RESULTADOS DE ONPE EN VIVO AL 87,9% - Rafael López Aliaga supera a Daniel Urresti por la alcaldía de Lima
Cultural

Rogério de Campos: “Las historietas retratan el espíritu y los problemas de una nación”

La FIL Lima 2022 tuvo la presencia de uno de los editores más reconocidos de Brasil, Rogério de Campos. La República lo entrevistó para conocer de cerca la industria del cómic a un nivel social.

De Campos es el director editorial de Veneta desde 2012. Foto: composición LR/Rogério de Campos
De Campos es el director editorial de Veneta desde 2012. Foto: composición LR/Rogério de Campos
Karol Lopez

Las historietas o cómics son dibujos acompañados de textos que juntos conforman un lenguaje diferente, pero que nos dan una sensación de emoción casi similar a una obra de teatro o una película. No por mero entretenimiento, puesto que, al igual que la industria cinematográfica, estos sirven como un medio para retratar la realidad. Rogério de Campos compartió qué tan importante puede llegar a ser una novela gráfica y cómo se puede llevar más cultura a los lugares más recónditos del país.

En la actualidad, De Campos es un reconocido representante en la industria editorial. Desde el 2012 es el director editorial de Veneta, en la que produce obras originales enfocadas a temas sociales que han sido premiadas en Asia, Europa y Estados Unidos.

De ahí el origen de su nombre, puesto que en portugués ‘veneta’ hace referencia a “una explosión de furia casi incomprensible”, expresó el editor brasileño.

El punto de partida para que el Gobierno brasileño invierta en historietas

En la década de los años 40, Brasil fue el segundo mayor mercado de cómics de Marvel y DC a nivel mundial, las tiendas estaban abarrotadas de historias de superhéroes, contó De Campos.

Sin embargo, hubo un cambio de enfoque en el siglo XIX con Angelo Agustini, un ítalo-brasileño que fue el primer dibujante de Brasil. Él hizo un increíble trabajo con las historietas, ya que retrató los enfrentamientos entre la cultura agrícola y urbana. De este modo, consiguió atraer la atención de la población analfabeta hacia sus viñetas.

“Si Brasil dependiera de las grandes editoriales, también tendríamos un panorama similar al que Perú tiene ahora mismo”, dijo Rogério. Asimismo, señaló que los brasileños lograron tener mayor presencia nacional en el mercado de cómics por intervención del gobierno progresista, puesto que ofreció ayuda económica para la creación y publicación de las historietas.

El cómic como herramienta de trabajo en la animación y los videojuegos

Por otro lado, reveló que los cómics son un tipo de lenguaje muy barato de hacer. La inversión de las historietas es mínima a comparación de otras industrias. Una gran ventaja es que desde que uno es niño puede aprender a dibujar. De Campos comentó que esto los ayudará a que en el futuro puedan desenvolverse en carreras de animación de dibujos animados o videojuegos, por ejemplo.

“Hoy en día, la gente habla de videojuegos; los juegos no se tratan de tecnología, sino de narrativa y creación de personajes. La tecnología es secundaria, y las historietas sirven como instrumento principal”, compartió el director editorial de Veneta.

Lo esencial fue la acción del gobierno, incentivando la compra de libros en las bibliotecas. Fue muy poco dinero invertido a comparación de otros rubros de arte”, agregó.

La cultura de cada país como fuente de inspiración para crear historias

El mensaje que se transmite en las viñetas nace de la propia cultura del país para vender sus productos, como es el caso de Estados Unidos, que utiliza a Frank Sinatra o Elvis Presley para vender. El caso de Japón también es un ejemplo, pues utiliza su cultura pop para comercializar.

Según Rogério, Brasil está en uno de los mejores momentos en la industria del cómic, puesto que cualquier persona puede encontrar en las librerías historias de comedia, terror, feminismo o temas sociales.

“Antes, los personajes de tez negra eran ridiculizados; ahora, ellos son los protagonistas de los cómics”, afirmó el editor brasileño. Además, mencionó algunos representantes actuales con los que tuvo el agrado de trabajar, estos fueron Marcello Quintanilha, Carolina Maria de Jesus y el peruano Jesús Cossío.

La inclusión social y los fantasmas del pasado en las historietas

Rogério de Campos contó con gran entusiasmo lo orgulloso que está de nuestro compatriota Jesús Cossío, que fue publicado por la editorial Veneta en 2016 con su novela gráfica titulada “Sendero Luminoso, historia de una guerra sucia”.

“Es un gran autor que publicamos en Brasil, España, Alemania y ahora en Estados Unidos. Él conversó con las familias que fueron víctimas de Sendero Luminoso, supo retratar a los personajes, a pesar de que no pudo ver fotos de estos desaparecidos”, relató el editor brasileño.

Rogério cree que existe un deseo de inclusión social, y ello se vio reflejado en la valorización de regiones olvidadas que antes no eran el punto de atención, como las historietas sobre los problemas que experimentan las personas de bajos recursos de Brasil.

Este fue el caso de “Tungsteno”, en el que, según De Campos, por primera vez se observó tanto Brasil en una novela gráfica, sus dibujos fueron tan reales, utilizó jergas propias del lugar, y las personas de la misma ciudad quedaron impresionadas con el trabajo de Quintanilha.

La viñeta no es solo una fotografía, los cómics muestran cosas que pasan desapercibidas. Son historias que retratan el lado más humano e íntimo de las personas. Por ello, las historietas hacen lo propio con el espíritu y los problemas de una nación”, concluyó.