Entre el periodismo y la ficción

26 Ago 2020 | 0:53 h
Periodista. Segundo Llanos Horna junto a un escultura del Quijote, sin duda, un buen guía para sus trabajos de ficción.
Periodista. Segundo Llanos Horna junto a un escultura del Quijote, sin duda, un buen guía para sus trabajos de ficción.

Libros. El periodista liberteño Segundo Llanos Horna publicará la novela histórica-testimonial Los ojos de la Loma, además de una antología de sus cuentos y un apunte sobre César Vallejo.

El periodista y escritor liberteño Segundo Llanos Horna -expresidente de la Federación de Periodistas del Perú (FPP) y actual columnista de los periódicos estadounidenses The Washington Post de Washington y New York y El Heraldo News de Dallas-, publicará su novela histórica-testimonial Los ojos de la Loma. Asimismo, su antología de cuentos Brotes & Rebrotes, Apuntes sobre César A. Vallejo y Testimonios tras la pandemia.

El también cofundador en Trujillo del “Grupo Aramauta”, entre otras distinciones, tiene el doctorado honoris causa conferido por el sistema universitario peruano, como reconocimiento a su labor académica, literaria y periodística. Ha sido, además, director nacional de Asuntos Culturales y Profesionales del Colegio de Periodistas del Perú (CPP). Es decir, su pasión no solo ha sido el periodismo sino también el arte y la literatura.

PUEDES VER FIL Lima 2020: librerías crisol extiende promoción de libros

¿Por qué lo de Aramauta?

Es un acrónimo quechua propuesto por el poeta cajamarquino Pedro Arteaga Avellaneda, fusionando los vocablos haravicu (poeta) y amauta (maestro). La iniciativa de la fundación del grupo correspondió al maestro quechuahablante apurimeño José Antonio Munarris Boluarte, como alternativa de los jóvenes estudiantes de izquierda, aspirantes a literatos de la UNT, frente al “Grupo Trilce”, de tendencia aprista.

En tus textos Periodismo Pedagógico y Periodismo Informativo explica la supuesta oposición entre literatura y periodismo, bajo el presupuesto conceptual de una antinomia ficción-realidad...

Tomo en préstamo el concepto de Ernesto Cardenal: como entre religión y revolución, entre literatura y periodismo no tiene por qué existir contradicción. Además, ninguna preceptiva prohíbe al escritor literato utilizar la densidad y precisión del mensaje periodístico ni al escritor periodista, el empleo estético de la palabra. Ambos tienen como herramienta a la palabra en todas sus funciones y, como alguna vez lo apuntó Carpentier, es casi imposible establecer distingos entre escritor y periodista y entre la realidad y la ficción. García Márquez prefería hablar del periodismo como género literario y decía que, como reportero, consiguió muchas historias para sus cuentos y novelas.

PUEDES VER Rodrigo Blanco: “Mi novela no es una denuncia sobre un sistema político”

Es decir, Segundo Llanos Horna sigue la fuerte tradición de abrazar, en una misma escritura, el periodismo y la literatura, como así lo hicieron los grandes maestros de la prensa norteamericana, tales como Truman Capote, Norman Mailer y Tom Wolfe.

Este estilo se convirtió propiamente en un nuevo tipo de escritura en el campo periodístico que los teóricos estadounidenses y anglosajones sin equivocarse han dado en denominar como Nuevo Periodismo o la Novela de No-Ficción.

PUEDES VER La larga marcha de Ramón Castilla

Segundo Llanos Horna asume este registro, sobre todo en su anunciada novela histórica-testimonial Los ojos de la Loma. Anteriormente, el periodista ha publicado libros con incursiones en la historia, pero nada académicos, más bien con una prosa a caballo entre periodismo y literatura, sin descuidar la información y el rigor que se requiere en esta clase de publicaciones. Entre esos libros, están Historias trujillanas de periódicos, Trujillo y el periodismo y El periodismo en Trujillo.

En el duro oficio

Como todo entusiasta de las letras, sus primeros libros fueron de poesía como son Rocíos del alma, Racimos eróticos, Céfiros de Redención y Cisnes Heridos. En otro momento, avanzó con la prosa narrativa con El Piás del tío Shul: cuentos al alimón y y después Volverán cosechando luceros.

PUEDES VER En el sector cultura nadie quiere echarse para atrás

Pero también se ha adentrado en el ensayo como cosecha de su formación académica. Entre ellos, bastará citar Ricardo Palma periodista, con el que ganara el Premio Nacional de Periodismo, en 1991.

Segundo Llanos Horna también es reconocido en el campo académico de la prensa uno de los tratadistas de la ciencia comunicacional y, en particular, por sus teorías sobre la cientificidad y taxonomía del Nuevo Periodismo.

Entonces corresponde esperar. Los libros ya están anunciados.

Portadas de sus libros.

Video Recomendado

Lazy loaded component