VIRUELA DEL MONO - Todo lo que debes saber sobre el virus tras detectarse el primer caso en Perú PARO DE TRANSPORTISTAS - Sigue las últimas noticias de la movilización que inicia hoy 27 de junio

Bruno Portuguez: “La historia no está escrita por los vencidos ni por las mujeres”

Artista exhibe la muestra “Memoria del Bicentenario en América Latina” en el Colegio Real de San Marcos. Una galería de retratos de héroes.

Épicos. Bruno Portuguez al pie de su obra sobre Micaela Bastidas y Túpac Amaru. Foto: Marco Cotrina/La República
Épicos. Bruno Portuguez al pie de su obra sobre Micaela Bastidas y Túpac Amaru. Foto: Marco Cotrina/La República
Pedro  Escribano

No es historiador, pero como si lo fuera. El artista Bruno Portuguez ha retratado a 44 héroes de nuestro continente que lucharon hace 200 años por la independencia. Los retratos se exhiben con el título “Memoria del Bicentenario en América Latina” en la galería del Colegio Real de San Marcos. Se podrá apreciar el rostro -y el alma- de héroes militares, populares, indígenas y mujeres.

“El arte del retrato es tratar de captar, aparte de la imagen de la persona, el espíritu, el pensamiento, la esencia de quien se retrata”, dice Bruno Portuguez.

¿Es como graficar la intimidad de una persona?

Más que graficar, es penetrar y evidenciar lo que es la persona, sobre todo su pensamiento. Eso es lo más difícil. Tú puedes sacar el parecido, pero de repente no está la persona en su esencia. Lo que pintas es distinto a lo que es o ha sido esa persona en su vida.

Héroe indígena Lautaro. Foto: difusión

PUEDES VER: ¿Cuándo fue la primera vez que se grabó el Himno Nacional del Perú?

Pero, con todo, un retrato es una versión del retratado...

Claro. Es un acercamiento a su ser. Muchos al retratar a una persona no logran penetrar en el personaje. Hacen como una descripción bastante epidérmica. Lo otro es ingresar en su mundo interior, decantar sus verdades, que pueden ser positivas o negativas. Eso muy pocos lo logran.

Entonces, la estrategia es saber acercarse...

Exacto. Por ejemplo, a Vallejo muchos lo han pintado y la mayoría, si no han caído han resbalado. Es que Vallejo es un personaje muy profundo y muy elevado a la vez. Mira, hasta Picasso en dos dibujos anteriores al conocido, resbaló. En uno, hace una especie de caricatura; en el segundo, Vallejo no está. En el dibujo de perfil es donde está el poeta.

Libertador Simón Bolívar. Foto: difusión

¿Qué te llevó a retratar a héroes?

Me interesó su memoria y que sigan vigentes, como el gran legado que nos han dejado, tanto hombres como mujeres. Por supuesto, el ejemplo de rebeldía, de lucha constante por ser independiente...

PUEDES VER: Walt Wizard: “En este presente estoy rememorando el nombre de mis antepasados”

¿Significó investigarlos?

Yo no soy historiador, pero a la vez soy un poco historiador. He tenido que investigar y no solo documentarme con una foto, un dibujo antiguo, sino tuve que leer mucho, buscar datos, fuentes y construir el personaje. Sobre María Parado de Bellido, Lautaro, no hay nada gráfico. Lo que queda es investigar su vida, sus hechos, su región. Todo eso te da pautas.

Allí valen las leyendas...

Por supuesto. Hablando de eso, la vida de Pancho Villa está llena de leyendas y eso hace que el personaje esté vivo en la memoria de su pueblo.

Revolucionario Pancho Villa. Foto: difusión

¿Tras investigarlos descubriste que algunos no eran lo que sabías de ellos?

Sí, es que la historia no está hecha por los vencidos ni por las mujeres. Hay mucha discriminación, invisibilidad hacia los vencidos y las mujeres. La historia está plagada de machismo. Dos de los personajes que me cautivaron después de conocer su vida son Manuelita Sáenz y Bolívar. Siempre nos han dicho que San Martín era el bueno, pero no, el extraordinario era Bolívar. La figura emblemática de toda América es Bolívar.

PUEDES VER: Obra Guayaquil, el encuentro entre los libertadores Don José de San Martín y Simón Bolívar

El dato

La exposición. Se exhibe en la galería del Colegio Real de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Dirección: Jr. Áncash 642, Cercado de Lima.

Visitas. De lunes a sábado, de 8 a. m. a 7 p. m. Ingreso libre.