¡Celebra, Perú! Hoy es el Día de la Pachamanca Peruana, el regalo de la tierra a los hijos del Sol [FOTOS]

02 Feb 2020 | 15:02 h
El primer domingo de febrero se celebra en todo el Perú el Día de la Pachamanca Peruana.
El primer domingo de febrero se celebra en todo el Perú el Día de la Pachamanca Peruana.

En familia, amigos, compañeros de trabajo, o en comunidad. Siempre es un buen domingo para recordar que somos hijos de esta tierra rica y generosa, en la que solo juntos, como a la mesa, podemos construir un país mejor.

Papas, camote, yuca, choclo, habas, queso, chincho, ají, culantro, res, carnero, pollo, llama y cuy. Su solo nombre evoca comunidad, historia, familia y prosperidad. Si, estamos hablando de la Pachamanca, y hoy no es un día cualquiera para aquel platillo que en el corazón llevamos enraizado como un retoño de maíz peruano.

¿Por qué hoy? Pues porque se cumple el primer lustro desde que la Pachamanca recibió el justo homenaje del Ministerio de Agricultura para tener su propio día de conmemoración, como sucedió en el 2015 por resolución N° 0557-2015 en franco reconocimiento a una milenaria tradición que sobrevive como cada cordillera, incólume en nuestras mesetas.

PUEDES VER Papa peruana es desplazada en restaurantes y pollerías de Lima

Aunque usted no lo crea, cada vez que prueba un bocado de Pachamanca está cumpliendo con un ritual de más de 10 mil años que era conocido por los antepasados del Inca, como puede dar fe el ‘Hombre de Lauricocha’ (uno de los más antiguos de América, ¿lo recuerda de la escuela?), a quien se le halló con fardos conteniendo la generosa ofrenda. Hoy lo celebramos cada primer domingo de febrero, al igual que la llegada de los carnavales.

La preparación de la Pachamanca representa por sí misma una conexión entre el ser humano y la Madre Tierra, pues en la sola cocción de papas, carnes y hierbas andinas podemos advertir la sinfonía del hombre regresando al corazón del planeta de dónde vino, y que ahora lo alimenta desde sus amorosas entrañas. Nunca lo olvide.

PUEDES VER Bolivia no importará más papa y cebolla: Agricultores peruanos en alerta

Incluso el tradicionalista Ricardo Palma en sus Tradiciones Peruanas da cuenta de la importancia de este platillo para la vida del peruano autóctono en sus historias “Los Tesoros de Catalina Huanca”, “El Orgullo del Cacique” y “La Venganza de un Cura”.

Esto sin contar, claro está, con la inconfundible e innegable sensación de una enorme Pachamanca puesta sobre la mesa, recuperada por las propias manos que momentáneamente la sepultaron entre piedras y brasas para la conjunción de toda la familia. Porque donde hay Pachamanca el hambre huye y la unión prospera.

PUEDES VER Puno: Ácora donde la agricultura sí puede ser rentable

Así que ya lo sabe, no relegue el almuerzo de esta tarde de paseo en familia a un ceviche o un pollo a la brasa. O al menos, nada pierde preguntando. Total, la Pachamanca, al igual que cualquier regalo maternal, estará siempre presente para acompañarlo el resto de su vida. Repetimos: nunca lo olvide.