La visión del coronavirus de dos artistas amazónicos

Pedro  Escribano

@larepublica_pe

03 Dic 2020 | 4:29 h
En Pebas. Santiago Yahuarcani pintando en una lanchama. Al lado, su visión del coronavirus. Foto: difusión
En Pebas. Santiago Yahuarcani pintando en una lanchama. Al lado, su visión del coronavirus. Foto: difusión

Dúo. Santiago Yahuarcani y Harry Pinedo/Inin Metsa exhiben una muestra bipersonal en la galería Crisis, Barranco.

Dos miradas. Santiago Yahuarcani, en su pueblo de Pebas, en Iquitos. Harry Pinedo/Inin Metsa, en su asentamiento urbano shipibo-conibo, en Cantagallo, Lima. Ambos artistas amazónicos han visto cómo el coronavirus llegó a sus respectivas comunidades y las víctimas fatales que ha causado en ellas. Los dos pintores han querido mostrar cómo viven y luchan contra este mal, siempre en desventaja, ya sea por su condición social o por el olvido del Estado y sus autoridades.

Cada quien, desde su propio espacio y sensibilidad –Yahuarcani, uitoto y Pinedo, shipibo– han pintado escenas y visiones de lo que es el Covid-19. Actualmente exhiben la muestra bipersonal “¡Ite! ¡Neno! ¡Aquí!”, en la Galería Crisis, en Barranco.

“Cuando llegó el coronavirus, en Pebas, propiamente no teníamos nada, ni remedios ni doctores. La gente se iba a Iquitos a curarse, pero regresaban en ataúdes”, me dice por teléfono Santiago Yahuarcani.

Cuenta que, ante eso, muchos pobladores se internaban en el bosque, algunos huyendo del virus y otros en la búsqueda de plantas medicinales. Confiaban que el bosque les protegía la vida o les brindaba cura. En el caso de Yahuarcani, dice que tiene propiamente una pequeña farmacia en su casa.

“Es que en mi huerto, yo cultivo toda clase de plantas medicinales, pero aun así, me contagié del virus. Para vencerlo, debía conocerlo y quería saber cómo era, de dónde venía. Preparé mis brebajes y lo busqué en los sueños. Y lo vi. Era un monstruo negro, un gorila grande, venía entre hormigas, aplastando a las personas. Traía entre manos un látigo con fuego con el que les quemaba los pulmones a la gente. Eso he pintado en mis lanchamas”, afi rma Santiago Yahuarcani.

Harry Pinedo/Inin Metsa también vivió lo suyo. El virus acabó con la vida de miembros de la comunidad de Cantagallo. “Eso nos puso en alerta. Nosotros también buscamos nuestras plantas medicinales, sin dejar de lado los remedios farmacéuticos. No dejamos nuestra tradición ni la sabiduría de los abuelos”, explica.

“Después de la muerte de dos compañeros, hubo más unión, más solidaridad entre nosotros para enfrentar el mal. En mis pinturas, he tratado de reflejar eso. Ante una amenaza, todos somos uno. Y me dio mucha alegría también artistas amigos y muchos colectivos de Lima nos han dado la mano”, comenta Harry Pinedo/Inin Metsa.

La muestra “¡Ite! ¡Neno! ¡Aquí!” exhibe esas visiones, la de enfrentar el virus con la fuerza propia y la solidaria. No les quedó otra, sobre todo cuando el Estado tardó en ir por ellos.

Datos

Muestra. ¡Ite! ¡Neno! ¡Aquí!, se exhibe en Jr. Alfonso Ugarte 260 #101. Barranco.

Curaduría. A cargo de Giuliana Borea y Rember Yahuarcani. La muestra tiene el apoyo de la Universidad Essex y de la Universidad de York (Reino Unido).