- Pedro Castillo calificó de "ilegal" allanamiento en Palacio
Cultural

Obra “Roberto Zucco”: el desamparo que aniquila a los jóvenes

El reconocido director y profesor de teatro Roberto Ángeles repone de manera presencial la obra “Roberto Zucco”, que tiene al popular André Silva como protagonista.

La propuesta desde la dramaturgia de "Roberto Zucco" está en que la caracterización debe ser muy intensa, debe priorizar expresión. Foto: difusión
La propuesta desde la dramaturgia de "Roberto Zucco" está en que la caracterización debe ser muy intensa, debe priorizar expresión. Foto: difusión
Omar Amorós

La juventud, para muchos, es la etapa dorada de la vida, en la cual vivir al límite puede ser una constante si es que no se tiene una sólida base como ser humano. Y “Roberto Zucco”, del dramaturgo francés Bernard-Marie Koltès, es un ejemplo de ello, ya que aborda la vida de uno de los asesinos más buscados de Europa a fines de los años 80.

Zucco, el espejo de una realidad que no queremos ver

“Roberto Zucco”, la propuesta de Roberto Ángeles, es un ejercicio (literal) de interpretaciones. Intensa, dinámica, reflexiva y chocante. Hecha por jóvenes, aunque no solo para ellos. La obra repone la necesidad de mirar a la persona que está más allá del margen de lo correcto, lo legal y moral, pero que aún sigue siendo humano y que muchas personas en las sociedades no quieren ver (problemática de la salud mental).

Y Ángeles lo sabe bien: “Hay que atender a esas personas a pesar de que no sea fácil hacerlo. Mientras más observemos las tristezas ajenas, nos podemos convertir en más humanos y mejorar el trato que se tiene con los jóvenes en nuestra sociedad, atender sus esencias y carencias porque el desamparo puede aniquilar a una persona y hacer que se convierta en un peligro para el resto de la sociedad”.

“Roberto Zucco”, de Roberto Ángeles, es un ejercicio de interpretaciones. Intensa, dinámica, reflexiva y chocante, Foto: difusión

La obra que muestra las consecuencias del desamparo

“Roberto Zucco” como obra plantea lo terrible que es la situación de desamparado en la que se encuentra un joven que no tiene una estructura social o familiar que lo sostenga y ampare, lo que esto le pasa a muchos. “Cuando esa gente es joven es más doloroso, pero —simultáneamente y de manera contradictoria— es también más bello”, reflexiona el director.

Para Ángeles, la mayoría de los delincuentes que confluyen en nuestro país son jóvenes, desde los que matan por un celular hasta violadores y sicarios, por eso esta obra es lamentablemente muy actual.

“Hay una perturbación permanente en lo social, emocional y mental en nuestra juventud. Quizá producto de la pandemia, pero sobre todo producto del desorden social, y la fragilidad y pobreza de las estructuras sociales en un país muy confrontado, sin mucha consideración con el otro, con reglas casi inexistentes. Eso hace que parezca que la alternativa para la solución sea la sobrevivencia salvaje”, apunta.

Simbolismo contemporáneo

“Roberto Zucco” es una obra simbolista y expresionista, ya que los personajes representan diversas actitudes humanas. Y la propuesta desde la dramaturgia está en que la caracterización debe ser muy intensa, debe priorizar expresión para que el drama de cada personaje llegue con mayor efectividad, explica el director. Y vaya que lo logra, sobre todo de forma individual gracias a sus actores.

André Silva, quien encarna al protagonista, cumple como el joven asesino perdido y sin vuelta atrás, pero son Ítalo Maldonado, Juan Carlos Pastor, Diego Salinas y Alonzo Aguilar quienes asumen el gran reto de interpretar a diversos personajes (mujeres, ancianos, prostitutas, policías, niños, etc), los que se llevan a cuestas la obra, y con lo que podemos ver sus avances como actores debido a la versatilidad de roles que manejan.

Atractivo personaje

Roberto Zucco, como personaje, le resulta atractivo a Roberto Ángeles por su orfandad, desolación, juventud y lo desequilibrado que es emocionalmente. “Zucco sucumbe ante estas características, que todos tenemos de alguna medida o que incluso algunas personas no se dan cuentan que las tienen. Y todo esto se hace mucho más conmovedor cuando estas particularidades están en el alma de un joven que ha sido abandonado por su familia y la sociedad”, sostiene el hombre de teatro.

El personaje de Roberto Zucco le resulta atractivo a Roberto Ángeles por su orfandad, desolación, juventud y lo desequilibrado que es emocionalmente. Foto: difusión

Volviendo a la presencialidad por partida doble

A pesar de no llevarse bien con la tecnología, el director (que no tiene celular) aprendió durante la pandemia a usarla un poco más allá de lo convencional, por eso pudo realizar un taller virtual con alumnos de Lima y de provincias. Por tal motivo, ha considerado que mantendrá este tipo de clases, ya que le permiten relacionarse más con personas de otras ciudades del Perú.

Ángeles retorna a las puestas en escena de forma presencial por partida doble, no solo con “Roberto Zucco”, sino también con “El principio de Arquímedes”. “Volver a trabajar en forma presencial es un alivio. Retomo mi profesión, que es la forma en que yo me relaciono con las personas y el mundo, y también regresé como profesor de actuación. Si uno tiene la suerte de trabajar en lo que le gusta, con mayor razón. Ha sido un gran reencuentro con mis actores, exalumnos, público, con el escenario y hasta conmigo mismo. Estoy muy contento”, afirma. Y se nota en su sonrisa.

La obra va de jueves a domingo a las 8.00 p. m. en el Centro Cultural Ricardo Palma (avenida Larco 770 – Miraflores).

“Roberto Zucco” es una obra simbolista y expresionista, ya que los personajes representan diversas actitudes humanas. Foto: difusión

Lo más visto de Cultural

Aporte africano en la música