Vuelven las hermanas Echarri con su canto altiplánico al Brisas del Titicaca

Ofrecerán un concierto acompañadas del conjunto musical “Armonía puneña” este martes 30 de noviembre como cierre de homenaje a Puno en su mes jubilar

La Republica
Hermanas Echarri, consideradas máximas exponentes del canto altiplánico. Foto: Difusión.
Rumi Cevallos

Será una noche de gala, la del martes 30 de noviembre, donde las máximas exponentes del canto altiplánico, las hermanas Silvia y Miriam Echarri, ofrecerán sus melodiosas voces en homenaje a Puno, en el cierre de su mes de celebraciones.

El escenario no le es ajeno, será en el auditorio principal de la Asociación Cultural Brisas del Titicaca. Allí estarán con sus elegantes trajes puneños, sus ordenadas trenzas andinas, sus melodiosas voces al ritmo de las marineras y pandillas puneñas. Estarán con el acompañamiento musical del conjunto “Armonía puneña”.

Puno muestra así, en el citado centro de la cultura altiplánica, a sus más preciadas hijas, las talentosas hermanas Echarri. La cita es a las 7.30 p.m. donde ofrecerán la belleza de la cultura musical y de los más representativos compositores de la capital del folklore del Perú.

Las hermanas Echarri, junto a Luis, también su hermano, fundan en 1989 el “Centro Artístico Cultural Puno Rosendo Huirse”, una institución con la que dieron vida tres producciones: “Amarte es todo”, Mi Puno ausente” y “Te quiero con el alma”. De estos tres volúmenes nace un compilado en CD: “Puno pandillero”.

Las destacadas artistas presentaron en el 2007 el volumen “Mamita Candelaria”, en homenaje a la patrona de los puneños. Otro de sus éxitos musicales es “Lejanía” y luego “Dulce palomita”, donde despliegan con sus voces los temas de jóvenes compositores. En el 2018 participan, junto a la Estudiantina Brisas del Titicaca, en la grabación de “Fiesta puneña”, en la que aportan con dos temas.

Como a la mayoría de músicos, la pandemia las afectó, pero pusieron todo su empeño para realizar presentaciones desde casa, con la finalidad de apoyar con manifestaciones musicales, y fundamentalmente de alegría, a todas las personas que se encontraban en cuarentena.

Este año, en agosto, el Concejo Municipal de San Román-Juliaca, les otorgó la medalla de la ciudad por su gran aporte cultural y por difundir la marinera y la pandilla puneña, géneros y estilos musicales apreciados en el país y el extranjero. Así como este reconocimiento, tienen muchos más, que recibieron de distintas organizaciones en reconocimiento a su talento y la difusión de la música altiplánica.

En conversación con La República, el dúo Echarri, no dudó en invitar a este concierto que se realizará este martes 30 de noviembre en el Brisas del Titicaca, que se ubica en la calle Héroes de Tarapacá 168, en el cercado de Lima, a partir de la 8.30 p.m.