ECLIPSE LUNAR - Repasa lo mejor de todas las fases de la ‘Luna de sangre’ FOTOS - Mira las mejores postales del eclipse lunar 2022 en nuestro país

Norma Martínez: “Es un lujo quedarse en casa”

La actriz y directora opina sobre la coyuntura y acerca de la crisis en la comunidad teatral. “Oficialmente, no tenemos representatividad”

Norma Martínez  opina sobre la crisis en la comunidad teatral.
Norma Martínez opina sobre la crisis en la comunidad teatral.
Estefany Barrientos

Norma Martínez tenía programado asistir a un festival de teatro en Cuba, protagonizar una obra en el Británico y los proyectos de su productora. Aunque nos dice que es “ajena a los debates en redes sociales” (los artistas presentaron propuestas al Ministerio y algunos recibieron críticas), sostiene que hoy el arte está en un lugar “preponderante”. “Hubiese sido muy duro pasar estos días confinados sin actores, sin músicos, escritores, poetas…”.

PUEDES VER Historia de “Bella ciao”, himno de la resistencia

¿Algo positivo del aislamiento ha sido que se vea teatro por web o televisión?

Sí, pero el teatro en video es un registro de una experiencia, no es la experiencia. Es extraordinario que se haya puesto a beneficio de la comunidad, pero tiene muchas aristas. Para reinventarnos no solo es pasar el registro de lo que hemos hecho. El teatro va a existir en otras formas, esas son solamente un estado de emergencia, un flotador.

Cuando se cancelaron las actividades culturales, se habló sobre el sector que ya venía siendo precario. ¿Se debió dar a conocer más ese lado?

Siempre ha sido un sector precario e informal. El público pensaba que era diferente, pero se evidencia ahora. ¡Cuántos compañeros se han quedado sin temporadas! Lo más importante es que esto suscite la necesidad de que los actores estemos asociados para protegernos, para manifestarnos como un gremio. Porque oficialmente no tenemos ninguna representatividad ¿no?

Claro, no están en un registro como otras profesiones.

Exactamente. Qué lástima que sea con una crisis de esta envergadura, que nos obligue a organizarnos como un gremio al que podamos acudir cuando las cosas son difíciles.

“Creo que cualquier reinvención o propuesta artística tiene que nacer para que sea novedosa, de la introspección”

PUEDES VER Propuestas: Alternativas viables para el sector cultural en tiempos del Covid 19

Además de Sucedió en el Perú, ¿a qué te estás dedicando?

Básicamente a meditar. Es mi disciplina y se ha fortalecido en estos días. Estuve grabando la telenovela (Princesas), estoy esperando, estamos viendo cómo. Es un momento para buscar nuevas formas. Asusta, pero hay que tener fe a ese salto al vacío también.

Has sido crítica con la televisión y ahora tendrán que replantear.

Claro, sí, nos va a tocar replantearlo todo y eso es bueno. Me parece que es muy estimulante ser parte de esto.

“Tarde o temprano se podrá volver a las salas (de teatro) quizá con ciertos protocolos o en espacios abiertos”.

¿La coyuntura también ha roto otro tipo de estructura?

Sí, y esto puede ser visto como una tragedia o como lo mejor que nos ha podido pasar. Espero que sea lo mejor para pensar que el capitalismo no es un modelo único. Que esta desesperación por acumular dinero no es la solución a tu tranquilidad y felicidad. Para darte cuenta qué vínculos son importantes. Para ver quién eres, qué quieres, dónde estás parado y qué aportas. Eso ya es una ganancia. Ojalá que sea un volver a empezar.

PUEDES VER José María Eguren, genio y figura del simbolismo en el Perú

¿Quieres compartir algo del ‘Quédate en casa’?

Es duro, pero somos personas muy privilegiadas las que podemos darnos el lujo de quedarnos en casa. No es tan simple cuando hay que salir a ganarse el pan cada día. Hay una multitud que tiene que rebelarse contra esas medidas porque su supervivencia esta de por medio. ¡Mira la gente que está regresando a pie!

“Deberíamos estar todos comprometidos para que no se vuelva a la catastrófica situación en la que estábamos”

Es una imagen que quedará en nuestra historia, ¿no? Lo contrario al privilegio...

Sí. Hablo de eso y se me parte el corazón de pensar cuán irresponsables hemos sido con este sistema sanitario en el país, dejando que esté como está porque no hemos hecho ¡nada! Como ciudadanos lo digo, no por los políticos. Unidos podemos ser fuertes y hay cosas que deberíamos hacer. En el futuro, como primera cosa, después de salir de esto, debería ser exigir una sanidad para todos en igualdad, educación y agua potable. Ha sido una irresponsabilidad.