Luis Sergio, asedio a los mapuches

Imágenes. Fotógrafo peruano actualmente expone en el Museo de Arte Precolombino e Indígena de Montevideo.

Rituales. Indígenas mapuches en tránsito hacia su fiesta.

Rituales. Indígenas mapuches en tránsito hacia su fiesta.

La República
29 08 2019 | 05:42h

Por: Pedro Escribano

Hace veinte años, Luis Sergio Flores era un muchacho que llegó como practicante de fotografía a esta casa editora. Como todos sus compañeros salía de comisiones a darse trompicones con la realidad, ya sea en una marcha de protesta, en un trágico accidente, el duro oficio del fotoperiodista. Pero un día, como quien guardas cartas secretas, me muestra una serie de fotografías extrañas, abstractas. En ellas, Luis Sergio buscaba formas y texturas en la piel oscura de una piedra, en el espejo de un charco, en la corteza de un árbol o en las figuras fugaces de las nubes. Quería descubrir detalles, aquellos que seguro son invisibles a los ojos, pero no así a la sensibilidad.

Así, otro día, arma un dossier, pide que le escriba algunas líneas y busca ayuda en sus amigos, pues había decidido viajar a Buenos Aires a hacerse fotógrafo. En Lima solo tenía a sus abuelos, con quienes había crecido, las únicas anclas en su existencia (justo ahora que retornó a Lima no solo fue un invitado por el Mes de la Fotografía sino, coincidió también, con la muerte de su mamá grande).

PUEDES VER Sala de parto presenta: “La terapeuta: dolor y memoria”

Tuvo suerte y buen ojo. En el 2000 fue becado para estudiar en la Escuela Argentina de Fotografía, EAF. En 2002, se trasladó a vivir a Chile, en donde cursó un Taller de edición fotográfica en la Universidad Católica de Chile en 2008. El año 2014, obtuvo la nacionalidad chilena y desde entonces es peruano-chileno.

“Pero dentro hierve el Perú. Mis ojos han mirado de cerca su vida, sus costumbres y sus entrañas”, dice.

Y es que Luis Sergio cuando estuvo aquí se aventuró a hacer reportajes fotográficos sobre los comensales de gatos, en Chincha o también, otros, más dramáticos e intensos, como hizo en “Clase E: La Sociedad Olvidada”, en el marco de la Bienal de Fotografía Lima 2012, una serie de imágenes de ciudadanos de la periferia.

PUEDES VER La inolvidable estampa de Jorge Basadre a 90 años de la Reincorporación de Tacna al Perú

Ahora, antes de venir a Lima a presentar su libro de fotografía Mapuche, en Montevideo inauguró “Pu Mapuche” (“Los mapuches”) en el Museo de Arte Precolombino e Indígena de Montevideo.

La muestra consiste en una serie de imágenes de diez años de acercamiento y convivencia con los indígenas chilenos.

“Con este trabajo intentó retratar a los mapuches en su totalidad, abarcando sus costumbres, ritos, su cotidianidad y también sus adversidades. Siempre tuve la inquietud de cómo era su vida hoy en día, quise demostrar que es un pueblo muy vivo y orgulloso de sus raíces. Este trabajo lo planteó como un regalo para las generaciones futuras, he tratado de hacerlo como un reflejo fiel a ellos”, señala.

PUEDES VER Salman Rushdie: Un don Quijote en los tiempos de Trump

Fue un proceso largo y de paciencia. Primero, optó ganarse su confianza, convivir con ellos, participar en sus reuniones, pero sin incomodarlos. Segundo, no desistir en el proyecto.

“Siempre busqué que se olvidarán de la cámara y que todo fluyera. El proceso duró diez años. Creo que, si no hubiera respetado sus tiempos, no hubiera alcanzado la intimidad que logré con ellos, que me permitió hacer las fotografías que hice”, afirma Luis Sergio.

¿Y siempre en blanco y negro?

Sí, es mi manera de acercarme a la periferia. La estética de lo marginal transgrede lo bello, intenta defender lo humilde, es honesto y también crudo. Es echar luz a esa realidad que lacera.

Video Recomendado