¿'Bohemian Rhapsody’ podría ganar el Óscar a ‘Mejor Película’? [VIDEO]

La República
16 Ene 2019 | 6:06 h

La cinta sobre Freddie Mercury fue la gran sorpresa de los ‘Globos de Oro’, pero su camino a ganar la estatuilla dorada podría desvanecerse.

Dirección: Bryan Singer
Guion: Anthony McCarten (Historia: Anthony McCarten, Peter Morgan)
Música: John Ottman (Canciones: Queen)
Fotografía: Newton Thomas Sigel
Reparto: Rami Malek,  Joseph Mazzello,  Ben Hardy,  Gwilym Lee,  Lucy Boynton,  Aidan Gillen, Tom Hollander,  Mike Myers,  Allen Leech,  Aaron McCusker,  Jess Radomska, Max Bennett,  Michelle Duncan,  Ace Bhatti,  Charlotte Sharland.

También puedes leer: Las mejores películas del 2018

Sinopsis:

Freddie Mercury, vocalista del grupo Queen, tiene una vida de excesos y descontrol que pone en peligro la carrera de sus compañeros. La banda deberá encontrar la forma de permanecer junto mientras navegan por sus años más exitosos.

Crítica:

‘Bohemian Rhapsody’ era una película esperada y deseada por millones de fanáticos de la mítica banda ‘Queen’. La idea de filmarla empezó a gestarse desde el 2010, pero hubieron varias complicaciones que retrasaron el proyecto, viendo la luz, recién, en noviembre del 2018. Después de 8 años de preproducción.

El largo camino para plasmar la vida de un genio musical como Freddie Mercury siempre generó expectativas, y ver su historia en cartelera un sueño hecho realidad. Pero, pero, pero…¿está a la altura de Mercury?, ¿es digna de Farrokh Bulsara?; el resultado final ha dividido a conocedores del grupo británico y entusiastas del boom marketero de la cinta. 

Para empezar, la película no es perfecta ni realista. El guion no interioriza sobre la vida de Freddie ni mucho menos de los integrantes de la banda. Tranquilamente podemos ver la vida de un cantante, equis, queriendo tener fama, pierde a sus amigos, a su interés amoroso, hasta que por fin obtiene la redención, ¿Te suena?, ¡Boom!, eso es ‘Bohemian Rhapsody’. La cinta es un cúmulo de clichés bien dirigidos para un público light. Tan light que pueden verlo mayores de 13 años. Es decir, menores de edad. 

El problema fue que hubieron dos guionistas, cada uno con diferentes enfoques sobre Mercury. Primero, el guion del filme iba ser escrito por el londinense Peter Morgan (El último rey de Escocia), pero en el 2015, el neozelandés Anthony McCarten (La teoría del todo, Darkest Hour) terminaría con el libreto sumando las ideas de Morgan. Dos cerebros, dos percepciones distintas y dos guiones mezclados como Frankenstein en un guion que quiso mezclar varias historias sin pulir ninguna.

La película cuenta una fantasía para dejar ‘bien’ a un Freddie y a un grupo que dentro de sus tropelías vivieron unidos. La historia por todos los lados se siente falsa. Nunca hubo un quiebre ni menos una separación dramática de Queen. Por otro lado, el film toma la enfermedad de Mercury como excusa para la supuesta unión de la banda antes del ‘Live Aid’ en 1985, MENTIRA. No fue hasta dos años después del festival que recién diera positivo en la prueba de VIH, según Jim Hutton, su novio. 

Por cierto, Hutton fue quien convivió más años con Mercury y lo acompañó hasta el día de su muerte, pero casi toda la película se habla de la relación que tuvo con su novia, Mary Austin. Muchos han acusado esto como un ‘straight-washing’ (minimizar los aspectos LGTBQ). Levantando la polémica por el intento de resaltar la bisexualidad de un Freddie que nunca se etiquetó, y tampoco le interesó hacerlo. 

