Zlatnia  Elera Olivari.
Zlatnia Elera Olivari.

Zlatnia Elera Olivari: “El mayor significado del festival es el de ayudar a los demás”

Joven belleza. Reina del 69º Festival Internacional de Primavera, tiene 17 años y estudia medicina humana. Destaca el apoyo que se ofrece a los más necesitados.

La República
28 Sep 2019 | 12:22 h

La Libertad. ¿Cuál es tu primer recuerdo del festival de las flores?

Antes de todo esto, el primer recuerdo es con las bastoneras, a los ocho o nueve años. En cómo ellas lanzaban el bastón por los aires. También cuando mi mamá me llevaba en el bus y todas me recibían muy alegres.

¿Qué significado tiene para ti este certamen?

Tiene mucho significado, pero el principal es el de servicio, de ayuda a los demás, a los que más necesitan.

Las actividades son muy agotadoras…

Claro, es cansado, pero a la vez es lindo. Tú mismo lo has visto en la carita de los ancianitos (en el asilo). Están muy felices de ver a toda la delegación completa. Cada año les sacan una sonrisa.

PUEDES VER Trujillo: hay 80 millones de m3 de arena para repoblar playas

¿Cómo tomaste la noticia de ser la reina?

Fue raro, porque había salido y al llegar mis padres me llamaron a su cuarto para poder conversar. -“Bueno, hemos hablado y han pedido (Club de Leones) para que tú seas la reina del festival”. Y yo: -“Ah, ¿en serio?”. -“Sí, de verdad”. –“Ah, bueno, si ustedes quieren, si están comprometidos. ¡Yo acepto!”

Es una gran responsabilidad…

Yo estoy sacrificando muchas cosas, acepté por la ayuda comunitaria que da el Club de Leones a muchas personas. Al inicio me incomodó un poco que algunos me dijeran: “pero tú no eres miss ni nada de eso”. Y yo les dije que no necesito ser miss para poder ser reina del festival, porque no es requisito.

¿Nunca tuviste nada que ver con este mundo de las reinas o similares?

No, nunca nada relacionado a las luces ni las cámaras. Soy muy mala en todo eso. Dar una entrevista por ejemplo, porque si hablo mal u otra cosa. Y con respecto a mi vida privada es realmente privada, porque ni siquiera subo qué como, dónde estoy, ni con quién, nada. Si entras a mi Facebook vas a ver publicaciones de hace un año o dos años. Yo no soy de estar posando.

¿Cómo lo tomó tu entorno más cercano?

Con respecto a mis amigas se emocionaron bastante, porque también les gusta esto de las reinas, les gusta conocer, hacer amigas de otros países. Mis amigos no tanto, más que les presente a las bastoneras, pero no les hacen caso.

¿Qué te dijo tu hermana, quien ha sido reina en la edición del 2015?

Lo primero que me dijo es “ufff, ahora sé responsable. Ahora te vas a levantar todos los días temprano”. Muchas personas creen que esto es fácil. Solo ven lo de afuera del bus. Cuando bajamos todas y saludamos con un hola, cómo estás. Pero es complicado cuando estás adentro y sientes toda esa presión de que tienes que estar ahí, de que tienes que estar a la hora. Porque si eres irresponsable y no estás a la hora incomodas a los demás.

PUEDES VER Trujillo está recuperando colorido y belleza en parques y bermas

¿Cómo has compensado los estudios con tu labor de reina?

He tenido que hablar con mis profesores y sí han estado dispuestos a ayudarme, igual que mis compañeros. Mis informes los presento terminando todo esto. No me puedo quedar atrás con mis estudios.

¿Por qué estudias medicina? Ya estás en segundo ciclo…

Mi papá es neurocirujano y mi hermana ya se va a recibir de médico. En mi familia casi la mayoría son médicos y ahí tengo más o menos la noción, me llama bastante la atención el sentido de genética y eso.

¿Qué es lo que más te gusta de tu reinado?

Todo, aunque es cansado y tedioso. Siempre hay que sacar la sonrisa a los niños. En el bus es lo más divertido, porque nos ponemos a bailar a pesar del cansancio. Todo es muy bonito.

Se ha hecho una comunidad, una amistad…

Claro que sí. Hemos hecho un bonito grupo.

¿Qué esperas para el corso este domingo?

Que haya un montón de personas. Siento que los turistas y las personas que van a ver el festival por primera vez van a ver uno bien hecho y se van a divertir mucho.

¿Qué sigue después?

Participar en las obras benéficas y no descuidar mis estudios.

Video Recomendado