Bicentenario: Gladis Huamán interpretó himno patrio en lenguas originarias

Para cerrar con broche de oro, la soprano lírica Gladis Huamán, junto a la Orquesta Sinfónica del Cusco, entonó nuestro himno patrio en quechua, asháninka, aimara, shipibo-konibo y castellano, en el marco de las celebraciones del bicentenario.

Gladis Huamán y músicos de la Orquesta Sinfónica del Cusco. Foto: captura/RTV
Gladis Huamán y músicos de la Orquesta Sinfónica del Cusco. Foto: captura/RTV
Cultural LR

Para conmemorar los 200 años de la independencia del Perú, la soprano cusqueña Gladis Huamán terminó el ciclo de presentaciones del himno patrio en las versiones de quechua, asháninka, aimara, shipibo-konibo y castellano, a través de las redes de La República y RTV.

Huamán manifestó sentirse complacida de concretar este proyecto personal, que inició el pasado 2020. “Me llena el corazón de alegría y mucho más por celebrar nuestro bicentenario”, comentó.

Durante la entrevista realizada por el periodista Rumi Cevallos, la soprano lírica dedicó su valeroso trabajo a todos los peruanos de las diferentes comunidades altoandinas y del amazonas.

Ver 1:43:15

Lazy loaded component

Aunque en esta ocasión solo ha logrado interpretar cuatro de las 48 lenguas originarias del Perú, Gladis Huamán se comprometió a seguir impulsando y reconocimiento las lenguas nativas de nuestro país.

La también maestra, que participó en la entrega de credenciales del presidente electo, Pedro Castillo, por parte del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) el pasado viernes 23 de julio, precisó que espera que el futuro Gobierno fortalezca el campo de la educación, el cual ha sido mellado por la COVID-19.

“Le deseo lo mejor a nuestro presidente, que pueda enrumbar un trabajo que pueda unirnos como hermanos. Al margen de las diferencias políticas, todos somos peruanos”, afirmó.

Por último, la soprano cusqueña reveló que producirá un disco con las diferentes versiones del himno nacional y, además, una selección de música lírico-andina.

“Estoy muy agradecida por el espacio, el cariño, la apertura. Estoy agradecida con Dios, con la vida y con todos mis hermanos peruanos”, concluyó.