Freddie Mercury como digna estrella del rock vivió como quiso, sin esperar la aprobación de nadie, en medio de drogas y sexo. Este biopic se ha acomodado a la censura y no ha presentado a la verdadera esencia de Mercury. Una cinta que se ha hecho con el antojo de un grupo de personas, sin aportar nada a la leyenda musical.

Y si el guion tuvo problemas, en la dirección también. La cinta contó con dos directores, Bryan Singer y Dexter Fletcher. En diciembre de 2017, la 20 Century Fox separó de sus funciones a Singer por “comportamientos no profesionales”. Al parecer, el director se ausentaba y dejaba sus funciones al encargado de fotografía. Fletcher asumió el cargo de un barco que parecía hundirse y terminó de grabar varias escenas, estando  presente en la postproducción de la película.

En los créditos solo aparece Singer por un tema de reglas. El Sindicato de Directores de Estados Unidos sólo permite que una cinta pueda contar con la visión de un único director, a menos que hayan hecho todo el proceso juntos como en el caso de Ethan y Joe Coen, por ejemplo. 

Todo esto ha originado que la película tenga vacíos en la narrativa y una visión no tan clara de quién fue Freddie ni el grupo. 

¿El largometraje es malo?- No- ¿Lo mejor? - Rami Malek. La actuación de Malek supera todo lo que se ve en el film, no llega a mimetizarse con Freddie Mercury, pero su perseverancia en el papel logra que te interese la historia. El recuerdo de Mercury desaparece, poco a poco, en la espera de ver el encanto, la picardía y su seguridad en el escenario; dando paso a un Rami Malek inspirado en una versión propia del líder de Queen. 

Ahora, ‘Bohemian Rhapsody’ ganó el ‘Globo de Oro’ a Mejor película dramática, ¿pero se lo merece?, y ¿podrá ganar el ‘Óscar’ a Mejor película?... La respuesta es:¡NO! y quizás. 

Las estadísticas están en su contra. Los ganadores de los ‘Globos de Oro’ suelen recibir una nominación a ‘Mejor Película’ en los premios de ‘La Academia’, pero en los últimos diez años, sólo cinco se han llevado el ‘Óscar’ en esta categoría. Es decir, ‘Bohemian Rhapsody’ tendrá un sitio entre los nominados, pero es bastante probable que no se lleve la estatuilla. Y siendo sinceros no se lo merece. 

Por otro lado, el efecto ‘Roma’ está arrasando en todos los premios cinematográficos que se encuentran en carrera. Aún no se sabe que pueda ocurrir con la cinta de Cuarón en los Óscar, pero en los ‘Critics Choice Awards 2019’ ganó en ‘Mejor Película’, ‘Mejor película extranjera’ y a ‘Mejor Director’. La carrera del biopic de Freddie Mercury se ve cada vez más relegada en las premiaciones.

No hay que olvidar que solo noventa miembros de la ‘Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood’ votan en los ‘Globos de Oro’, a diferencia de los casi 8.000 de los ‘Oscars’. 

‘Bohemian Rhapsody’ es el filme biográfico musical más taquillero de la historia del cine. Esto ha hecho que la cinta crezca en las premiaciones por un tema de marketing más que por un tema de calidad. El motivo es simple, los números de audiencia, cada año, van bajando de manera estrepitosa en las grandes premiaciones como el ‘Óscar’ y los ‘Globos de Oro’, por eso , películas de dudosas calidad han estado entre los nominados por el solo hecho de mantener a lo espectadores.
 
Es más ‘La Academia’ el año pasado anunció una nueva categoría llamada ‘Mejor película popular’ no fue introducida en la edición actual por las severas críticas que obtuvo alrededor del mundo. Así de desesperados están. 

Ojo, ‘Bohemian Rhapsody’ no es mala, es entretenida y disfrutable, pero la calidad de películas como ‘Roma’,  ‘La favorita’, ‘Green Book’, ‘Nace una estrella’, etc, son indiscutibles para las premiaciones de este año y merecedoras justas de ser ganadoras. 

’Bohemian Rhapsody’ del 1 al 10, tiene un merecido, 7. 
 

Video Recomendado