EN VIVO - Últimas noticias del sismo de 6.0 ocurrido en Mala

Mauricio Navarro: “El tejido de los Andes es parte de nuestro ADN”

Pedro  Escribano

El diseñador industrial, egresado de la Pontificia Universidad Católica del Perú, asegura que hay mucho que aprender de la artesanía del Perú. Foto: difusión
El diseñador industrial, egresado de la Pontificia Universidad Católica del Perú, asegura que hay mucho que aprender de la artesanía del Perú. Foto: difusión

Creación. El diseñador, junto con Jenny Boucher, Vicky Rojas y Rocío Castillo, acaba de ganar el premio Gray Awards 2020, en Estados Unidos, con el proyecto “Weaving the Light”.

Mauricio Navarro, diseñador industrial, egresado de la Pontificia Universidad Católica del Perú, asegura que hay mucho que aprender de la artesanía del Perú. Él, junto con Jenny Boucher, diseñadora de la Universidad de Parsons, Nueva York, acaba de ganar el premio de diseño Gray Awards 2020, en la categoría light and furniture, en Estados Unidos. El proyecto que presentaron se llama “Weaving the Light”, tejiendo la luz, que consiste en crear luminarias y lámparas tejidas con cables electroluminiscentes. Es decir, han integrado elementos de tecnología moderna con la artesanía tradicional.

Forman parte del equipo, además de Mauricio y Jenny, Vicky Rojas y Rocío Castillo, tejedoras artesanales de Pacasmayo (ver fotografía).

Tejido artesanal de cables. Foto: difusión

“Hay mucho que aprender en cómo dar forma a un lenguaje de integración de lo nuevo con lo antiguo, un canal que permita una comunicación donde lo nuevo no sustituya el pasado, sino, más bien, que evolucione con el ADN bien presente”, sostiene Mauricio Navarro.

¿Cómo explica su vocación por el diseño?

El diseño es la excusa perfecta para sentir que estamos trabajando. Los retos son grandes, pero, como en todo trabajo, la sandía viene con pepa. Encontramos mucho placer y distracción en crear con un propósito de comunidad.

¿En que consistió el proyecto “Weaving the Light”?

El interior vacío del cuerpo de la lámpara desafía la expectativa de que una lámpara deba integrar múltiples componentes: base, foco, socket y accesorios de ensamble. Por lo general, tanto los textiles como los objetos de iluminación requieren ensamblarse para formar un objeto, mientras que esta técnica de crochet andino permite formas tridimensionales, sin uniones, hábilmente realizadas por tejedoras.

¿Qué lo llevó a ver en la artesanía del tejido una posibilidad para sus diseños?

El tejido en los Andes siempre ha sido un medio de representación cultural, parte de nuestro ADN. Hace unos años identificamos el crochet tramado, un tipo de tejido tradicional de los Andes del norte (La Libertad y Cajamarca) que tiene características singulares y un potencial como medio creativo que nos ha motivado a explorar sus interesantes posibilidades a partir de la trama en su estructura.

¿Cómo así articula la tecnología moderna con la artesanía, que es tradicional?

La articulación entre diferentes disciplinas para explorar soluciones novedosas es fascinante y funciona siempre y cuando resuelva los problemas que se plantea a nivel usuario, pero también a nivel productor. En este caso, la parte productiva está en las manos de tejedoras. Artesanas que tienen la esperanza de llevar un pan a la casa. La articulación social es un componente imprescindible en la mezcla. Somos un equipo de 300 artesanas y artesanos que hemos aprendido a trabajar juntos y logrado mantener un estándar internacional con productos de diseño que ponen en valor nuestras tradiciones.

¿Objetivos del proyecto?

Estamos explorando combinaciones entre nuevas tecnologías y tradiciones artesanales, como mezcla, para poner en valor estas tradiciones y que puedan resonar con las nuevas tendencias. Estas luminarias son una muestra de cómo el tejido puede servir en otras categorías y no solo circunscribirse en el mercado de la moda.

El dato

Mérito. Según Tom Dixon, el reconocido diseñador y jurado de este concurso, el proyecto “Weaving the Light” ha creado luminarias jamás antes vistas.