LO ÚLTIMO - Antauro Humala sale en libertad
ONPE - Revisa aquí cuál es tu local de votación para las elecciones de octubre
Cultural

Caricaturistas extranjeros contaron anécdotas sobre su noble oficio

Plataforma_glr
"Una vez me llamó el presidente de Ecuador para felicitarme por un dibujo, ya que le alegré la mañana. Puede no existir la amenaza agresiva, pero sí existe la amenaza de la seducción", contó el caricaturista ecuatoriano Xavier Bonilla, Bonil.Cuando los genios conversan

Un conversatorio ameno fue lo que ofrecieron caricaturistas durante la ‘ Semana internacional de Semana Internacional de Caricatura y Libertad de Expresión ’ que finaliza hoy.

Durante el encuentro, realizado en la sede de la Alianza Francesa de Miraflores, artistas del dibujo y humor compartieron con el público varias anécdotas de su labor.

Vladdo, Vladimir Flórez , de Colombia, sostuvo que este tipo de reuniones sirve para conocer el rostro de quienes se ganan la vida haciendo mamarrachos.

“Una vez a mi hija le preguntaron a qué se dedica tu padre y ella contestó que era caricaturista. Cuando le preguntaron por su mamá, respondió que ‘ella trabaja’ ”, dijo arrancando sonrisas.

Recordó que una vez el expresidente argentino Carlos Menem, que era “pantallero (figuretti)”, acudió a una cumbre y en la que expresó el deseo de que su país debía entrar al primer mundo por decreto . “Y yo hice una caricatura con este texto: ‘Yo no sé por qué no nos invitan a las reuniones del G-7 si somos prepotencia del mundo ’”, comentó arrancando sonrisas entre los presentes.

El francés Jean Plantureux, quien firma sus trabajos como Plantu , afirmó que “todos somos diferentes pero a la vez todos tenemos lo mismo a la cabeza y que creamos dibujos porque traducimos con ello lo que queremos decir”.

Plantu hizo un dibujo en el conversatorio para graficar su “simpatía” con los presidentes de Francia. Caricaturizó al actual mandatario galo, François Hollande , y a su antecesor, Nicolás Zarkozy .

Xavier Bonilla , dibujante periodístico ecuatoriano conocido como Bonil , indicó que basta que un medio esté en riesgo de amenaza, léase censura, sometimiento, opresión…, para que el caricaturista sienta lo mismo.

Hace 5 años, contó Bonil, una vez lo llamó el presidente de Ecuador , algo que le sorprendió mucho.

“Eran las siete de la mañana, estaba viendo las noticias y era un número desconocido, una voz femenina , ahora solo escucho de la mi mujer.  Me emocioné pero me puse nervioso. Me preguntaron si yo era Bonil, el caricaturista, y dije que sí. La voz femenina le dijo que esperara un momento que me iba a pasar con el presidente... Él me felicitó por un dibujo, porque le había alegrado la mañana, que le había gustado mucho. Yo pensé que puede no existir la amenaza agresiva pero puede haber la amenaza de la seducción ”, comentó.