Datos lr

¿Por qué las botellas de cerveza generalmente son verde o marrón?

¿Alguna vez te has preguntado la razón por la que los envases llevan generalmente este color? La razón va más allá de combinar con el tono del contenido.

El color de las botellas de cerveza responde a una característica más que estética. Foto: composición LR/123RF/Dinero en Imagen
El color de las botellas de cerveza responde a una característica más que estética. Foto: composición LR/123RF/Dinero en Imagen
La República

Si de cervezas hablamos, las tenemos de diversos tamaños y sabores. Respecto a los colores de las botellas, las encontramos en verde, como a la cerveza Pilsen Callao. Sin embargo, las hay en su mayoría en tonalidades marrones como las cervezas Cristal o Cusqueña. En cuanto a ello, la coloración del envase está muy alejado de que sirva solo para entonarlo con el contenido, ya que tiene una función mucho más específica.

Pese a que la cerveza tiene un origen que data de hace 4.000 años a. C., aún a nuestros días siguen existiendo características propias que son desconocidas para una gran mayoría. Entre ellas, tenemos al misterio del color de los recipientes en las que son envasadas y distribuidas. Conoce, a continuación, ¿por qué el color de las botellas de cerveza generalmente es verde o marrón?

¿Por qué el color de la botella de cerveza generalmente es verde o marrón?

Si bien es cierto que los inicios de la cerveza se encuentran en culturas como la egipcia, no fue hasta el siglo XVI en la que se empezó con su embotellamiento. Así, por estas fechas, recién los cerveceros empezaron a experimentar con el material para envasar la bebida alcohólica. Sin embargo, no fue hasta un siglo después cuando comenzó su comercialización; y solo después de la Primera Guerra Mundial, su demanda creció exponencialmente.

El material elegido fue el vidrio, principalmente porque mantiene la cerveza fresca durante más tiempo. Pero existía un problema bastante grave: si la cerveza se dejaba al sol durante mucho tiempo, sus propiedades, sabor y olor se estropearían. Esto debido a que los rayos ultravioleta provocan que los ácidos del lúpulo se descompongan y reaccionen con el azufre. Lo cual, sometido a una larga exposición, le da un mal olor y sabor al producto etílico.

Observado ello, los científicos decidieron teñir el cristal para protegerlo de condiciones solares adversas, como si de unos lentes de sol se tratasen. De esta manera, se inclinaron por el marrón. En cuanto al cristal de este color, podemos hallar los inicios de su uso frente a la escasez de vidrio marrón durante la Segunda Guerra Mundial, que hizo que algunos fabricantes europeos cambiaran el tradicional vidrio de esta tonalidad por el verde con tal de evitar el transparente. Aunque este color no es tan eficaz como el marrón, lo es más que el incoloro, y por eso lo eligieron.

En nuestro país hay varias botellas de cerveza de color verde o marrón, la cual tiene una razón en específico. Foto: composición LR/El Popular