga de más de 700 kilogramos; sin embargo, su llegada a Perú significó la solución del transporte público. Pero, ¿por qué se convirtieron en un problema para las calles de Lima?

En los años 90, los desempleados no tuvieron otra alternativa que comprar una combi para sumarse al servicio del transporte público. Foto: composición LR/ Autocosmos/Andina
En los años 90, los desempleados no tuvieron otra alternativa que comprar una combi para sumarse al servicio del transporte público. Foto: composición LR/ Autocosmos/Andina
La República

La combi, como muchos la conocen, se volvió la unidad de transporte público más utilizada por los limeños, pero nunca se imaginaron que años después se convertiría en uno de los más grandes problemas para las autoridades. A pesar de que no fueron diseñadas para trasladar personas, los peruanos hicieron uso de su ingenio e iniciaron con el negocio, el cual perdura en la actualidad.

Las migraciones internas en el Perú permitieron que miles de personas lleguen a Lima con la esperanza de buscar un mejor futuro. Además, la falta de trabajo y con la inauguración de principales avenidas en la capital, la combi empezó a tomar protagonismo y dejar de lado a los buses. A continuación, te contamos sobre cómo se convirtió en un problema.

¿La combi era utilizada para transportar mercancía?

El nacimiento de estas unidades se debió al importador holandés de Volkswagen, Ben Pon, quien hizo un viaje de negocios a Alemania y visitó la fábrica de Wolfsburgo. Allí, conoció que los empleados utilizaban una plataforma sobre un chasis de Volkswagen Escarabajo para trasladar diversas piezas.

La creación de la combi nació de la idea del holandés Ben Pon. Foto: Progas

Luego de quedar asombrado, Ben Pon proyectó su idea en los bocetos de una Van que contenía un motor trasero y cabina delantera. Tras ello, presentó su proyecto a los directivos de Volkswagen company, pero ellos no estaban convencidos del todo. En 1949, el vehículo fue presentado ante el público como Type 2.

En 1950, la unidad se convirtió en una de las más usadas por el público, ya que era una combi clásica diseñada sobre una carrocería fuerte capaz de soportar hasta 790 kilogramos de carga. Además, poseía un motor bóxer de cuatro cilindros, 25 caballos de vapor y alcanzaba una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora.

Un año después, Volkswagen lanza al mercado una renovada combi, puesto que contaba con una cama desplegable, refrigerador, bar y el techo era más alto. Dichas características, convirtieron a los vehículos en los favoritos de muchas familias.

En un inicio, las unidades de Volkswagen fueron utilizadas para trasladar carga. Foto: Autocosmos

Años después, la combi clásica cambió su diseño y características mecánicas, y se empieza a producir la Transporter T4. En este modelo el motor se ubicaba en la parte delantera y tuvo un chasis cabina y chasis doble, el cual se sumó a las versiones de cabina simple o cabina doble.

¿Por qué las combis son un problema en el transporte público?

Durante el primer gobierno de Alan García, el transporte público no era suficiente para los limeños, lo que generó que algunas combis aparecieran en las avenidas Arequipa y Javier Prado con un mejor servicio, puesto que las personas podían ir sentadas y dejar de ocupar las escaleras del microbús.

En el mandato de Alberto Fujimori se empezó a importar libremente los vehículos y dar paso a nuevas rutas en el transporte urbano. Además, ingresaron unidades de Chile, que eran parecidas a las Volkswagen, pero de las marcas Toyota y Nissan, las cuales fueron empleadas en Japón para transportar carga y pasajeros.

La combi apareció con más fuerza por las calles de Lima a inicios de los 90. Foto: Andina

La crisis económica fue el factor principal para que muchas empresas públicas y privadas despidieran a sus trabajadores, quienes no encontraron otra solución que comprar con sus liquidaciones una combi. Por ende, aparecieron los chóferes inexpertos en las calles de Lima.

En la actualidad, conducir una combi es la alternativa adecuada para aquellos que se encuentran desempleados, pues se aventuran a recorrer las principales rutas sin licencia y sin tener conocimientos de manejo, lo que ha provocado un sinfín de accidentes de tránsito. Además, se han convertido en un problema constante para las autoridades.

¿Quiénes son los dateros?

También son conocidos como ‘controladores de combis’, son aquellas personas que se encargan de ayudar a los choferes y cobradores para que sepan cómo van los otros vehículos que circulan en la misma ruta. Además, hacen posible que los pasajeros suban más rápido a las unidades.

Un datero suele tener una jornada laboral de más de 12 horas. Foto: captura de Youtube

¿Qué significan los números que gritan los dateros?

Los controladores suelen comunicar una serie de códigos con números, letras, tiempos y hasta colores. Esta información sirve para que el conductor sepa el tiempo que lo separa de otras unidades de su misma línea de transporte.

Por ejemplo, si escuchas a un datero decir “1, 3, 3″, significa que el carro anterior pasó hace un minuto, y otro más hace tres minutos, y así sucesivamente. Además, para dar a entender las características de cómo están circulando emplean colores o jergas como “está sopa”, “planchado”, “pampa”, entre otros.

Lo que parece una tarea sencilla en realidad no lo es si es que el emisor y el receptor no manejan el mismo lenguaje de signos, el cual que puede ser expresado en voz alta o a través de un pedazo de papel.

Lazy loaded component

¿Qué significan las jergas de los dateros?

En su día a día, los controladores emplean varias jergas que no son entendidas por la mayoría de los ciudadanos. A continuación, te explicamos el significado de las más usadas.

  • ‘Sopa’: carro lleno con personas paradas
  • ‘Planchado’: asientos llenos
  • ‘Chantón’: colega que va despacio en busca de pasajeros
  • ‘Pampa’: camino despejado, sin otros carros hace varios minutos.

El significado de varias de las jergas empleadas en el transporte público responden a una razón de ser. Foto: composición LR/Next City