EN VIVO - ¡Boca Juniors campeón de la Copa Argentina! Vencieron 5-4 a Talleres en penales

Perú en las Cortes de Cádiz, una mirada a la independencia

La Republica
Renzo Caparachin

Rescate. Libertad de imprenta, ciudadanía española para todos los peruanos, abolición del tributo indígena y de la Santa Inquisición fueron algunos de los aportes de nueva Constitución.

Por: María Morales Isla

Nueve años antes de que don José de San Martín proclamara la independencia en la Plaza Mayor de Lima, los peruanos recibieron con sorpresa y júbilo una nueva Constitución redactada en la metrópoli, más precisamente en Cádiz, y conocida como “La Pepa” porque fue promulgada el 19 de marzo de 1812, día del Padre y festividad de San José. 

“La Pepa” fue, además, la primera Constitución de España e irradió a los virreinatos de todo el imperio. Al Perú llegó meses después, en los primeros días de octubre de 1812, e incentivó las ideas independentistas en toda la América española.

PUEDES VER: ARCO, éxitos gracias a arte de Perú y Latinoamérica

Todo empezó en 1808 con la invasión de las tropas francesas a España. Napoleón logró que los reyes Carlos IV y Fernando VII abdicaran a favor de su hermano José Bonaparte, quien es proclamado rey de España y de las Indias. No obstante, el pueblo español no reconoció al nuevo gobierno y crearon juntas nacionales y locales, que estuvieron subordinadas a la Junta Central Suprema. Esta convocó las Cortes de Cádiz

La crisis política española generó que al otro lado del océano los criollos de distintos países de Hispanoamérica comenzaran a rondar en una idea independentista. Gozaron de la desintegración y el no rendirle cuentas a nadie. Así, el virreinato anticiparía su eclipse.  

Perú en las Cortes de Cádiz

Desde España, la Junta Central Suprema reunió por primera vez a personalidades de provincias y regiones de América, para la creación de un régimen político. Esta vez pensado en la Nación, no en la monarquía. 

En la redacción y elaboración de las nuevas leyes participaron diputados peruanos que vivían en España. Entre ellos, Vicente Morales Duárez, quien integró la comisión que redactó la Constitución de 1812. Ramón Olaguer Feliú, subteniente del Ejército. Blas Ostolaza, capellán de Honor y confesor del rey; y Antonio Suazo, brigadier de los Reales Ejércitos. 

Sin embargo, una de las figuras que más resaltaron dentro de la comisión fue un indio noble, Dionisio Uchu Inca Yupanqui, que expresó un discurso a favor de los indígenas. “Yo, en nombre del imperio de los Quechuas, al que la naturaleza me ligó con altas relaciones (...), por una providencia tan sabia y liberal, ni puedo desentenderme del interés que me cabe en que tenga pronta y expedita ejecución el decreto de ley de abolición del tributo”, frase que se expone en la muestra del Congreso. El discurso motivó la eliminación de la mita y el tributo indígena. 

Libertad de imprenta

Otro de los decretos de las Cortes de Cádiz fue la libertad de expresión, que dio origen a la prensa escrita de El Peruano, El Diario Secreto de Lima, El Satélite y El Argos Constitucional. A pesar de la oposición del virrey Abascal, que examinaba los escritos, los diarios daban cuenta de los acontecimientos políticos del momento. Cumplieron un papel fundamental en la difusión de nuevas ideas. 

PUEDES VER: El universo artístico de Óscar Corcuera

Con una nueva Constitución y la proliferación de ideas independentistas, se organizaron diversas rebeliones, como las de los hermanos Pumacahua y Angulo, pero fueron derrotados en el Cusco, en 1815. 

Si bien la promulgación trajo consigo nuevas reformas a nuestro país, esta Constitución se abolió en 1814. El pequeño gozo de libertad se erradicó con el regreso al poder de Fernando VII. El rey firmó un decreto que no reconocía a “La Pepa”. La declaró nula y sin efecto, por lo que el sueño libertario se convirtió en pesadilla. 

Las Cortes fueron el inicio de una conciencia nacional independentista.