Datos lr

Mantequilla o margarina: ¿cuál es tu mejor opción?

La elección entre las 2 depende del uso que le vayas a dar, como también saber si es por una cuestión de salud, de repostería y cocina, o de precio.

La mantequilla y margarina tienen diferencias importantes a tomar en cuenta para su uso. Foto: composición LR/Gerson Cardoso/
La mantequilla y margarina tienen diferencias importantes a tomar en cuenta para su uso. Foto: composición LR/Gerson Cardoso/
La República

La mantequilla y la margarina son, para muchos, dos caras de la misma moneda. Hay incluso quienes piensan que son iguales, quizá porque ambas son de color amarillo y pueden cumplir funciones similares. Pero lo cierto es que existen importantes diferencias, y son estos detalles los que te ayudan a responder la pregunta del millón: ¿cuál es mejor?

En primer lugar, para elegir entre mantequilla y margarina, es importante delimitar a qué aspectos se hace referencia al hablar de “mejor”. Si bien ninguna es inherentemente “superior” a la otra, resulta práctico llevar la discusión hacia los siguientes factores y hacer la distinción respectiva según cada uno: salud, utilidad para cocina y repostería, y costo.

La mantequilla y la margarina tienen tonalidades distintas de amarillo. Foto: captura de YouTube/Club de Repostería

Mantequilla y margarina: ¿cuál es más saludable?

Con el conocimiento actual sobre las grasas trans y las saturadas, la mantequilla puede ser considerada mejor para la salud. La principal diferencia entre ambas es su origen: la mantequilla está hecha de grasa animal, mientras que la margarina se obtiene a través de procedimientos industriales utilizando aceites y grasas de origen vegetal o mixtas (animal con vegetales).

Para la producción de margarina, estos aceites son sometidos a un proceso de hidrogenación. El problema es que esto genera un tipo de grasa de características distintas a la de los componentes de origen: se pierde el ácido linoleico (ácido graso esencial) y, por el contrario, se forman los ácidos trans, los cuales aumentan el colesterol LDL (”malo”) y disminuyen el colesterol HDL (“bueno”), afirma la nutricionista Esther Gil.

En cuanto al porcentaje de grasa en su composición, los números no difieren mucho: la mantequilla está hecha en un 80% u 82% de grasa láctea, mientras la margarina debe contener un mínimo de 80% y un máximo de 90% de grasas –al margen de su origen- para ser denominada como tal. No obstante, por el proceso mencionado anteriormente, en la mantequilla predominan las grasas saturadas, mientras que la margarina contiene, inevitablemente, grasas trans.

Según informó Esther Gil para Saber Vivir, lo ideal es leer las tablas de información nutricional en las margarinas, y elegir aquellas que no contengan aceite de palma y que, además, tengan un contenido más bajo de grasas trans. De igual manera, es importante tomar en cuenta que la mantequilla siempre será más natural en su elaboración.

La mantequilla y la margarina son ingredientes importantes para la repostería. Foto: La República/archivo

Mantequilla y margarina: ¿cuál es mejor para repostería?

En cuanto a la repostería, se destaca el hecho de que la mantequilla tiene un sabor más intenso que el de la margarina. Esta pierde su firmeza al derretirse en temperaturas altas, además de proveer más humedad y contextura jugosa a las preparaciones. Se destaca también su alto contenido de grasas, lo cual es beneficioso para algunas preparaciones en específico.

Por el lado de la margarina, esta tiene un sabor más suave que el de la mantequilla. Su consistencia pierde firmeza más rápido que la de la mantequilla, lo cual es un factor favorable para preparaciones que prefieren una contextura blanda y esponjosa. Aquello que se destaca en la margarina es su capacidad para aumentar la duración/vida útil de las recetas. Es importante considerar el porcentaje de grasa de la misma para un uso correcto en repostería (75% a más).

Tabla comparativa sobre las distintas denominaciones de margarina de acuerdo al porcentaje de grasa. Foto: captura de Generalidades sobre la margarina y la hidrogenación de aceite de girasol

Dado que cada una tiene sus propias cualidades útiles, resulta importante listar de manera concreta en qué escenarios podrías preferir una u otra:

  • Si se busca priorizar la duración del producto, utilizar margarina.
  • Si lo principal es acentuar el sabor de la preparación, la mantequilla es mejor opción.
  • La estructura deseada es un factor determinante: textura más húmeda, suave y más grasosa (mantequilla); textura más firme, esponjosa y menos grasosas (margarina).
  • La solidez de la margarina la hace mejor para cremar con azúcar (soporta más fricción).

La margarina contiene más grasa trans que la mantequilla.

Mantequilla y margarina: ¿cuál es más barata?

En caso de que tu prioridad sea el precio, sin duda alguna vas a preferir comprar una barra de margarina. Solo como ejemplo, para tomar una comparación directa y precisa con productos de una misma marca, el precio de una mantequilla Laive de 200 gramos en Plaza Vea es de S/ 10, mientras que una margarina Swiss Laive del mismo peso en la misma tienda cuesta S/ 5.50.