Olfer Leonardo: “Trabajo la memoria para ir al rescate de los olvidados”

Artista egresado de Bellas Artes acaba de terminar el mural con tema del Bicentenario, cuya dimensión tiene 400 metros cuadrados y está pintado en Huamachuco.

“En mi trabajo muralista, siempre trabajo la memoria para ir al rescate de los olvidados”, finaliza Olfer Leonardo.
“En mi trabajo muralista, siempre trabajo la memoria para ir al rescate de los olvidados”, finaliza Olfer Leonardo.
Pedro  Escribano

Estuvo encaramado tres meses en los andamios. Hacía retratos y medía la estatura de sus personajes. Tenía el trabajo de conmemorar, a través de un gran mural, el Bicentenario de nuestra independencia. El artista Olfer Leonardo, a quien la gestión del alcalde Luis Castañeda le borró un fresco que Indecopi sancionó, acaba de terminar el mural “Próximos pasados. Alegoría al Bicentenario”, pintado por encargo del municipio provincial Sánchez Carrión, en Huamachuco. Mide 400 metros cuadrados y está en el colegio La Inmaculada de esa ciudad.

Olfer Leonardo (Lima, 1986)estudió en la Escuela de Bellas Artes de Lima y trabaja en equipo con Bridguith Valverde.

“Al principio, fuimos convocados por la Asociación Cultural Culle Bicentenario, de Huamachuco. Tenían dos temas: las gestas campesinas y el otro, el Bicentenario. Pero ellos se retiraron y el proyecto fue asumido por el municipio provincial. Nosotros pintamos el tema del Bicentenario”, explica Olfer.

Los Asháninkas. El mural incluye las gestas indígenas.

Asegura que el mural se inspira en el encuentro de Simón Bolívar con José Faustino Sánchez Carrión, “El solitario de Sayán”, el ideólogo de la independencia con quien Bolívar consolidó el plan militar para derrotar a los españoles.

“El mural se titula ‘Próximos pasados’ porque pensamos que el pasado parece reciente, porque los problemas se repiten, como un círculo en la historia. Es que no hemos resuelto nuestro país como república, pues subsiste el racismo, las injusticias y se persigue por las ideas. Han pasado 200 años y vale preguntarnos cómo nos encontramos”, enfatiza Olfer.

El mural es un relato histórico que comienza con los precursores, en el que se incluyen las gestas de indígenas, como los asháninkas. Luego están los ideólogos y rebeldes criollos. Asimismo, las corrientes libertadoras y sus respectivos líderes, San Martín y Bolívar, y, por supuesto, las luchas populares.

“En mi trabajo muralista, siempre trabajo la memoria para ir al rescate de los olvidados”, finaliza Olfer Leonardo.

Muralista Olfer Leonardo.