MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
QATAR 2022 - ¿Qué equipos se enfrentarán este miércoles y por dónde ver los partidos?
HARRY STYLES EN LIMA EN VIVO - Ex One Direction ingresa al escenario del Estadio Nacional y hace vibrar a sus fans
Cultural

Trilce, cien años de rebeldía en la poesía en castellano

Rescate. La Biblioteca Nacional del Perú hoy inaugura la exposición “Contra todas las contras: 100 años de Trilce”, una muestra que reúne todo lo que ella guarda sobre el poeta César Vallejo para celebrar el siglo de la publicación de este libro revolucionario.

Poemario de César Vallejo en 1926. Foto: Juan Larrea.
Poemario de César Vallejo en 1926. Foto: Juan Larrea.
Pedro  Escribano

Es el libro más rebelde del Perú, en espíritu y lenguaje poético. Acaso el más rebelde en todo el idioma español. El recordado poeta Washington Delgado solía decir que Vallejo en Trilce, libro del cual hablamos, arroja las palabras como quien lanza piedras. Y por supuesto, Trilce se trajo abajo toda la cristalería que hasta entonces brillaba en la poesía en castellano, aunque tuvo que pasar años para reconocer que este poemario era una revolución en el lenguaje poético.

Ese libro de la libertad, que fue escrito una parte en prisión, este año y, precisamente, este mes, cumple un siglo de haberse publicado. La Biblioteca Nacional del Perú quiere celebrarlo por lo alto con una exposición que reúne todo lo que guarda en su acervo sobre poeta santiaguino.

Amigos. Dedicatoria en Trilce a José María Eguren. Foto: La República, Félix Contreras.

No se pudo elegir otro nombre mejor para esta exposición que el de “Contra todas las contras: 100 años de Trilce”, la misma que se inaugura hoy en la sede central de la Biblioteca Nacional, en San Borja.

“No podíamos dejar pasar este mes sin celebrar los cien años de Trilce, ya que la fecha que consigna el poemario es el mes de setiembre, aunque precisa el día. Por eso, en la Biblioteca, hemos querido que la muestra se inaugure antes de fin de mes”, explica Fabiola Vergara Rodríguez, jefa institucional de la primera casa del libro del Perú.

La curaduría de la muestra fue encargada a dos estudios e investigadores. Ellos son Carlos Fernández, PhD in Spanish and Latin American Studies por University College London y Valentino Gianuzzi, doctor por la University College London y profesor de estudios latinoamericanos en la Universidad de Mánchester

Manuscritos. Cartas a sus amigos en las que solicita apoyo. Foto: La República, Félix Contreras.

“Esta exposición –agrega la jefa institucional de la biblioteca- reunirá todo lo que guarda la biblioteca de Vallejo, como son las primeras ediciones de los poemarios Trilce y Los heraldos negros, como se los mostraré en la bóveda de nuestra biblioteca”.

Un libro nuevo

Gran parte de Trilce se escribió en circunstancias aciagas para César Vallejo. Acusado injustamente de incendiario, fue llevado a prisión, en Trujillo. Estuvo en la cárcel 112 días, desde el 6 de noviembre de 1920 hasta el 26 de febrero de 1921. Muchos de sus poemas, aparentemente herméticos, difíciles, parecen graficar la dura experiencia de ser un hombre preso, como es la permanencia del tiempo, la búsqueda y la esperanza, así como las evocaciones del hogar, la familia y hasta los amores, como a Otilia Villanueva.

Trilce nació como un ser extraño (en ese año, También Ulises, de Joyce y La tierra baldía, de Eliot. No fue entendido y solo algunos, como el crítico Antenor Orrego, quien escribió prólogo, vio en ese libro que algo nuevo se venía en la poesía en castellano.

La musa. Otilia Villanueva con su esposo e hijos hacia 1928. Archivo Jorge Kishimoto.

No se entendía ni el título. Unos sostenían que era la unión de sílabas de “triste” y “dulce”, otros que era por los tres soles que costaría el libro. Consultado el poeta, respondió: “Ah, pues Trilce no quiere decir nada. No encontraba en mi afán, ninguna palabra con dignidad de título, y entonces la in-venté: Trilce”.

El ejemplar de Trilce que guarda la biblioteca en las bóvedas del Fondo Antiguo, según Roger Cáceres, coordinador del equipo Gestión Cultural, Investigaciones y Ediciones, llegó en la donación de libros que hizo en 1963 el jurista, historiador y diplomático Luis Alayza y Paz Soldán. Pero el libro, inicialmente, perteneció a Eguren, a quien está dedicado: “Para José María Eguren, con toda mi admiración”. También le dedicaría Los heraldos negros.

El libro. Fabiola Vergara Rodríguez, jefa institucional de BNP, con ejemplar de Trilce. Asu lado, el historiador Jimmy Martínez. Foto: La República, Félix Contreras.

Al ingresar a la bóveda Fondo Antiguo, la jefa de la biblioteca, Fabiola Vergara Rodríguez, en compañía de los historiadores Jimmy Martínez y Talía Choque, nos mostraron el ejemplar de Trilce. Tiene una cubierta marrón, como se estilaba antes poner a los libros. Asimismo, nos mostraron algunas de la cartas del poeta a sus amigos. Una de ellas reza: “Mi querido Leoncio: No sé cómo enviarte trece soles para que me saques mi título de bachiller en letras, de la Universidad de Lima. Cuesta 12.50. Supongo que recibirías mi anterior, en que te hablaba de este mismo asunto. Tengo todo listo para mi doctorado, y me tiene estancado, sin poder dar un paso, por causa de mi título. (…).

Después Cáceres nos condujo al taller de restauración, en donde María Cuenca explicó el trabajo que se hace allí. Sobre su mesa estaba otro libro de Vallejo, Fabla salvaje. Y es que “Contra todas las contras: 100 años de Trilce” expondrá (y narrará) lo que hubo en el contexto cuando nació esa extraña y formidable criatura en forma de libro, Trilce.

Joya. Ejemplar de Fabla salvaje, que también estará en la muestra. Foto: La República, Félix Contreras.

El dato

Todo Vallejo. La muestra se inagura hoy, 6 p. m., , en su sede de San Borja (Av. De La Poesía 160). Abierta al público desde el 4 de octubre, de lunes a viernes, de 9 a. m. a 6 p. m., sábados de 9 a. m. a 4 p. m. Ingreso libre.