Datos lr

Los 5 mejores trucos caseros para limpiar las puertas blancas de casa y queden impecables

Las puertas blancas se suelen ensuciar con mucha facilidad, pero existen algunos trucos caseros y métodos sencillos para eliminar las manchas y dejarlas como nuevas.

Conoce los trucos más efectivos para eliminar todas las manchas de suciedad de las puertas blancas. Foto: composición Pixabay
Conoce los trucos más efectivos para eliminar todas las manchas de suciedad de las puertas blancas. Foto: composición Pixabay
La República

Las puertas blancas son una de las opciones preferidas de las personas para decorar una vivienda, ya que este color otorga una sensación de paz y tranquilidad. Además, brindan mayor luminosidad a una habitación. No obstante, con frecuencia resulta complicado quitar las manchas de suciedad o polvo que se acumula en su superficie. Por tal motivo, te mostramos cinco trucos caseros para limpiar las puertas blancas y queden como el primer día.

Para poner en práctica estos métodos solo necesitas tener a la mano ciertos insumos que puedes encontrar en tu hogar o en el supermercado más cercano a tu casa. ¿Deseas saber en qué consiste? Sigue leyendo para que descubras todos los detalles.

Trucos caseros para limpiar las puertas blancas

Alcohol de limpieza

El alcohol de limpieza es una forma eficaz de quitar las temibles manchas irreversibles de las puertas blancas. Solo debes realizar los siguientes pasos:

  • Vierte algunas gotas de alcohol en un envase con agua.
  • Remoja un paño o trapo en la mezcla hasta que esté lo suficientemente húmedo.
  • Limpia la puerta blanca con el trapo hasta observar que no quede rastro de las manchas.
  • Frota con un paño seco. Esto es todo. De esta forma, habrá quedado como nueva.

Vinagre blanco y aceite

La combinación de vinagre blanco y aceite resulta eficaz para borrar aquellas manchas superficiales. Para esto, se tiene que aplicar las siguientes recomendaciones.

  • En un envase, vierte y combina aceite y vinagre blanco.
  • Coloca la mezcla en una olla y deja que caliente por unos minutos. Luego, espera hasta que se enfríe.
  • Remoja un trapo en el líquido y luego frota la puerta hasta eliminar las manchas.

El aceite, al mezclarse con vinagre, resulta efectivo para borrar las manchas de suciedad de las puertas blancas. Foto: Pixabay

Vaselina líquida y agua oxigenada

Ambos productos no solo ayudan a eliminar la suciedad de un puerta blanca, sino también sirve para recuperar el brillo de la misma. Antes de aplicar la mezcla, recuerda frotar con una tela para quitar el polvo.

  • Combina ambos productos en un envase. Recuerda que se debe agregar al menos dos o tres cucharadas de vaselina líquida por cada medio vaso de agua oxigenada.
  • Humedece un trapo en el líquido y frota la puerta en la zonas que presentan manchas.
  • Aguarda hasta que quede completamente seco. Listo, verás que tu puerta quedará completamente limpia.
  • Puedes repetir este procedimiento las veces que consideres necesario.

Jabón neutro

El truco casero del jabón neutro es otra forma de eliminar la suciedad de una puerta de color blanco.

  • Lo primero que se debe hacer es calentar agua en una olla pequeña.
  • Luego, agrega el jabón. Recuerda que no debe ser uno que sea abrasivo, pues podría dañar la puerta.
  • Remoja un trapo húmedo en la mezcla y luego frota las áreas que presenten suciedad.
  • Enjuaga la puerta para eliminar los restos de jabón.
  • Finalmente, con un paño seco frota toda la superficie.

El jabón neutro con agua caliente es un truco casero efectivo para eliminar las manchas de las puertas blancas. Foto: Pixabay

Vinagre y bicarbonato de sodio

El vinagre es un producto efectivo para dejar una puerta blanca totalmente limpia. No solo se puede combinar con aceite, sino también con bicarbonato de sodio.

  • Mezcla vinagre y bicarbonato de sodio en un envase. Luego, humedece un trapo con el líquido.
  • Frota de forma suave la superficie de la puerta con el paño húmedo. Así, podrás observar que las manchas van desapareciendo.
  • Si la puerta conserva algunas huellas de suciedad, puedes reemplazar el paño por una esponja suave, la cual debe haber sido humedecida previamente en la mezcla de vinagre con bicarbonato de sodio.