El reclamo de los independientes

Pedro  Escribano

Los teatristas independientes se sienten desoídos y no tomados en cuenta.
Los teatristas independientes se sienten desoídos y no tomados en cuenta.

Protesta. El Movimiento de Grupos de Teatro Independiente del Perú y la Red de Teatros Perú alzaron la voz al gobierno a través de una conferencia de prensa virtual para exigir atención al gremio en la crisis del coronavirus.

Ciego, sordo y mudo. Así ven los teatristas independientes de nuestro país al gobierno peruano. En el contexto de la crisis del coronavirus, se sienten desoídos y no tomados en cuenta. Si antes de la pandemia la realidad del sector cultural era precaria –sobre todo de este gremio, que son autogestionarios–, el COVID-19 ha acentuado esa calamidad.

Y como ellos no suscriben eso de que “el que calla, otorga”, han alzado la voz. El Movimiento de Grupos de Teatro Independiente del Perú en unión con la Red de Teatros Perú convocó el martes pasado a una conferencia de prensa virtual para exigir al Ministerio de Cultura (Mincul) y a la Presidencia de la República una atención concreta. Asimismo, manifestaron su solidaridad con el pueblo de Loreto y pidieron que lo declaren en emergencia.

PUEDES VER Congreso evalúa interpelar a la ministra de Cultura por situación de comunidades indígenas

La conferencia virtual, presentada por el actor Wili Pinto Cárdenas, del grupo Maguey, congregó a teatristas de todas las regiones del país. En su alocución, detalló la trayectoria de los grupos de teatro independientes y su contribución, en los tiempos buenos y malos, a la cultura y desarrollo de nuestro país. Por eso mismo, subrayó la indiferencia, la invisibilización del sector cultural de parte de las autoridades del gobierno peruano. Y que la conferencia tiene el objeto de recoger las voces y propuestas de los grupos teatrales de todo el Perú para elevarlas a la Presidencia. Plantear alternativas y exigir para el gremio un presupuesto extraordinario.

Refirió que durante años mu-chas han sido las gestiones ante las autoridades y que siempre han sido desoídos. Comentó que han ingresado oficialmente por mesa de partes de Palacio, el 11 y 24 de abril, dos documentos con propuestas concretas para la atención de nuestra problemática. “Estos planteamientos no han sido tomados en cuenta ni han merecido ninguna respuesta”, dice Pinto. Como así ha sido, pues no se aprobó el proyecto legislativo que los declaraba un sector en emergencia.

“Basta recordar que en los discursos de anuncios de la reactivación de la economía peruana no se pronuncia la palabra cultura”, concluyó.

PUEDES VER Ministerio de Cultura indica que cementerio COVID-19 de Arequipa no afecta zona arqueológica

El panel de la conferencia de prensa estaba conformado por cinco representantes de distintos grupos teatrales, incluidos colectivos de provincia. Cada uno de ellos expuso sus puntos de vistas, así como alcanzaron planteamientos concretos.

En otro aspecto, todos coincidieron en expresar su solidaridad con el pueblo de Loreto y al mismo tiempo hicieron un llamado al gobierno de que actúe de inmediato en auxilio de los compatriotas, en donde, por supuesto, se incluye a los hombres y mujeres de teatro.

Entre los panelistas, la primera en tomar la palabra fue María Teresa Zúñiga, en nombre del Grupo de teatro Expresión de Huancayo. Comentó que el trabajo teatral independiente siempre ha sido autogestionario y que, ante esta crisis, se debe exigir al gobierno que el trabajo escénico “tenga conexión con el sector de educación y salud”, entre otros, y a partir de allí obtengan ingresos para su realización. “Somos patrimonio vivo de nuestra nación”, concluyó.

PUEDES VER

En otro turno, tomó la palabra Ana Sofía Toguchi, del colectivo Arenas y Esteras, de Lima. Solicitó que se reconozca el grado de vulnerabilidad del sector teatral y que bien merecen un apoyo económico porque aportan artística y socialmente a nuestro país. La situación es de emergencia. Asimismo, como planteó María Teresa Zúñiga, el trabajo de los teatristas debe ser tomado por el gobierno de manera intersectorial en educación, salud y servicio social. “Nuestro quehacer teatral no solo es actuación sino está inserto en la lógica de un proceso de vida de los ciudadanos. Nosotros trabajamos con personas”, subrayó.

Desde el Cusco, se hizo presente Mario Ruedas, del grupo Casa Darte. Pidió el retorno del público a las salas de teatro con todos los protocolos sanitarios. Arguyó que si hay transporte masivo, en buses, por qué no se busca también alternativas pertinentes en ese sentido para el teatro. “El teatro –finalizó el director– siempre procura el desarrollo para ser un país mejor”.

La actriz Ana Correa se pronunció en nombre del grupo Yuyachkani. Tras señalar la trayectoria de su colectivo en favor de la cultura peruana y plantear las exigencias en este marco de crisis, instó al Estado a asumir sus responsabilidad porque “no permitir a las personas acceder a las artes es una forma de pobreza”. Asimismo, pidió exoneración en las salas de servicio de agua, luz. Exoneración de arbitrios y recargos de las licencias y que los dueños de los espacios donde trabajan no los desalojen.

PUEDES VER Coronavirus: implementarán visitas virtuales en museos de Lambayeque

Finalmente, el actor veterano Jorge Chiarella, de la Asociación Aranwa, pidió que no los llamen teatreros, como a veces así los nombran, sino teatristas. “El teatrero finge; el actor encarna al ser humano, sea bueno, malo, honesto o corrupto”, arguyó.

“Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña. Esta conferencia es eso”, sostuvo.

Y como todos, reseñó la situación de crisis en que está el gremio y el sector cultural.

“En este contexto de crisis del COVID-19, nos han ignorado”, concluyó Jorge Chiarella.

Sonia Guillén: “Es un sector vulnerable”

Sobre el proyecto legislativo para declarar el sector cultural en emergencia, la ministra de Cultura, Sonia Guillén, manifestó que está insistiendo en buscar un apoyo. “Se le considera un sector vulnerable. Ahora estamos presentando un decreto de urgencia para lograr una asignación económica que nos permita amortiguar el impacto en el sector. También estamos proponiendo formas de atender al público. Es un problema generalizado, mantenemos el compromiso y solidaridad con el sector cultural. Confiamos en que el decreto salga este fin de semana”, afirmó.