RODRIGO CUBA EN VIVO CON MAGALY MEDINA - sigue el minuto a minuto de la entrevista en exclusiva EN VIVO - Mira el debate presidencial en Colombia que definirán las elecciones 2022

¿Cuánto duró el ataque de hipo más largo de la historia?

Si deseas conocer cuál fue la duración del hipo más largo, AQUÍ te contamos la respuesta a esta curiosidad.

Charles Osborne tuvo el ataque de hipo más largo de la historia. Foto: composición Sioux City Journal / La República
Charles Osborne tuvo el ataque de hipo más largo de la historia. Foto: composición Sioux City Journal / La República
La República

¿Has escuchado el nombre de Charles Osborne? Se trata de un estadounidense que murió en 1991 y que aún posee un récord inusual. El nombre de este ciudadano, que nació en Iowa, figura en el libro del Guinness World Records por tener el ataque de hipo más largo de la historia. Pero ¿por cuánto tiempo padeció este espasmo involuntario? Aquí te contamos todo sobre esta curiosidad.

Osborne intentó obtener ciertos ingresos por su hipo, ya que en ocasiones fue protagonista de programas de televisión y de radio. Además, su situación no le impidió desarrollar una vida normal, pues tuvo ochos hijos y se casó en dos ocasiones.

PUEDES VER: ¿Se puede estornudar con los ojos abiertos?

Duración del ataque de hipo más largo del mundo

Charles Osborne tuvo hipo durante 68 años, por lo que se registró como el más largo del mundo. Todo comenzó en 1922. Osborne estaba pesando un cerdo en su trabajo de granjero cuando de forma repentina apareció el hipo. Así, por más que trató de evitarlo tomando agua o con diversos métodos, no consiguió aliviarlo.

Al principio, Osborne hipaba cerca de 40 veces por minuto. Con el paso del tiempo, este ritmo se redujo a la mitad, hasta que finalmente se detuvo en febrero de 1990, un año antes de su muerte. Se calcula que durante todo el tiempo que padeció del ataque llegó a hacerlo 430 millones de veces.

Un ataque de hipo puede llegar a ser crónico. Foto: freepik

¿Quién fue Charles Osborne?

Charles Osborne nació en Iowa, Estados Unidos, en 1893. Trabajó durante su juventud, y la mayoría de sus primeros años como adulto se la pasó en una granja que era propiedad de su padre.

Tras el comienzo de estos episodios, intentó todos los trucos para detenerlo, como respirar en una bolsa de papel o beber agua. Sin embargo, ninguno de estos remedios le funcionó o lo curó.

Osborne buscó consejo médico para aliviar estos ataques, incluso viajó a Alaska para reunirse con algunos doctores. Esto se convirtió en un gasto considerable, por lo que terminó aceptando el hipo como adición a su vida diaria.

Recién en 1990 pudo dejar de hipar y murió un año después, a los 97 años, de causas naturales.

¿Qué es un ataque de hipo?

El hipo es una contracción involuntaria del diafragma, que es un músculo que separa el pecho del abdomen y cumple un rol clave en la respiración, según refiere la Clínica Mayo. Así, a cada contracción le sigue un cierre continuo de las cuerdas vocales. Esto es lo que genera el conocido sonido “hip”.

El ataque de hipo puede desaparecer de forma espontánea. Foto: freepik

¿Por qué aparece un ataque de hipo?

La plataforma Saber vivir refiere que un ataque de hipo se debe a diferentes causas. Entre ellas, se encuentra el comer muy rápido y de forma abundante, beber demasiado líquido, sobre todo bebidas carbonatadas, ingerir alimentos o sustancias que irritan el tracto respiratorio y el estómago. Además, se puede producir esta situación si se consume lo siguiente:

  • Alcohol
  • Tabaco
  • Bebidas muy calientes o muy frías.
  • Tratamiento con ciertos fármacos
  • Ingerir sedantes o antibióticos.
PUEDES VER: Heliografía: ¿cómo funcionaba el primer antecedente de la fotografía moderna?

¿Cuáles son los tipos de hipo?

Existen tres tipos de hipo que te detallamos a continuación:

  • Hipo aislado: es un fenómeno cotidiano y fisiológico que se produce a cualquier edad. Es breve, involuntario y muy frecuente, y suele ocurrir de forma desapercibida.
  • Hipo agudo: son sacudidas repetitivas que duran menos de 48 horas y el paciente es consciente de ello. Es molesto, pero no grave. Requiere de escasa atención médica y puede desaparecer de forma espontánea.
  • Hipo crónico: duran más de 48 horas. Pueden ser síntoma de una enfermedad o de alguna complicación patológica subyacente y requiere un tratamiento médico.