MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
Qatar 2022 - ¿Qué selecciones juegan este domingo 27 de noviembre?
PARO DE TRANSPORTISTAS EN VIVO - Gremios dan tregua y se reunirán con Ejecutivo el lunes 28
Datos lr

¿Qué pasó con Ucrania durante la Segunda Guerra Mundial, cuando existía la Unión Soviética?

Luego de que Rusia anunciara una “operación militar especial”, las sirenas antiaéreas se activaron el último jueves en Ucrania por primera vez desde 1945.

Antes de la invasión, Putin dijo que la Ucrania moderna "fue creada en su totalidad por la Rusia comunista". Foto: composición LR / Jazmin Ceras
Antes de la invasión, Putin dijo que la Ucrania moderna "fue creada en su totalidad por la Rusia comunista". Foto: composición LR / Jazmin Ceras
La República

El territorio de Ucrania está siendo azotado por los ataques de Rusia: se trata de una ofensiva por tierra, mar y aire que ya ha dejado, hasta el momento, 198 fallecidos, entre ellos tres niños, según el informe del ministro de Salud ucraniano, Viktor Lyashko. El ataque bélico, además, ha provocado la huida de más de 50.000 ucranianos del país, así como 100.000 desplazados internos, de acuerdo con la ONU.

Cabe preguntarse entonces por qué Vladimir Putin ha impulsado esta ola de violencia sostenida, según los analistas, en una añoranza que parte de la Segunda Guerra Mundial. ¿Qué pasó con Ucrania y por qué los años posteriores a la era soviética han sido tan desafiantes para el este de Europa?

Ucrania durante la Segunda Guerra Mundial

Después de la Revolución Rusa de 1917 y hacia el final de la Primera Guerra Mundial, Ucrania fue una nación independiente por un corto periodo. Pero en 1920 pasó a ser parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS); es decir, la Unión Soviética; por eso, en 1941, durante la Segunda Guerra Mundial, Alemania invadió este territorio y más de seis millones de ucranianos murieron en la guerra.

Fue hasta 1944 que la Unión Soviética recuperó el control de Ucrania bajo el mando de Joseph Stalin y extendió sus fronteras para incluir el territorio tomado de Rumania, Polonia y Checoslovaquia. Ya en 1991, el parlamento de Ucrania declaró la independencia, y un referéndum realizado el 1 de diciembre de ese año ratificó finalmente la separación.

El 8 de diciembre, los presidentes de la RSS de Bielorrusia, RSS de Rusia y RSS de Ucrania firmaron el Tratado de Belavezha que revocaba el Tratado de Creación de la Unión Soviética y proclamaba su disolución, se creó así la Comunidad de Estados Independientes (CEI). El 21 de diciembre de 1991, a manos de los presidentes de 11 de las 15 repúblicas de la Unión Soviética, se firmó el Protocolo de Almá-Atá como parte de la disolución de la URSS.

La añoranza de Putin frente al antiguo territorio soviético

Al principio de su presidencia, Vladimir Putin dijo a su nación rusa lo siguiente: “La desaparición de la Unión Soviética fue la mayor catástrofe geopolítica del siglo”. De hecho, el exagente de la KGB ha señalado que el borde occidental de la actual Ucrania fue incorporado a la Unión Soviética por el difunto dictador Joseph Stalin.

El presidente ruso construyó una justificación para la guerra actual en Ucrania cuando publicó un ensayo histórico de 5.000 palabras, en el que argumenta que los ucranianos y los rusos eran una sola nación. Ucrania independiente, en su opinión, era una “división artificial” de dos pueblos y, por lo tanto, no un Estado real. En otras palabras, Ucrania fue la república soviética cuya pérdida Putin lamenta.

La autora Susan Glasser, periodista estadounidense, dijo que Ucrania es la joya de la corona que se perdió. “Ucrania es un país hermano. Escribió todo un ensayo (…) esencialmente hilando una especie de cuento pseudohistórico sobre por qué Ucrania no debería estar separada de la madre Rusia”, explicó la reconocida editora de noticias.

Tras la invasión del 24 de febrero, el presidente de EE. UU., Joe Biden, dijo que Vladimir Putin está desconectado del resto del mundo y quiere revivir la antigua Unión Soviética: “Tiene ambiciones mucho más grandes que Ucrania. Quiere, de hecho, restablecer la antigua Unión Soviética. De eso se trata. Y creo que sus ambiciones son completamente contrarias al lugar al que ha llegado el resto del mundo”.