ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionales MELGAR VS. RACING - Sigue todos los detalles del partido por la fecha 5 de la Copa Sudamericana

¿Adolf Hitler tenía ‘sangre judía’? Esto responden los historiadores

Serguéi Lavrov, ministro de exteriores de Rusia, alegó que había “sangre judía” en la ascendencia de Hitler, una versión que no tiene mayor crédito entre los expertos.

Adolf Hitler fue el responsable del Holocausto, un genocidio que cobró la vida de unos 6 millones de judíos. Foto: AFP
Adolf Hitler fue el responsable del Holocausto, un genocidio que cobró la vida de unos 6 millones de judíos. Foto: AFP
La República

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, aseguró que Adolf Hitler, quien ordenó el genocidio de millones de judíos, tenía “sangre judía” por parte de su abuelo paterno. Esta afirmación sin pruebas fue realizada en el marco de la guerra en Ucrania y desató la indignación de numerosos líderes.

Las declaraciones intentaron dar crédito a una teoría conspirativa con varias décadas de antigüedad que intenta explicar un vacío en la genealogía del personaje que lideró a la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Pero ¿cuánto tiene de realidad? De acuerdo a varios historiadores, casi nada.

PUEDES VER: Hitler y Eva Braun: las confesiones sobre su matrimonio y posterior suicidio

La teoría sobre las supuestas raíces judías de Adolf Hitler

La mencionada versión, que ya era difundida desde tiempos en que Hitler ascendió al poder, indicaba que su abuelo paterno era de origen judío. De esta forma, se intentaba explicar por qué no existía información sobre él, ya que el padre de Adolf había nacido fuera del matrimonio.

Esta teoría de conspiración se vio alimentada por los dichos de Hans Frank, abogado de Hitler, en su libro de memorias “Im angesicht des galgens” (”Frente a la horca”), el cual fue publicado en 1953, siete años después de la ejecución de este funcionario por los crímenes que cometió cuando gobernó Polonia durante la ocupación nazi.

Alois Hitler, el padre de Adolf Hitler, nació fuera de una relación matrimonial. Foto: dominio público

Según Frank, quien dijo investigar este posible origen por órdenes de Hitler, el ‘Führer’ había sido amenazado por su medio sobrino con revelar sus raíces judías. El abogado aseguraba haber descubierto que la abuela paterna del dictador, Maria Anna Schicklgruber, dio a luz a su padre Alois mientras trabajaba como cocinera de una familia judía de la ciudad austríaca de Graz, en 1837.

Frank alegaba que existían cartas intercambiadas entre la abuela y la familia, de apellido Frankenberger, las cuales supuestamente probaban la existencia de un miembro de esta familia, de 19 años, con quien Maria Anna tuvo un hijo ilegítimo, por cuya manutención pagó dicha familia.

PUEDES VER: ¿Cuál es la verdadera historia de las autopistas de Hitler que citó Aníbal Torres?

De acuerdo con Frank, Hitler había oído de su abuela que todo era una estratagema de ella y su futuro esposo: dejaron que la familia judía pensara que el hijo era suyo para sacarles dinero. El problema con esto es que la abuela de Hitler murió 40 años antes del nacimiento del líder nazi.

¿Qué dicen los historiadores al respecto?

Aunque la versión cobró fuerza entre los teóricos de la conspiración, diversos historiadores la descartan, pues no solo faltan pruebas que permitan corroborarla, sino que además hay datos que se contradicen con la realidad.

“No había ninguna familia judía apellidada Frankenberger en Graz en la década de 1830. Había una familia Frankenreiter, pero no era judía. No hay evidencia de que María Anna estuviese en Graz ni mucho menos de que trabajase para el carnicero Leopold Frankenreiter”, explica Ian Kershaw en su libro de 1998 “Hubris”, una biografía de Adolf Hitler.

Graz en un grabado publicado en 1830. Según Ian Kershaw, no había ninguna familia Frankenberger allí en aquella década. Foto: AbeBooks

Además, no se han descubierto cartas ni otro tipo de evidencia que sugiera la existencia de una relación extramatrimonial ni de manutención por un niño. De hecho, los Frankenreiter eran pobres, por lo que no podían costear este tipo de pagos. El hijo señalado como el posible padre tenía solo 10 años cuando nació Alois, según cita el diario The Washington Post.

PUEDES VER: Crímenes de guerra: ¿qué son y por qué Vladimir Putin es acusado de cometerlos?

Otro historiador, el austríaco Roman Sandgruber, quien publicó la primera biografía de Alois Hitler en 2021, sostiene que “no hay evidencia” para respaldar la versión de Frank. En ese sentido, cita a manera de ejemplo que los judíos no tenían derecho de vivir en Graz en aquella época.

Sandgruber recuerda que los rumores del supuesto origen judío de Hitler salieron a flote en la década de 1920, cuando despegó en el campo político, y ganó especial difusión entre sus rivales políticos en 1933, año en que el político nazi tomó el poder en Alemania.

El historiador Sandgruber recuerda que el rumor tomó fuerza con el ascenso al poder de Hitler. Foto: AFP

Por su parte, el historiador israelí Ofer Aderet indica que, mientras algunos citaban la versión del origen judío de Hitler para justificar su derrota en la guerra, otros sostenían que la vergüenza de su pasado lo llevó a perseguir a esta población. “La conclusión es que no hay pruebas históricas de nada de esto”, afirma.

¿Cuáles fueron los crímenes de Hitler?

En su libro “Mein kampf” (”Mi lucha”), Adolf Hitler llamaba a la “persecución despiadada” de los grupos que fueran en contra del “interés común” de la Alemania aria. En ese sentido, ponía entre sus metas el aniquilar “tanto al judío como su obra”.

PUEDES VER: ¿En qué consiste un genocidio y por qué Rusia es acusada de cometerlos?

Una vez en el poder, Hitler ordenó el Holocausto, un genocidio del pueblo judío que dejó más de 6 millones de víctimas. Pero también se dio la persecución y asesinato de gitanos, comunistas, la comunidad LGTBIQ+, personas con discapacidad y otros colectivos. “Ellos (los nazis) consideraban a todos estos grupos humanos inferiores y que debían desaparecer”, detalla el historiador Michael Mendieta.

Reacciones al comentario de Lavrov sobre la “sangre judía” de Hitler

Naftali Bennett, primer ministro de Israel, condenó las expresiones de Serguei Lavrov que sugieren un posible ancestro judío de Hitler, a las que tachó de “mentiras”. “El uso del Holocausto del pueblo judío como una herramienta política debe cesar inmediatamente”, manifestó.

“Los comentarios del ministro Lavrov son escandalosos, imperdonables y un horrible error histórico”, afirmó por su parte el ministro de relaciones exteriores de dicho país, Yair Lapid.

Mario Draghi, primer ministro italiano, se sumó a las críticas: “Lo que dijo Lavrov es aberrante. Y en cuanto a la parte que se refiere a Hitler, es verdaderamente obscena”.

El comentario sobre Adolfo Hitler fue condenado en varios países, especialmente en Israel. Foto: AFP