EN VIVO - Sigue todas las incidencias de la tercera vacunatón

Teatro peruano: el arte de resistir

Estefany Barrientos

Mateo Chiarella: “Antes había dificultad para traer público, pero por lo menos seguías. Ahora no sabes si el público va a querer ir”. Foto: difusión
Mateo Chiarella: “Antes había dificultad para traer público, pero por lo menos seguías. Ahora no sabes si el público va a querer ir”. Foto: difusión

Teatro peruano resiliente. Las salas fueron cerradas y los artistas se apoyaron en las plataformas virtuales. Coinciden en que la pandemia desnudó las carencias. “La solidaridad me salvó (de la COVID-19)”, dice Pold Gastelo.

Publicidad

“Rescato el espíritu combativo del arte”, comentaba hace poco Delfina Paredes. Y es que entre espectáculos grabados previamente, un programa en cable que transmite obras cortas y otras propuestas por Instagram o Zoom, el teatro peruano ha encontrado nuevas formas en medio de la crisis y hay un público que ha respondido. “Esa es una maravillosa señal. Pero tenemos que resarcir un medio que debería contar con más apoyo del Estado”, nos dijo Roberto Moll, quien protagonizó Inmortal, una de las mejores obras hechas desde el teatro para la pantalla.

Al cierre del 2020, el panorama no está claro, sobre todo, para las propuestas más independientes. “Antes había dificultad para traer público, pero por lo menos seguías. Ahora no sabes si el público va a querer ir”, declaró Mateo Chiarella del teatro Aranwa. Como director, hizo la obra de Chéjov Sobre el daño que causa el tabaco, pero opinó en la misma línea que Norma Martínez o Ebelin Ortiz acerca de la necesidad de formalizar el gremio artístico. “Hay que hacer un trabajo no solo para dignificar la cultura, sino para que se entienda su valor. Seguimos pensando que con nuestros impuestos pagamos a un grupo de comechados y vagos. Esa es la visión y hay que cambiarla”.

Otros gestores culturales, como Cristhian Esquivel (del Centro Español del Perú), han propuesto trabajar en espacios abiertos y creen que la reapertura tardará más para salas lejos de Miraflores, Barranco y San Isidro. “Si nos movemos de estos barrios, no hay el mismo público y no hay muchas municipalidades que lo generen, no hay un apoyo. A veces se piensa solo en ciertos sectores que ya de por sí tienen auspicios por más que no vaya nadie”.

Como actriz, Mayella Lloclla prefirió ver lo más positivo que dejaba la crisis: un formato nuevo y el espacio para más directoras. La actriz protagonizó la coproducción con Argentina El amor viaja lento. “La mirada femenina es importante para la sociedad y este es un gran paso”.

Aparecieron propuestas como tevi.live, una plataforma peruana que transmite obras de teatro. Zoom también fue un aliado para productoras como Las Luchas Producciones, que con Monólogos de mujeres habló sobre la trata y la violencia de género. “Nos permite visualizar lo que no se quiere ver, tocar y que es incómodo. El monólogo de Cindy (Díaz) movilizaba en todas las funciones. Pero en el teatro independiente y de género todavía tenemos que cuidar mucho el dinero, nuestros proyectos los haremos solas”, dijo la dramaturga Gina Guerrero Pflücker.

Pold Gastelo, director cultural del Club de Teatro de Lima, comenta: “Cuando uno les pide a las autoridades que hagan algo, no se les está pidiendo plata, sino que sean un poquito creativos”. El centro ha postulado a los estímulos culturales y por ahora continuarán con los talleres. “La mayoría tiene lugares alquilados, y haber abandonado el local ha traído como consecuencia que las cosas colapsen. Adecuar la sala para teatro presencial va a demorar”.

El actor batalló contra el coronavirus y reconoce la solidaridad del gremio, pero aboga por sus colegas que “viven del día a día” o como pueden. “Muchos artistas que conozco en provincias no están registrados en ningún lado; sin embargo, hacen una labor gigantesca. Debemos hacer un mea culpa y empezar a mirarnos, estar asociados y tener una voz para poder ayudarnos. Yo me he salvado porque han sido solidarios conmigo. De esto me enteré después, pero cuando estuve grave hicieron una función profondos para mí, ¡y no saben cómo ayudó eso a mi familia!”.