Película “Contactado” de la cineasta peruana Marité Ugás recrea mesianismo y política

“Contactado” estaba previsto para competir estos días en el Festival de Tribeca, en Nueva York, pero todo se ha quedado suspendido por la pandemia del coronavirus

La Republica
Escena de la película "Contactado de la directora Marité Ugás.

Predicadores religiosos, nuevos cultos que se convierten en partidos políticos con seguidores captados por la charlatanería. Una ficción que cuenta la película “Contactado” y que participa -informa EFE- en la sección oficial del Festival de Tribeca, pero que también parte de una realidad cuanto menos especial, la de Perú.

Escrita por Marité Ugás y Mariana Rondón antes de que se formase el último Congreso peruano, la ficción es el espejo de una realidad, la del ascenso del Frente Popular Agrícola del Perú (FREPAP), el atípico partido del “mesías de los Andes” que consiguió el 8,25 % de los votos en las elecciones parlamentarias de enero.

PUEDES VER: Allen Daviau, el director de fotografía en “E.T”, falleció por el COVID-19

“Contactado” es un termino que se usa en Perú para las personas que han tenido contactos pacíficos con seres extraterrestres, explica a Efe la directora del filme, Marité Ugás, en una entrevista por videoconferencia.

La película trata de un viejo predicador que en su juventud predicaba sobre estos contactos y que quedó relegado a una soledad con mucho miedo. De pronto aparece un joven y comienza a seguirlo hasta que le confiesa que fue su seguidor y trata de convencerle de que regrese a la predicación.

Un thriller psicológico, una historia de perseguidor y perseguido, una transformación de roles en un mundo, el de lo oculto, muy presente en América Latina y especialmente en Perú, donde hay muchos discursos mesiánicos dirigidos a una gran cantidad de personas que buscan algo en que creer, precisa Ugás. Algo muy habitual en la vida cotidiana de los peruanos, para asombro de la venezolana Mariana Rondón, que ejerce de productora, en un intercambio de papeles respecto a su anterior proyecto común, “Pelo malo” (2013), que se llevó la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián.

Los contactos con extraterrestres están integrados en las leyendas andinas, en los mitos preincas y se consideran en un elemento de sabiduría y a eso se agarran movimientos como el del Frepap, que conseguido “un peso inusitado en el Congreso”, resalta Ugás.

“Es una cosa loquísima, se llaman 'los nuevos israelitas, las mujeres llevan túnicas, velos y manto, los hombres barba larga”, explica la directora, que además señala que su líder decía “haber recibido su sabiduría de seres extraterrestres”, algo que ahora niega.

Ese mundo es el que quiere mostrar en "Contactado", el de esos partidos políticos surgidos de nuevos cultos que captan a los feligreses "a punta de coerción y mucha charlatanería".

Algo que puede crecer incluso en las circunstancias actuales. “Si ya estábamos así con los Bolsonaros, ahora imagínate”, dice Ugás.

Un proyecto en el que han invertido muchos años de trabajo y que había sido seleccionado para competir en el Festival de Tribeca (Nueva York), cuya edición tenía que desarrollarse estos días y que ha quedado el aire por el coronavirus.

No se ha convertido en un festival online pero algunas de sus secciones están abiertas en internet, mientras que la sección de competición internacional, en la que está incluida “Contactado”, se ha decidido que se convierta en un visionado para el jurado, que otorgará los premios como estaba previsto.

“Es súper doloroso haberle dedicado tantos años de trabajo a un proyecto... pero al mismo tiempo es tan duro lo que está ocurriendo que los egos hay que bajarlos”, reflexiona Rondón.

"Creo -añade Ugás- que todos estamos en un proceso de adaptación, de ver cómo va a seguir esto. Decir que ahora los festivales se transforman en plataformas es apresurado. Es tiempo de analizar, sobre todo con el cine como el que hacemos nosotros, cine independiente y de autor que necesitamos estos festivales".

Películas que se dan a conocer habitualmente en los festivales internacionales, que son los que abren la posibilidad de acuerdos con plataformas de streaming o con distribuidoras locales.

Antes de la crisis y con la perspectiva primero de Tribeca y luego del mercado de Cannes, ya tenían hasta pensados estrenos en Europa en los próximos meses. No queda otra que esperar, afirma la directora.