MELGAR VS INTER - Cuadro arequipeño clasificó a semifinales de la Copa Sudamericana
Cultural

Blanca Rosa Vílchez, una periodista del Perú al mundo

La corresponsal senior de Univisión Blanca Rosa Vílchez compartió en “La entrevista” su dura experiencia durante la tragedia en el World Trade Center.

Rosa Vílchez fue la primera sudamericana en trabajar en un noticiero local en Estados Unidos. Video: LR+
Cultural LR

En “La entrevista”, Paola Ugaz conversó con Rosa Vílchez, corresponsal senior de Univisión. “Perú hace periodistas y los hace bastante buenos”, dijo la comunicadora.

—¿Cómo fue esa joven estudiante de San Marcos que se convierte en la primera mujer que fue directora de un noticiero y empieza la violencia terrorista de Sendero Luminoso? ¿Qué sentías?

Lo definiría en dos, en lo personal y lo profesional. En lo primero, fue difícil ser aceptada como mujer y como mujer joven. Creo que siempre tenemos que pelear por nuestro espacio y mucho más en los 80. Recuerdo que vino una persona a hacerme una entrevista, salí a darle la bienvenida, me saluda y me dice: “¿Dónde está la directora?” y le digo que era yo. “¿Tan joven?”, me respondió. Fue algo constante demostrar no solo que eres mujer, que puede hacer el trabajo; sino que hay jóvenes precoces y que pueden hacer (las cosas) mucho antes del promedio de las otras personas.

En lo profesional, fue muy difícil y muy doloroso. Empezaba Sendero Luminoso, casi una vez a la semana nos amedrentaban por llamadas telefónicas, después casi a diario y luego de dos a tres veces al día y teníamos que evacuar.

Pensé que venía a Nueva York por un tiempo. En ese momento, nuestro presidente decía que Sendero Luminoso terminaría pronto, que estaban luchando contra ellos.

—¿Cuándo vas a Estados Unidos, cómo empiezas?

Yo nunca dije que me estaba yendo del Perú, no le puse tiempo, pero lo que sentía en esos momentos era que serían algunos meses, máximo un año, nunca pensé que me iba a quedar. Creo que mi partida del Perú fue porque Sendero Luminoso me marcó, temía por mi vida. Pero me fui quedando en Nueva York, más que haber salido del Perú.

Fue duro. Empecé a trabajar en el noticiero local de Nueva York, es lo que corresponde porque no ingresas a un noticiero nacional sin tener la experiencia local. Fui la primera sudamericana en trabajar en un noticiero local. Recuerdo que los primeros días la gente llamaba al canal para quejarse del acento. La mayoría de mis colegas eran puertorriqueños. La gente se fue acostumbrando a que hablaba de una manera diferente.

Lazy loaded component

—Cuando pasa lo del 11S en el 2001, estabas en el lugar indicado, en la hora indicada. Claro, desgraciadamente eso también pudo llevarse tu vida, ¿cómo fue?

Era un martes y había elecciones primarias para la Municipalidad de Nueva York. Nosotros teníamos un noticiero que salía a las 7.00 a. m., había un latinoamericano dentro de los cuatro candidatos más fuertes. Teníamos una transmisión en vivo a las 8.09 a. m. sobre esas elecciones. Nadie sabía lo que iba a pasar. Uno de los candidatos nos había dado una cita para ir a las 9.00 a. m., nos estábamos trasladando a la zona cero cuando empezó.

Es estar frente a algo que no sabías la magnitud de lo que estaba pasando, confiar en lo que dice la gente y comenzar a tratar de desarrollar lo que dice la historia con tu memoria, conocimiento y experiencia. Me alegro que haya pasado eso a la edad que tenía porque creo que si hubiese sido más joven, hubiera sido muy fuerte. Muchos de mis colegas, los más jóvenes, comenzaron a llorar porque te sentías vulnerable.

Veíamos a gente que se tiraba, es un recuerdo muy fresco para mí, no poder hacer nada, escuchar ese golpe de los cuerpos cayendo fue muy fuerte. (...) En ese momento corres porque no hay nada más que hacer, pero cuando te cubre el humo y ya no ves, queda esa sensación de ¿este el final? En ese momento lo que tienes que hacer es sobreponerte, avanzar.

Lo más visto de Cultural

Luis Guillermo Lumbreras: “La patria no era de los indios”