Sara Sedano cantará en festival de Francia

Viaje lírico. La joven soprano ha sido seleccionada para participar como solista en el Festival de Périgord Noir. La artista ofrecerá un recital de despedida en los próximos días.

Soprano. La artista peruana el día que participó en el concierto por los cien años del Teatro Municipal de Lima. Foto: difusión
Soprano. La artista peruana el día que participó en el concierto por los cien años del Teatro Municipal de Lima. Foto: difusión
Pedro  Escribano

Su voz, junto a la de Susana Baca y Amanda Portales, se alzó en el concierto de los 100 años del Teatro Municipal de Lima. El canto aprendido de su abuela materna, de la sierra de Huarochirí, había alcanzado los aplausos y el gran escenario. Sara Sedano puso la voz académica al lado de la voz criolla y andina de las otras artistas.

Sara Sedano ha venido haciéndose un camino de artista casi a contracorriente, incluso contra familiares, que es natural en nuestro país. Pero nunca retrocedió. En el 2019, ganó el concurso de Filarmonía, en cuyo jurado estaba nada menos que Ernesto Palacios, el mánager de Juan Diego Flórez.

“Antes de que pase a la fase final del concurso, Ernesto Palacios me pidió para participar en un rol en la ópera ‘Carmen’, que él iba a presentar en el Gran Teatro Nacional, pero la pandemia lo truncó”, dice la soprano.

O sea, Sara Sedano esa noche ganó dos premios, el del concurso de Filarmónica y el de la invitación de Ernesto Palacios, para “Carmen”.

Egresada del Conservatorio, ahora Universidad Nacional de Música, su voz sigue conquistando escenarios. Acaba de ser seleccionada como una de las tres latinoamericanas para participar como solista este fin de mes en el Festival de Périgord Noir, en Francia.

“Cantaré el oratorio ‘Sanctus Petrus et Sancta Maria Magdalena’, del compositor Johann Adolph Hasse, la fecha será el 26 de julio”, cuenta Sara Sedano.

Su selección también incluye una residencia en la academia barroca Internacional, en Francia, dirigida por el maestro francés-español Iñaki Encina, uno de los directores de la Ópera Nacional de París.

Voces. En el Municipal, con Susana Baca y Amanda Portales. Foto: difusión

Como nada es fácil, para cubrir parte del viaje Sara Sedano ofrecerá un concierto virtual el próximo 23 de julio.

La soprano cree que la vocación del canto le viene de sus abuelas paterna y materna, que eran cantoras aficionadas y reconocidas en Huarochirí.

“Yo tenía 7 años y ni bien llegaba del colegio, me echaba en la cama de mi abuelita materna Luzmila Clemente Párraga y ella me enseñaba canciones andinas. A mi abuelita paterna, Sara Armas Urquizo, no la llegué a escuchar, pero tuvo fama de cantora”, dice Sara Sedano.

El arte no era ajeno en su casa. Su madre es profesora de danzas peruanas, pero dice que su padre es ingeniero y siempre quiso llevar agua a sus molinos. Pero ella quería canto, así que para llevar todo en paz, tuvo que contentar a una y al otro.

Un día, en su colegio Beata Imelda, de Chaclacayo, seleccionaban niñas para el coro y para el elenco de danza. Su profesora la ubicó en la fila de danza, porque eso le venía de familia.

“Pero yo no quería. Me escapé de ese grupo y me fui al grupo de coros. Cuando llegué, vi que las niñas cantaban como aullando y no como yo, con las canciones que me había enseñado mi abuelita. Pero ya estaba allí, no me quedó otra cosa que imitar a las niñas. Y gané”, refiere Sedano.

A los 11 años, hasta los 15, integró el Coro Nacional de Niños, pero, a insistencia de su padre, tuvo que ingresar a Ingeniería Electrónica en la U. Católica.

“Estudié tres años, pero se dio la ocasión de postular al Conservatorio, pero ya sin tiempo para prepararme. Mi padre me desafió que esa era mi oportunidad, que si ingresaba, ahí me quedaba. Tuve suerte, ingresé”, dice Sedano.

Desde entonces, su voz ha ido de escala en escala. Ahora debe viajar a cantar en el Festival de Périgord Noir, Francia.

El dato

Recital. Es virtual, en Youtube, el día viernes 23 de julio, a las 6 p.m. Más información en el Cel. 957631772.