EN VIVO - Pleno debate proyectos para definir el futuro de los restos de Abimael Guzmán

Dibujo de Da Vinci en batalla judicial en Francia

Arte. La venta de un pequeño dibujo del pintor renacentista que recrea los martirios de San Sebastián ha dado lugar a un gran lío judicial entre el dueño del boceto, una casa de subasta y el Ministerio de Cultura de Francia.

Ahora la casa de subasta de Tajan demandó al dueño para que este le reembolse los gastos del autentificado y certificación que realizó desde marzo del 2016.
Ahora la casa de subasta de Tajan demandó al dueño para que este le reembolse los gastos del autentificado y certificación que realizó desde marzo del 2016.
Agencia AFP

Es una obra que cabe en un bolsillo, pero que vale millones de euros. La venta de un dibujo que muestra el martirio de San Sebastián, atribuido a Leonardo da Vinci, descubierto en Francia en 2016, es objeto de una feroz disputa judicial.

La obra de Da Vinci durmió en una caja durante 57 años, sin que nadie sospechara la identidad de su autor. Su dueño, Jean B., un médico francés jubilado, lo había recibido como regalo de su padre en 1959, entre una docena de otros dibujos, cuando realizó su residencia en un hospital de París.

Pero el joven, más amante del rock que de las bellas artes, lo dejó en un rincón y se olvidó de él durante años. Hasta que, al mudarse en 2016, decidió confiar los dibujos a la casa de subastas Tajan para que los evaluara. El boceto llamó de inmediato la atención y fue estimado inicialmente en 30.000 euros (35.000 dólares).

Después, el experto Patrick de Bayser, solicitado por Tajan, concluyó que el dibujo fue realizado por Da Vinci. La autentificación fue confirmada por la gran especialista en Vinci, Carmen C. Bambach, del Metropolitan Museum de Nueva York.

La obra fue estimada en entre 8 a 12 millones de euros.

Rápidamente, Francia la clasificó tesoro nacional, lo que prohíbe su exportación y da al Ministerio de Cultura francés un plazo de 30 meses para adquirirlo y exhibirlo en el Louvre.

En 2019, el ministerio le ofreció a Jean B. 10 millones de euros, pero este los rechazó ya que una nueva evaluación estimó la obra en 15 millones de euros. Al no poder reunir esta suma, el Estado renunció a adquirirla.

A partir de entonces, se abrió un agrio pulso.

El propietario, ya octogenario, pidió un certificado de exportación para poder vender el dibujo en el extranjero, pero el Ministerio de Cultura se negó una vez más, arguyó que el dibujo podría haber sido robado y existe una denuncia en 2020.

“La forma en que (la ministra de Cultura) Roselyne Bachelot ha gestionado este caso es catastrófica”, dijo Olivier Baratelli, que defiende al doctor B.

El abogado presentó una solicitud ante el tribunal judicial de París para obligar al ministerio a expedir el certificado de exportación. La vista, que fue aplazada una primera vez, está prevista para este miércoles.

“Un Ministerio de Cultura digno de ese nombre se habría encargado de que el Estado francés comprara ese dibujo”, comentó Baratelli. “En cambio, todo es mediocridad y mezquindad. Al Estado francés no le queda más que su patrimonio y su cultura, y ya ni siquiera es capaz de conservarlos”, estimó.

Al mismo tiempo, el doctor Jean B. mantiene una disputa con Tajan. Tras leer un artículo en la prensa en el que se anunciaba que la casa de remates había decidido subastar el dibujo antes de que expirara el plazo de treinta meses, sin consultarle, el letrado decidió revocar el mandato que le había otorgado.

Denuncia calumniosa

La decisión no fue bien recibida por Tajan, que reclama 2 millones de euros en concepto de daños y perjuicios.

“¡El dinero vuelve loco! Tajan está intoxicado por el dinero”, dice Baratelli. “No solo se comportó mal con el doctor Jean B., sino que cuando este descubrió la traición, Tajan se negó a devolverle el dibujo de Leonardo da Vinci”.

Ante lo que califica de “chantaje”, “abuso de confianza” e “intento de extorsión”, el abogado citó a la empresa y a su presidenta, Rodica Seward, a comparecer ante el tribunal penal de París.

Este procedimiento permite llevar el caso directamente ante el tribunal sin tener que pasar por una investigación penal, para la cual los demandantes deben reunir y presentar las pruebas en la audiencia. La vista está prevista para diciembre.

La casa de subastas, representada por el abogado Basile Ader, replicó con una demanda por calumnia.

El dato

Proceso. Ahora la casa de subasta de Tajan demandó al dueño para que este le reembolse los gastos del autentificado y certificación que realizó desde marzo del 2016.

La obra fue estimada en entre 8 a 12 millones de euros.