Biblioteca breve

Nataly Villena, sus cuentos en tránsito y de paraderos

La escritora Nataly Villena ha publicado Nosotros que vamos ligeros (Ed. Animal de Invierno), un conjunto de ocho cuentos. En ellos narra la ansiada búsqueda de sus personajes por alcanzar una respuesta y, así, aliviar los tormentos y las tensiones que transcurren durante el camino. Con una prosa sencilla, la autora nos introduce en los temores de los protagonistas que están de paso.

La trama de los relatos fluye en espacios de tránsito. Los pensamientos y recuerdos, que discurren rápidamente, nos describen los anhelos y soledades de los personajes cuyos lugares son otros. Existe una nostalgia por el sitio que se ha dejado atrás.

Los cuentos “Bis” y “Primera vez” retratan la vida de latinos en Europa que son sometidos a la angustia y al extravío en distintas magnitudes. En “Un viaje al Great Glen”, “El reencuentro” y “Umbral”, los protagonistas buscan aferrarse a sus nuevos lugares, construir nuevas vidas, nombres e identidades.

“Dios nos guía” y “Autopista 1” son relatos bien logrados que retratan, además, a manera de tensión, un choque cultural y generacional.

Los personajes de estos cuentos huyen y las adversidades que atraviesan podrían desviar su rumbo por momentos. Villena confirma, con este libro, que es capaz de conducirnos por una ruta hacia sus nuevas historias.

La poética de los acosadores según la furia de S. Elkin

Stanley Elkin (Nueva York, 1930-1995) es considerado una de las voces más importantes de la narrativa norteamericana del siglo pasado, pero debido a su tardío descubrimiento, por la traducción de su obra, demoró en llegar a nuestro idioma para poder apreciar su genio y su importante aporte en el cuento moderno.

Su obra más reconocida, Poética para acosadores (Contra, 2018), conlleva un rescate literario de nueva piezas, publicadas originalmente en 1965 y que muestran una mirada particular de la comunidad judía de Nueva York, con la utilización de términos yiddih, que a manera de argot le brinda una significancia particular a su obra.

En ella podemos encontrar relatos que buscan quebrantar la forma y situación de personajes en estados límite o descreídos de un mundo que parece no pertenecerles. Con frases certeras, Elkin nos conduce por historias de purgatorio y redención en donde se mezclan las mejores virtudes de Kafka o William Faulkner.

Su obra recorre una importante mirada sobre la migración judía en el suburbio de EEUU, en lugares donde los estereotipos o características negativas empiezan a resaltar, para brindarnos miradas interiores de mundos aterrados, donde la moral y la situación de la realidad son constantemente puestos en cuestionamientos.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO