Poeta Jorge Eduardo Eielson

Carlos Estacio
16 Abr 2019 | 1:00 h

Puntos de vista.

El arte de anudar

Sergio Luján, estudiante de Literatura (UNMSM).

Multiexpresivo como pocos artistas, Jorge Eduardo Eielson (1924-2006) no solo cultivó el arte de la escritura, sino también la plástica y la performance. Imbuido en cualquier ámbito, siempre trató de desacomodar la idea de concebir la palabra como único vehículo de expresión. Alumno de Arguedas, Eielson dejó un vasto legado que nos cuestiona y conduce a un aprendizaje crítico. Tal vez lo recordemos por sus poemas o por sus instalaciones, por su narrativa o por sus pinturas; sin embargo, todo ello se condensa en un nudo henchido de significados que se tejen lentamente. Estamos, sin duda, frente a un ser humano transcultural que alcanzó una dimensión cósmica con su arte.

 

Y si dijera una palabra…

Alex Hurtado, estudiante de Literatura (UNMSM).

Poeta incendiario y visual. Jorge Eduardo Eielson no solo abordó la labor poética desde los límites del lenguaje, sino también del de las artes. Sus nudos, expresiones artísticas de culto en el mundo e inspiradas en el quipu, no se limitan a este plano. El anudamiento en su obra poética permite la apropiación de la totalidad de su visión del mundo. Se vale de estos nudos para ahorcar el lenguaje y encontrar los límites de sus significados; la palabra es desnudada y desmembrada, como lo es también el cuerpo del hombre moderno en muchos de sus poemas, para indagar en lo múltiple del universo a través de ellos. La exploración del mundo que lo rodea se convierte, así, una obra de arte.

Video Recomendado